El Sarape de María Vencata: De Saltillo para el mundo

Sin pretender seguir con la tradición familiar de los hilos y el estambre, Dulce Esmeralda Tobías Palomo, mejor conocida por clientes y amigos como María Vencata ha logrado llevar su talento a la Milano Jewelry Week.

Por

Sin pretender seguir con la tradición familiar de los hilos y el estambre, Dulce Esmeralda Tobías Palomo, mejor conocida por clientes y amigos como María Vencata ha logrado llevar su talento a la Milano Jewelry Week, en entrevista EXCLUSIVA para PLAYERS of Life Saltillo nos contó toda su trayectoría hasta el día de hoy. 

María Vencata nos recibe con una sonrisa en una casa cálida llena de hilos, estambres y máquinas de coser, mientras su madre trabaja arduamente en una pieza nos da las buenas tardes. 

Subimos al segundo piso y entramos al mundo de Dulce Esmeralda: Un telar de madera que sostiene cientos de hilos de colores desérticos a lado de un maniquí y de dos máquinas de coser, nos dan un vistazo a la historia que estamos a punto de escuchar. 

Antes de hablar de su más reciente éxito, la presentación de una pieza en colaboración con la diseñadora de joyas mexicana Paulina Meza, oriunda de Coahuila en la Milano Jewelry Week, queremos que conozcas más de la historia de Dulce Esmeralda. 

Cuéntanos, ¿quién es María Vencata?

Es como mi alter ego, muchos amigos y clientes ya me dicen así. Una amiga me dijo, “es que tu creas un estilo, María Vencata es tu forma de ser, tu forma de vestir, como hablas, como piensas”, y yo estoy totalmente de acuerdo con ella. 

Dulce nos cuenta que dentro del círculo de mujeres a donde pertenece, comparten mucho la palabra entre las integrantes  y entre todo el grupo la han definido como una persona con pensamiento diferente. 

“María Vencata engloba mi estilo” 

El nombre de María viene de mi mamá, o sea mis raíces. Mi mamá teje un montón, tengo muchas piezas hechas por ella, que las adoro. Son como mi tesoro. 

Mucho tiempo mi marca se llamó María pero como siempre escribo, a todos lados cargo mi libreta para tomar apuntes entonces un día iba caminando con unos amigos y me tropecé con una banqueta, yo quise decir banqueta pero dije Vencata y nos atacamos de risa. 

Entonces anoté la palabra Vencata en mi libreta, y al pasar los años la volví a leer y se me iluminó la cabeza, dije “María Vencata”, y así se quedó. Me gustó mucho.

“En el 2015 encontré la palabra que le faltaba a María para complementar el nombre de la marca”

Costurera de corazón

Los inicios de Dulce Esmeralda no se dieron en el Sarape, la joven artesana originaria de Saltillo, Coahuila inició a los 15 años en la costura, nos cuenta que su mamá la inscribió a un curso de verano. 

“Yo estudié corte y confección con Gudelia, hasta tenía el libro, pero la escuela ya desapareció”

La Academia de corte y confección Moncada Gudelia fue fundada en 1925 en el centro histórico de Saltillo, era una de las más reconocidas del estado. 

“Me gustaban mucho las clases porque aprendí a hacer mis propias mochilas y bolsas, entonces tenía muchas de todos colores para combinar con mis atuendos”.

De la costura al sarape, ¿cómo llegaste?

Primero entré a un curso sabatino durante 4 años, mientras hacía ese curso entré a la escuela del sarape, después me quedé 3 años en el área de producción del sarape. 

A los dos años y medio de estar en la escuela del sarape me compré mi telar y me lo traje a mi casa. 

“Tengo un poco más de 8 años haciendo sarape”, relata la artesana ganadora del premio estatal “Mis oficios, mis manos” en la categoría de Tejido de Textiles en 2020.

Del sentimiento surge la creatividad

La creadora de chamarras únicas con sarape nos compartió que sus diseños dependen mucho de su estado de ánimo. 

