PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
julio 15, 2024

, ,

Mipymes en México, el corazón de la economía

Con un robusto aporte al PIB, las micro, pequeñas y medianas empresas, es decir, las Mipymes, generan riqueza y bienestar en todo México

Por

ejemplos de las Mipymes en México

En México, las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) son el corazón de un cuerpo vivo que crea negocios y empleos a lo largo de todo el país. Compactas en comparación con las grandes trasnacionales, no descansan en su labor de generar una gran cantidad de puestos de trabajo.

El sector emplea a millones y brinda oportunidades laborales a diversos grupos de la sociedad. En todo el territorio nacional se esparcen miles de estas empresas y se categorizan de acuerdo con su número de ventas en miles o millones de pesos. 

Según el banco BBVA, esa clasificación “se mide por el rango de número de trabajadores, el monto de venta en millones de pesos, así como el tope máximo combinado; este último se obtiene multiplicando a los trabajadores totales por 10% y a eso se le suma el resultado de ventas anuales por 90%”.

TE RECOMENDAMOS: Reino Unido, España y Estados Unidos, los países que más inversión directa dieron a Jalisco en el primer trimestre de 2023

La misma institución explica que las micro son de todos los sectores y “no deben tener más de 10 empleados. El monto máximo de venta es de cuatro millones”.

Mientras que las pequeñas, que se encuentran en la industria y los servicios, pueden tener entre 11 y 50 trabajadores y facturar hasta 100 millones de pesos.

“En el caso de las empresas pequeñas del sector comercio, el número máximo de empleados es hasta 30 y pueden facturar hasta 100 millones de pesos”. Las medianas van de 31 a 100 empleados si están en el sector del comercio y de 51 a 100 si es el sector servicios. “En ambos casos facturan entre 100 y 250 millones de pesos anuales”.

Motor económico, tocar base en las Mipymes en México

La importancia de estas empresas es tal que, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de los 4.9 millones de establecimientos que identificó a través de los Censos Económicos 2019, 99.8% se engloban en Mipymes. Es decir, nueve de cada 10 empresas del país encajan en este perfil. “En particular, 95% son microempresas, 4% son pequeñas y 0.8% son medianas”.

En ese contexto destaca su importancia, ya que, de acuerdo con el mismo INEGI, generan 72% del empleo y más del 50% del Producto Interno Bruto (PIB) de México. Esto demuestra que su actividad empresarial impulsa el crecimiento económico del país y fortalece su posición en el contexto global.

Otro aspecto relevante es su capacidad para fomentar la innovación y la competitividad. Al ser más ágiles y flexibles, estas empresas tienen la capacidad de adaptarse a los cambios del mercado y responder a las necesidades de sus consumidores.

Muchas se dedican a sectores tecnológicos y creativos, impulsando la innovación y generando productos y servicios de calidad. Esta dinámica contribuye a elevar la competitividad de México en el ámbito internacional y a diversificar su economía.

Adicionalmente, las Mipymes tienen un impacto directo en la reducción de la desigualdad social y regional. Dado que suelen establecerse en áreas fuera de las grandes ciudades, promueven el desarrollo económico en regiones menos favorecidas, generando oportunidades de empleo y mejorando la calidad de vida de las comunidades locales.

Con ello, brindan una plataforma para que emprendedores y empresarios locales puedan desarrollar sus ideas y proyectos, fomentando la movilidad social y la equidad.

TE RECOMENDAMOS: EO Guadalajara: La clave del éxito empresarial

Retos y barreras

Pese a su importancia, las micro, pequeñas y medianas empresas enfrentan diversos retos significativos. Muchas de ellas luchan con problemas de acceso a financiamiento, falta de capacitación empresarial y barreras burocráticas. Es fundamental que tanto el gobierno como el sector privado trabajen de la mano para impulsar políticas y programas que promuevan su desarrollo y fortalecimiento.

Coparmex apunta que, como todas las empresas, las Mipymes enfrentan retos como inseguridad y la incertidumbre económica y política, pero también encaran otras barreras.

Respecto a la inseguridad, el presidente nacional de la Confederación, José Medina Mora Icaza, ha señalado que existe preocupación en el sector porque prevalece “la alarmante” cifra en la que uno de cada dos socios de la patronal ha sido víctima de algún ilícito.

Los delitos que más aquejan a los empresarios son el robo de mercancía en tránsito, robo total o parcial de vehículo propiedad de la empresa y extorsión o cobro de piso. Recientemente se ha sumado el delito informático, que ha adquirido relevancia entre los socios.

“Es urgente que a nivel nacional se construya una estrategia integral de seguridad con enfoque en la prevención y la inteligencia”, afirmó Medina Mora.

Mientras que, en el ámbito del financiamiento, las Mipymes enfrentan desconfianza por parte de las instituciones y poca accesibilidad a los créditos. Según la Encuesta Nacional de Productividad y Competitividad de las Mipymes del INEGI, 92.4% de las microempresas dicen no tener acceso a financiamiento, mientras que el 76.8% de las pequeñas y medianas no lo tienen.

Según la Coparmex, el problema radica en “la falta de garantías que deben proporcionarse y, en particular, la ausencia de propiedad de la tierra es uno de los desafíos clave que las limita a acceder a las fuentes de financiamiento”.

Propuestas de la Coparmex hacia las Mipymes mexicanas

Para corregir esto, la Confederación explica que la “Banca de Desarrollo debe ser un pilar que les permita acceder a créditos con condiciones preferenciales en cuanto a tasas de interés, plazos de pago y montos. La buena noticia es que Nacional Financiera ha desarrollado programas de financiamiento para las micro y pequeñas empresas para una gran diversidad de sectores. En un contexto de alta inflación y de elevadas tasas de interés, el acceso a créditos blandos será fundamental para la supervivencia e impulso de las microempresas”.

Para la patronal, es vital que se atrevan a innovar y a digitalizarse cuanto antes. “Deben, en la medida de lo posible, invertir en tecnología para mejorar los procesos y utilizar canales de comercio digital para expandir sus ventas”.

Además, explican que “un programa de simplificación regulatoria para el comercio exterior es fundamental para lograr que más Mipymes se inserten en cadenas globales de valor. Reducir los costos regulatorios les permitirá ser más competitivas para ofrecer sus productos o servicios a mercados internacionales. El gobierno puede y debe incidir con la promoción de productos mexicanos en el extranjero. Aprovechar las ferias internacionales instalando pabellones de nuestro país”.

Las Mipymes de México en números

  • De los 4.9 millones de establecimientos que el INEGI identificó con los Censos Económicos 2019, 99.8% son Mipymes.
  • 95% son microempresas, 4% son pequeñas y 0.8% son medianas.
  • Por la pandemia, desaparecieron un millón 583 mil 930 empresas de este segmento. Una de cada tres que existían previo a la pandemia ya no funcionan.
  • Solo el 7% de las Mipymes en México pudo acceder a apoyo del gobierno.
  • Las Mipymes generan el 52.2% de los ingresos de las empresas y los establecimientos en el país.
  • En particular, 14.2% fueron producidos por las micro, 16.1% por las pequeñas y 21.9% por las medianas.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, 24.1 millones de personas ocupadas se encuentran en establecimientos Mipymes en México. Esto es el 43% del empleo total y el 82% del empleo generado por empresas.

  • 99.8% de las empresas constituidas son Mipymes 
  • 24.1 millones de empleos generan en el país
  • 4.6% participa en las cadenas globales de valor
  • 10 empleados es el máximo para ser microempresa

Fuente: Coparmex

La voz del experto

“Algunos de los desafíos actuales son: la dificultad para cubrir vacantes, que es uno de los grandes retos que vemos a nivel nacional; la escasez de personal calificado y la falta de recursos para ampliar el personal de la empresa”. José Medina Mora Icaza, presidente de Coparmex

+DESTACADO