PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
julio 14, 2024

, ,

Poncho de los Ríos, detrás del primer unicornio regio

Tenía 18 años cuando él y su socio lanzaron una solución tecnológica que buscaba sanar los ‘dolores’ del sector logístico en Latinoamérica. Lo hicieron tan bien que 6,000 empresas han confiado en su plataforma digital para rastrear envíos, gestionar documentación y optimizar sus operaciones.

Por

Todo comenzó con un niño que, desde pequeño, supo que su futuro estaba en la programación informática. 

“Fui afortunado”, dice Alfonso de los Ríos, conocido en lo público y en lo privado como Poncho de los Ríos.

A los 11 años dio sus primeros pasos en el desarrollo de aplicaciones, websites y  videojuegos. Tomaba cursos y lo demás lo resolvía con tutoriales de YouTube.

Esas aspiraciones infantiles rebasaron cualquier pronóstico. A los 18 años cofundó Nowports, la startup de logística que, en el 2022, se convirtió en el primer unicornio de Monterrey, al alcanzar una valuación de mil 100 millones de dólares tras una ronda de financiamiento encabezada por el Latin America Fund de SoftBank.

Es el cofundador más joven de un unicornio en Latinoamérica y su empresa es el primer unicornio logitech (compañías que suman logística y tecnología) de Hispanoamérica. Hoy, Nowports, donde Poncho funge como CEO, a sus 25 años, opera en 9 países de Latinoamérica, con alrededor de 450 empleados, y proyecta una expansión ilimitada.

EL ORIGEN

En Palo Alto, California, a donde había emigrado tras dejar la universidad para trabajar temporalmente en una startup, Poncho conoció en un campamento de la Universidad de Stanford a su socio, el uruguayo Maximiliano Casal, un ingeniero de software con experiencia internacional en procesos y planeación de proyectos. Fue la alianza perfecta, 100% geek, para desarrollar el primer agente de carga digital de la región.

La elección del giro no fue casualidad. La mamá de Poncho tuvo por años un negocio de logística tradicional, de tal suerte que él conocía de primera mano las áreas de oportunidad del sector, que había permanecido sin evolución por mucho tiempo. 

Fue así como crearon el primer prototipo para digitalizar y automatizar los procesos, de acuerdo a necesidades que tan bien conocían. Ubicar la carga en tiempo real, por ejemplo, fue un problema que resolvieron con la tecnología GPS.

“Cuando empezamos nos sentíamos muy emocionados por la necesidad que estábamos atacando, pero no necesariamente sabíamos que íbamos a tener la fortuna de convertirnos en una empresa valuada en más de mil millones de dólares”, cuenta Poncho de los Ríos.

TE RECOMENDAMOS | Francisco Macedo: Unificador de Comunidades mediante Tecnología Innovadora

Escuchar al cliente

De forma figurada, el rascacielos que hoy es Nowports se construyó de piedra en piedra. De un proyecto de digitalización se convirtió en un sistema operativo para dar respuesta a todos los requerimientos del giro, desde temas de financiamiento hasta seguros de carga.

¿Qué hizo la diferencia? Poncho cree que la visión y la cercanía con los clientes: escucharlos y convertirse en un aliado estratégico.

“Ellos nos marcaron la pauta de hacia dónde teníamos que dirigirnos, fue una pirámide que fuimos escalando”, señala. 

DE RETOS Y RENUNCIAS

Poncho y su socio, quien es el director de operaciones de Nowports, están conscientes de que convertirse en una empresa unicornio fue una etapa y que vendrán otras más. Por eso, destaca que una de las velas de su nave es la resiliencia.

“Ha sido clave para seguir creciendo, pero también para sobrevivir ante tanta turbulencia que pueden vivir las startups”, dice

Hacer de Nowports un jugador que aporte valor desde el día uno ha sido la consigna de Poncho y Maximiliano, no sólo con las aceleradoras e inversionistas, sino también con los clientes y toda aquella persona que confíe en ellos.

Su juventud no ha sido un impedimento para generar confianza. Se ha rodeado de un gran equipo, a los que llama newporters, que se distingue por ser multigeneracional. En el equipo de management, él es el integrante de menos edad y el siguiente elemento le lleva más de 10 años.

Las renuncias

Poncho reconoce que ha sacrificado horas de sueño y diversión, pero aclara que es parte del ‘contrato’ que va implícito al arrancar una compañía. Está bien, dice, siempre y cuando se haga de manera consciente, lo cual es su caso.

“Cuando alguien decide ser empresario o emprendedor creo que renuncia a las fiestas, a los amigos, a las bodas, obviamente con su balanza y sus excepciones, pero en lo general va a ser difícil estar disponible la mayor parte del tiempo”, agrega.

Entre las figuras que más admira, además de sus padres, están Richard Branson, el multimillonario británico a quien conoció hace un par de años, así como a José Antonio Fernández Carbajal, Presidente del Consejo de Administración de FEMSA, y Ricardo Salinas Pliego, fundador y presidente de Grupo Salinas.

“Me gusta inspirarme en los empresarios y extraer lo que más me gusta de cada uno de ellos, aunque me queda claro que no hay figuras perfectas”, dice.

Como emprendedor, lo que más disfruta es la exposición diaria a distintos problemas y la capacidad de lograr un impacto positivo en su equipo de trabajo y en las 6,000 empresas que han confiado en su compañía.

Poncho de los Ríos aspira a que Nowports se convierta en el principal sistema operativo para conectar a Latinoamérica con el mundo, para importar y exportar con mayor facilidad.

Ya están haciendo lo necesario para que suceda. Y sin duda, a esta historia, donde no hay más magia que la pasión, la visión y el enfoque, aún le quedan muchos capítulos.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO