Alejandro Arizpe Narro: Al pie del Cañón de San Lorenzo

Esfuerzos en conservación, protección y mejora del patrimonio de la reserva ecológica para la comunidad y futuras generaciones son los objetivos de la asociación Conservación San Lorenzo A.C. presidida por Alejandro Arizpe Narro

Por

El esfuerzo de la organización civil sin fines de lucro enfoca sus metas, desde hace cuatro años, en la protección del enclave natural conocido como el Cañón de San Lorenzo que forma parte de la Sierra de Zapalinamé, la misión es liderada por Alejandro Arizpe, su presidente quien también es ingeniero químico marino.

“Así como una semilla crece silenciosa en la oscuridad, con vida que se manifiesta aún y cuando no exista una mirada humana, con este mismo espíritu en Conservación San Lorenzo se transforma en beneficio de la biodiversidad y de su interrelación con la humanidad”, menciona el saltillense.

La organización pretende conservar el espacio natural basándose en tres principios: protegiendo la biodiversidad del lugar, educando a la sociedad para crear conciencia sobre la conservación del entorno, y la recreación del Cañón de San Lorenzo para ofrecer actividades de ecoturismo, convivencia armónica con la naturaleza y deporte de montaña.

Actualmente, el comité protege más del 54.75% de los predios que se encuentran dentro del Cañón, sin embargo, el reto es adquirir el resto que se mantiene como propiedad privada, lo que representa una de las principales metas del organismo: adquirir las tierras en su totalidad para su preservación a la larga. El enfoque de Conservación San Lorenzo también pretende revertir el cambio climático.


“Estos 4 años de trabajo en alianza con personas e instituciones, han permitido que hagamos más. Seguimos aprendiendo de nuestra gran maestra, la naturaleza, que nos muestra sus interconexiones. Así, lo que hacemos está y estará con más fuerza, integrado a la diversidad de personas que desde décadas atrás, han hecho un trabajo que nos llena de esperanza en estos momentos en los que la biodiversidad que nos contiene, atraviesa momentos complejos a causa de interacciones humanas no armónicas”.



Son 2,545 hectáreas totales las que componen el Cañón, por lo tanto, es esa misma cifra la que representa el compromiso de la asociación con la sociedad saltillense pues el proteger el área también asegura el flujo natural del 10% aproximadamente del agua potable de la ciudad.

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN LEER: David Plata, devolviendo un poco de amor a la tierra

 “Seguimos trabajando en este escenario de desafíos, observando lo que acontece, porque esto permite tomarle medida y enfrentarle con esperanza. Con un sentimiento de gozo por el trabajo realizado y con el compromiso por lo que viene, tenemos el corazón puesto con la alegría de realizar más acciones que permitan la salvaguarda de este patrimonio de todos los saltillenses: el Cañón de San Lorenzo”.

Otros de los esfuerzos e inversiones que ha realizado la asociación son: la delimitación de entrada, el establecimiento del portón de acceso, la instalación de sanitarios, la rehabilitación de la caseta de acceso y de la casa de guarda parques.

Conservación de San Lorenzo trabaja de la mano con ProFauna asegurando los brigadistas y guardabosques realicen las actividades convenientes para la zona, lo que asegura que la sociedad saltillense pueda conocer y conectar con el maravilloso lugar realizando actividades de ecoturismo, deporte de montaña y senderismo en convivencia armónica con el medio ambiente.


“Estamos aquí con la finalidad de demostrar nuestro compromiso de protección al medio ambiente y de amor a nuestra ciudad.”

Alejandro Arizpe, Presidente de Conservación Cañon de San Lorenzo.

En sus palabras

“Me he dado cuenta que la admiración por la naturaleza, tanto de las comunidades vegetales o animales, del hombre, de todo lo que existe y de lo que no existe, se ha manifestado en mí, desde que puedo recordar.  He sentido una profunda comunión con los territorios naturales en forma de un hondo asombro. Hoy sé que estos intereses siempre han ocupado la mayor parte en mi vida. ¿Cómo me di cuenta? Al entrar a mis recuerdos, vi que también, desde mis negocios, siempre encontraba momentos para ir al espacio del asombro por las cosas de este mundo. 

En cualquier ciudad en la que estuviera, me escapaba a los ríos, a las montañas, a deambular en la naturaleza y a empaparme de la creatividad humana en música, literatura y ciencia. Incluso mi vocación profesional estuvo y está ligada a esto. Luego, cuando estuve en otras áreas profesionales, siempre se manifestaba y se sigue manifestado, una fuerza específica que me hace volver a las raíces de mi infancia”.

Sigue a PLAYERS of Life Saltillo en redes sociales: Facebook e Instagram

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO