Granjas avícolas de Coahuila, en alerta por brote de gripe aviar

En Coahuila han sido sacrificadas más de 70 mil aves con motivo de la gripe aviar, SAGARPA insiste que este virus no pega a humanos

Por

gripe aviar

De 370 granjas que existen en el estado de Coahuila, 242 han sido revisadas tras un brote de influenza AH7N3, poniendo bajo vigilancia epidemiológica a más de mil trabajadores de granjas avícolas.

La Secretaría de Salud del estado fue quien anunció que en las revisiones, únicamente solo un empleado ha presentado síntomas de influenza.

Roberto Bernal, titular de la dependencia, dice:

“SAGARPA insiste que este virus no pega a humanos”.

“Pero nosotros preferimos revisar a más de mil empleados y resultó uno con influenza normal, todos los demás negativos”.

Además de anunciar que, hasta el jueves pasado, Coahuila se encuentra libre de una epidemia de influenza en humanos, derivada del contagio avícola.

Bernal también dio a conocer que los municipios de General Cepeda y Ramos Arizpe, en la región sureste del estado; así como Matamoros, en la región Laguna, son las principales ciudades donde se ha detectado la aparición del virus en aves.

Más de 70 mil aves han sido sacrificadas hasta el momento y la aparición de influenza AH7N3, también esta presente en granjas del estado de Durango.

El peor brote de gripe aviar en Estados Unidos

De acuerdo a medios de comunicación nacionales un virus de la gripe aviar que se está extendiendo por Estados Unidos se está convirtiendo rápidamente en el peor brote del país.

Desde su inicio y hasta el pasado 6 de mayo ha matado a más de 37 millones de aves como pavos y pollos.

Según lo anunciado,  se esperan más muertes de aves hasta el próximo mes a medida que los granjeros realizan sacrificios masivos en todo el Medio Oeste.

Con el fin de detener la propagación del virus, bajo la dirección del gobierno federal, las granjas deben destruir bandadas comerciales enteras si solo un ave da positivo por el virus.

Eso está dando lugar a escenas angustiosas en las zonas rurales de Estados Unidos.

En Iowa, millones de animales en grandes establos han sido asfixiados con altas temperaturas o con espuma venenosa.

Por su parte en Wisconsin, las filas de camiones de volteo han tardado días en recolectar masas de cadáveres de aves y apilarlos en campos no utilizados.

Los vecinos viven con el hedor de los pájaros en descomposición.

Sigue a PLAYERS of Life Torreón en redes sociales: Facebook, InstagramTwitter.

 

+DESTACADO