“Mi inspiración y creatividad se basa en las emociones,cuando ando más enérgica hago diseños con otros colores y cuando estoy desanimada a veces ni me subo a crear cosas al telar”

“Para mi, estar en el telar me ayuda a asentar los pensamientos, me transmite mucha paz, aunque también es un acertijo, tienes que pensar muy bien a la hora de crear, contar hilos, requiere concentración”

“ Estar en el telar es hilar los pensamientos e irlos soltando a través de cada pasada”

¿Cuándo decidiste que querías ser artesana?

Pues desde que entré a la escuela del Sarape, una amiga me inscribió, me dijo “oye están dando clases para tejer, de telar”. Y como ella y yo siempre tuvimos gustos muy parecidos por los textiles y la moda, sabía que me interesaría la escuela del sarape. 

Fui a ver lo del tema de las inscripciones un viernes y para el lunes ya estaba sentada tomando mi primera clase. La verdad me gustó mucho y ya, ahí me quedé. 

Fue muy fácil para mi porque como siempre se me ha dado trabajar con las manos, por la costura, el telar fue hecho para mi. 

“Mi mas grande inspiración es mi mamá, todo el día la veo creando piezas, nunca se cansa”

¿Entre costura y telas?

El telar, con el telar puedo crear las telas desde cero. 

¿Cómo coincidiste con Paulina Meza?

Yo conocí a Paulina en la CDMX durante una expo venta en la Avenida Masaryk, al final de las actividades nos juntamos las más jóvenes del grupo para salir y ahí hicimos una bonita amistad. 

En 2018 el estado de Coahuila fue invitado al programa #PuntoMexico en donde se realizó una Expo – Venta de piezas únicas en plata fina en la famosa Av. Masaryk, ubicada en Polanco. 

La asociación de Plata en la Laguna innovó con los tesoros que ofrecen los artesanos originarios de Coahuila. 

Todo comenzó en enero de este año, un día me marca Pau y me dice “¡Te tengo que contar algo!, apliqué en una convocatoria y quiero ver si quieres colaborar conmigo”. Me habló super emocionada y yo le dije “¡Claro que sí!”

Y ya me contó todo el trip de Milán y así, pero yo lo veía lejísimos. Pero resulta que ya Pau fue y vino a Milán. 

El proceso fue por teléfono y digital, Pau me envió su idea digitalizada y yo la maquilé aquí en mi taller en mi casa. 

Me tardé aproximadamente 16 horas en realizar la pieza con la que Pau se presentó en Milán. Cuando vi el resultado dije “¡Wooow no manches!”. Sí me sorprendió, siempre me sorprendo con los resultados de los proyectos, tanto propios como colaboraciones. 

Los cielos Coahuilenses y los primeros momentos de la noche generan colores desérticos incomparables. Es por eso que elegí una gama de colores representativa a este momento.

Las primeras constelaciones que van apareciendo sobre el cielo nocturno se representan con los dijes articulados principales.

La calidez del desierto y su brillo se emulan por el latón y el cobre. Las amatistas reflejan los colores nocturnos y añaden acentos de color.

Materiales:

Latón reciclado, cobre reciclado, amatistas, textil sarape de lana tradicional Coahuilense.

Sarape elaborado en Saltillo, Coahuila por:

Dulce Esmeralda Tobías Palomo (@maria_vencata)

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN: Talento Coahuilense estuvo presente en la Milano Jewelry Week 2022

LO QUE TIENES QUE SABER DE DULCE

  • Dulce Esmeralda tiene màs de 8 años trabajando con costuras 
  • Fue ganadora del premio estatal “Mis oficios mis manos” en la categoría Tejido de textiles en 2020
  • Su mayor inspiración es su madre, quien también se dedica a los hilos
  • La astróloga Mía Astral es una de sus referentes
  • Los colores favoritos de Dulce son los colores del desierto
  • Además de hacer sarape, la artesana realiza upcycling en piezas como chamarras de mezclilla, bolsos y todo lo que te puedas imaginar. 
  • Algunas de las piezas de Dulce son usadas alrededor del mundo, gracias a sus ventas en la Avenida Masaryk y recientemente a la exposición de su colaboración en Milán

+DESTACADO