Carlos Torres, director general de Filtech, forjó su negocio desde cero

En entrevista exclusiva, el director general de Filtech nos cuenta los retos que ha enfrentado como emprendedor

Por

Filtech Carlos Torres

Emprender nunca es una decisión sencilla, mucho menos si implica renunciar a un trabajo estable y bien remunerado. Eso lo tuvo claro Carlos Torres cuando comenzó el proyecto de Filtech. Hoy tiene presencia en toda la República y es una de las marcas de referencia en el sector hospitalario e industrial cuando se habla de filtros de aire. 

La compañía, que inició operaciones en 2009. Surgió del impulso del propio Carlos al ver una oportunidad en un nicho de mercado poco explotado hasta ese entonces: la filtración de aire en espacios cerrados. Más de una década después, el proyecto ya no sólo ofrece sus servicios de venta de filtros. También fabrica, almacena y distribuye para toda la cadena involucrada. 

“Al principio yo no conocía nada de los filtros, ni de purificadores de aire o algo relacionado con esto. Pero trabajé en una empresa donde vendíamos refacciones para la industria, para la automatización: movíamos todo con aire comprimido y con aceite y hacíamos toda la parte hidráulica. Me relacioné mucho con la industria y fue ahí que me visualicé con el proyecto de vender filtros”, señala Carlos en entrevista. 

El hoy director general de Filtech no se quedó quieto y se convirtió en pionero en la limpieza y descontaminación de ductos de aire acondicionado en Guadalajara.

Empezando desde cero

Carlos Torres Filtech

La empresa, que cuenta con el mayor centro de distribución en el Occidente y Bajío, empezó con Carlos y su hermana haciéndose cargo del ensamblado de los filtros pleated.

Además, se hacía cargo de todo el proceso, desde el armado hasta la distribución y venta de sus productos. “Filtech al principio solamente era amor, pero siempre vendiendo la idea de que era una empresa que iba a llegar a ser grande. Yo platico mucha la historia desde el principio, pues mandamos a hacer el dominio de la marca, tarjetas de presentación y correos. Tan visualizaba el éxito que al inicio tenía correos de muchos departamentos que no existían: compras, finanzas, ventas…”.

Las noticias más relevantes de Guadalajara aquí

Y marca una evolución la sumar varios servicios para atender de manera más global las necesidades de sus clientes. 

“Sumamos algo que nosotros llamamos Edificios Sanos, que es la parte de limpieza y descontaminación interior de ductos. Es un servicio que brindamos de mano de obra calificada. Ese fue un brinco muy importante que dimos a los dos años. Ahí se generan fuentes de empleo y dimos un paso muy importante porque ya no nada más son filtros, sino es un servicio que por lo menos en Jalisco no se proveía. El otro fue el haber hecho una alianza con la empresa fabricante de estos filtros, la empresa más grande en Asia. Tenemos seis años por la exclusividad nacional de esta marca”.

Ahora, la compañía que inició del impulso de Carlos Torres antes de tener 30 años, genera 42 empleos de forma fija y más de forma eventual. Y aunque pareciera que el camino ha sido sencillo, explica que en el país es una carrera de obstáculos para pasar de la idea a la materialización. 

“No es fácil dar esos pasos y tienes todo en contra. Nosotros hemos apostado por certificaciones para seguir avanzado. Apostamos por la gestión de calidad y teníamos todo en contra. Porque tienes que incorporar nuevas posiciones en la empresa, como por ejemplo el departamento de Recursos Humanos y Calidad, ya que hay muchas pequeñas y medianas empresas mexicanas que no cuentan con esas posiciones tan importantes. Nosotros decidimos pensar y actuar como una empresa grande para que nuestros clientes nos vieran igual, y aunque el trabajo ha sido mucho, es algo que volveríamos a hacer”.

Este artículo forma parte de la Revista PLAYERS of Life Guadalajara. Consulta más contenidos de la edición impresa en la revista digital.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO