Eduardo Ortuño y su historia trabajando en Microsoft

Conoce la historia y el trayecto de Eduardo Ortuño, el joven Lagunero forma parte del equipo de Microsoft.

Por

Eduardo Ortuño

Con la intención de colaborar para transformar al mundo, Eduardo Ortuño dejó la Comarca Lagunera para alcanzar su sueño como profesionista.

Al terminar sus estudios de preparatoria en el Colegio Americano, se fue a los Estados Unidos para estudiar ´Computer Science’ y Ciencias Cognitivas en la Universidad de Pensilvania, una de las más reconocidas universidades del vecino país del norte.

Hoy forma parte de Microsoft, en donde colabora desarrollando el software que nos permite tener las herramientas necesarias para la vida moderna y para que nuestros días sean más fáciles de sobrellevar.

En entrevista exclusiva, platicamos con Eduardo para conocer más a detalle todo ese arduo camino que lo llevó a las altas esferas de una de las empresas de mayor reconocimiento a nivel mundial.

Eduardo Ortuño

Los inicios de Eduardo Ortuño

“Estudié en el Colegio Americano de Torreón, estando ahí me interesé por la computación y me di cuenta de que era lo que más me gustaba hacer”.

“Tomé clases de programación porque me gustaba mucho resolver problemas lógicos y de programación y, al interesarme en la tecnología, comencé a buscar opciones para estudiar en los Estados Unidos”.

“Tenía esa idea y, en ese entonces, Ana Claudia Sada, que era la encargada de Orientación Vocacional, me ayudó a encontrar universidad”.

“En un principio yo buscaba universidades en Texas”.

“Principalmente por la cercanía con Torreón, pero Ana, me propuso la opción de la Universidad de Pensilvania, que forma parte de la ´Ivy League´ porque estaban ofreciendo becas para mexicanos y mexicanas”.

“En ese momento pensé que era un sueño, algo inalcanzable, un lugar muy lejano y es una universidad muy prestigiosa, no me van a aceptar, pero lo intenté”.

Todo comenzó en 2015, estando aún en Torreón, cuando descubrió el fascinante mundo del que hoy forma parte integral.

La aventura hasta llegar a la meta

“Apliqué en noviembre de 2015, tomé exámenes adicionales para poder aplicar, hice mi mayor esfuerzo por cumplir mi sueño, ya fuera estudiar en Texas o en Pensilvania. Para mi sorpresa, me aceptaron en las dos”.

Siendo aún un estudiante comenzó a abrirse paso al aplicar para diferentes interinatos que le permitieran obtener la experiencia necesaria para consolidarse en el camino profesional hasta que se abrió la primera puerta.

“En mi tercer año de carrera, muchos compañeros estaban aplicando para hacer prácticas en compañías de tecnología”.

Eduardo Ortuño

“En ese entonces no tenía la experiencia, solamente con mis estudios, pero apliqué a muchas empresas para ver cual me aceptaba, me costó mucho porque recibí muchos rechazos, seguí aplicando sin perder la esperanza hasta que, en mi tercer año de carrera, recibí respuesta de Pay Pal en Baltimore, me emocioné porque es la antesala para poder adquirir un trabajo de tiempo completo”.

“Estuve un verano con ellos y aprendí mucho ahí”.

“Ya con un poco más de experiencia, tuve más entrevistas de trabajo y, aún sin graduarme tuve varias opciones, entre ellas Microsoft y viajé a Seattle para la entrevista presencia”l.

“Fue una experiencia increíble porque pude conocer a varios empleados que me transmitieron los valores de la empresa. En octubre de 2019, cursando mi penúltimo semestre, recibí la propuesta formal y comencé a trabajar en Microsoft en agosto de 2020”.

Los obstáculos

A mitad del camino se topó con uno de los más difíciles retos que ha enfrentado hasta el momento, toda vez que, estando a punto de recibir el diploma, la pandemia lo obligó a hacer una pausa, no obstante, no desistió y continuó en la búsqueda del sueño.

“Estaba a dos meses de graduarme cuando llegó la pandemia, se cancelaron las clases presenciales”

“Era el ´spring break´y nos pidieron que no regresáramos, se cancelaron todas las actividades del semestre”.

“Yo estaba tramitando mi permiso de trabajo y por eso decidí quedarme en Estados Unidos, aunque no hubiera ceremonia de graduación hasta que por fin se pudo celebrar en mayo 2022”.

Hoy forma parte de Microsoft en el departamento de “Transformación del Trabajo Moderno”, desde donde colabora para que nuestras vidas sean considerablemente más fáciles.

“Mi puesto en Microsoft es Ingeniero en Software y mi organización se llama ´Modern Work Transformation´”.

“En general nos dedicamos a crear las herramientas que están transformando el mundo en el que trabajamos. En el mundo hibrido hay muchas herramientas que han crecido mucho en popularidad y mi equipo, en específico, trabaja con consultas médicas virtuales”.

“Muchos conocen ´Microsoft Teams´ y todas esas plataformas han crecido mucho.

Mi equipo se dedica a crear esas herramientas para administras las juntas virtuales, ya nos expandimos a otro tipo de servicios más allá de los médicos”.

Todavía le falta un largo camino por recorrer, pero sabe que va avanzando con pasos sólidos y que, por consecuencia, el futuro le sonríe. Eduardo Ortuño es un ejemplo de perseverancia que sin duda abre el sendero para quienes buscan seguir sus pasos.

Eduardo Ortuño

QUOTE

“Hay que tocar todas las puertas que tengas enfrente, aunque nos e abran, saber que diste todo por buscar la oportunidad es lo que cuenta”.

“Yo llegué hasta acá porque no me dio miedo intentar. Tengo que reconocer que tuve el privilegio de contar con el apoyo de mi familia, de mis amigos y de mi escuela”.

Eduardo Ortuño

  • 23 años
  • Graduado en Ciencias Computacionales y Ciencias Cognitivas por la Universidad de Pensilvania.
  • Se desempeña como Ingeniero en Software en Microsoft

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO