Todos somos hacedores: El arte de Mariela Cerámica

Con tan solo 29 años, Mariela Gutiérrez Arsuaga ha podido posicionar su arte en dos concept stores de altura; una ubicada en Yucatán y la otra en la Ciudad de México. 

Por

La calle Candela esquina con Distrito Federal alberga el espacio creado por Mariela: Mariela Cerámica, su open studio ubicado en la colonia República Oriente transmite paz, tranquilidad y limpieza. 

Sobre la pared puedes observar algunas de las piezas de la artista oriunda de Saltillo, egresada de la carrera de  Diseño Industrial de El Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Con tan solo 29 años, Mariela Gutiérrez Arsuaga ha podido posicionar su arte en dos concept stores de altura; una ubicada en Yucatán y la otra en la Ciudad de México. 

Además de contar con 4 años de trayectoria en el mundo de la cerámica en la ciudad de Saltillo, y una exposición dentro del emblemático bar Cerdo de Babel, que se ubica en el centro histórico de nuestra ciudad. 

En entrevista exclusiva para PLAYERS OF LIFE, Mariela nos cuenta su viaje en la cerámica  hasta el día de hoy. 

¿Cuándo fue tu primer contacto con la cerámica?

Siempre que me hacen esa pregunta, les digo que yo creo que la cerámica llegó a mi. Literal me dieron un circular para clases extracurriculares en la universidad de difusión cultural y ya ví que había de cerámica, canto, baile, expresión musical. 

Y extrañamente en el plan de estudios de Diseño Industrial está la materia de cerámica pero a mi en mi plan de estudios no me tocó esa materia. Pero después tuve la oportunidad de irme a estudiar a Florencia y ahí metí como materia de tópicos, cerámica. Entonces también estudié un poquito de cerámica por allá, luego regresé y seguí con clases pero en un taller de Monterrey que se llama “Tres piedras”; estuve 2 meses y despuesito de eso me gradué, me vine a vivir a Saltillo, tuve mi primer trabajo y ahorré y compré mi horno. 

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN: Dany Espinoza: Construyendo un mundo incluyente

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN: El Sarape de María Vencata: De Saltillo para el mundo

¿Cuál fue tu primer trabajo?

En Avemed, la verdad nada que ver. Estaba en lo administrativo y creo que un poco de comunicación. Al principio me quejaba de haber perdido 2 años trabajando ahí, pero después me di cuenta que me había servido mucho. Para empezar conocí a muchas personas muy interesantes y aparte estaba en lo administrativo y comunicación y me tocó mucho hablar con talleristas, y con alumnos. Entonces ahí aprendí cómo llegar a la gente. 

También me tocó organizar diplomados y talleres, experiencia que hoy aplico en mi día a día con mi estudio. 

La joyería que tengo la vendo aquí en Saltillo,se contactan conmigo y yo hago las entregas. En la Ciudad de México tengo mis piezas en una Concept Store que se llama HOME MX y en Mérida en otra tienda que se llama Poemática Concept House.

La joyería de Mariela es una colección que se lanzó en el año 2017, y la puedes comprar directamente desde su sitio web: marielaceramica.com 

¿Por qué la cerámica?

Yo creo que ya no lo he soltado porque me gusta mucho. Obviamente ha habido altos y bajos, creo que una parte importante de mi proceso es darme cuenta que no tienes que tener todo resuelto en un principio.

El mundo de la cerámica es gigante, muchas personas se acercan y te preguntan ¿por qué no haces esto?, y después tú misma estás cuestionando lo mismo.

La verdad si quisieras hacer todo lo que se puede experimentar con este material, sería muy difícil.

Lo que me gusta de la cerámica es ir encontrando ese camino, ir descubriendo técnicas y texturas.

¿Cómo fue tu exposición en el Cerdo de Babel?

Increíble. La verdad no sabía qué exponer, nunca lo había hecho,no me había expuesto y me acuerdo que yo tenía todo un plan.

Decía “así voy a hacer esta pieza,y esta otra así”, y justo cuando vino Ana Gómez al taller y Federico Jordán les conté,y me dijeron “A ver espera, empieza con una pieza y después piensa qué significa para ti y hacia dónde te va a llevar.

Entonces cuando empecé a hacer la primera pieza ahí empezaron a surgir otras preguntas y fue una introspección. Fue como conocerme y justo saber porque me gusta hacer cerámica.

Estos cuadros representan a mi familia; yo soy la más chiquita de mi familia y tengo cuatro hermanos y en mi casa todo lo hacen ellos mismos.

Si necesitan una mesa, mi papá la hace, a mi mamá le encanta la jardinería y todo el tiempo están haciendo algo,a mi familia le encanta hacer cosas.Entonces creo que de ahí sale como el querer hacer cosas y a partir de ahí.

A todo el mundo nos encanta hacer cosas porque lo he visto en mi taller cuando vienen a tomar clases. Creen que no podrán, pero al terminar una pieza se ponen felices. Eso es lo que más disfruto del taller.

¿De dónde vienen ‘Los hacedores’?

Disfruto hacer las cosas desde cero. En parte por eso me gusta la cerámica.
Pienso que es derivado de lo que vi en mi casa, donde muchas cosas son hechas desde cero: desde mermeladas, cajetas, y pasteles, hasta muebles, juguetes y cosas de jardinería.
Recuerdo a mi familia siempre haciendo cosas, mis papás, mi hermana y 2 hermanos, “los hacedores”.

Cada cuadro representa cualidades que veo en ellos, ellos que con su hacer me enseñaron a ser.

¿Cómo describirías tu lado creativo?

Mi lado creativo, sale cuando estoy calmada generalmente soy una persona muy activa y cuando estoy calmada o sola, ahí es de donde sale la inspiración, de hecho rara vez me pongo a construir rodeada de personas.

Es mi momento de escucharme y autoanalizarse. Me gusta crear mis piezas en silencio, solo conmigo misma. 

Siento que si estoy haciendo una pieza frente a otra persona, pareciera como si se la estuviera haciendo a ella, entonces me llegan pensamientos como: ¿Qué les gustará?, o sea, sin querer. Me he cachado. 

Entonces mi lado creativo es más estar sola escuchándome a mí, siento que estas olas es donde me salen las ideas más creativas.

Vino, cerámica y amigos

Mariela cuenta con cursos de introducción a la cerámica pero también tiene una modalidad muy divertida que lleva por nombre “Vino, cerámica y amigos”, en donde puedes apartar el estudio para trabajar en compañía de tus amigos, crear una pieza y disfrutar de vino y comida. 

Luego también se arma el chismecito, como nadie se conoce entonces está padre porque de repente después de un tiempo empiezan a platicar entre los mismos del grupo

¿Qué es lo más difícil de la cerámica?

Cuando las cosas salen mal, cuando explotan las piezas en el horno y tenías que entregar ya o cuando es una pieza de una alumna.

Explicarle a un cliente que explotó su pedido también es complicado, incluso para los alumnos, ver que su pieza “no salió”.

Por eso es importante explicar el proceso cerámico, es en lo que me concentro en mi taller a través de los cursos que se dan. 

Al final del día es mi trabajo, y si quiero tener ese modelo de negocios necesito explicar bien y tener reglas sino todo se comienza a desordenar.

¿Cómo llegaste a la CDMX?

La verdad fue justo por estas fechas del año pasado que Daniel (su esposo) y yo nos fuimos de vacaciones a la Ciudad de México y llevábamos una lista de lugares para vender mi producto, no fue fácil y la verdad solo logramos venderla en una tienda.

Después el contacto con la concept store de Mérida fue por redes sociales.

Mariela se considera una mujer energética, su personalidad está plasmada en cada una de sus piezas y en su espacio con tonalidades cálidas.

La joven de 29 años nos relata que no ha sido un camino fácil el dedicarse a ser artesana de cerámica pero que es algo que disfruta mucho.

También considera que hace falta difusión para conocer a la serie de artesanos coahuilenses que siguen rescatando el arte de la cerámica.

LO QUE DEBES DE SABER DE MARIELA

  • Estudió Diseño Industrial en el ITESM
  • Su signo zodiacal es Aries
  • Es amante de los gatos y tiene una gatita que se llama “Chela”
  • En sus planes para el próximo año es lanzar una nueva colección de joyería de cerámica
  • Su primera exposición en solo fue en Abril en el Cerdo de Babel, en el centro histórico
  • Una de sus fuentes de inspiración es la ceramista Emily Parker

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO