PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
abril 24, 2024

,

ART-CHITECTURE ISSUE: Alejandro Fuentes Gil, escultor saltillense

Alejandro Fuentes Gil ha dedicado más de 35 años de su vida al arte, siendo de los principales escultores de fauna silvestre en México.

Por

Una tarde de 1956, Alejandro Fuentes Gil, de cinco años, se encontraba en el estudio de su padre, el taxidermista saltillense, Pedro C. Fuentes. Le acababa de regalar un paquete de plastilina moldeable, sin saber que sería ese el momento que, el ahora reconocido escultor, conmemora como el punto sin retorno en su amor por el arte. 

“Vi a mi padre hacer un pequeño coche de plastilina. Lo moldeó con tanta precisión que me quedé asombrado, y creo que eso, precisamente, fue lo que me disparó el gusto por la escultura”, mencionó.

Alejandro Fuentes Gil nació en la Navidad de 1951, en el seno de una típica familia saltillense. Al rememorar su infancia, Fuentes Gil sintió que aún observaba a su padre trabajar en su taller, su “primera inadvertida escuela de arte”, dijo. El especialista en taxidermia desarrolló el talento de dar sentido de proporción y movimiento a la anatomía de los animales.

“Recuerdo cómo cuidaba los detalles de las pieles y representaba a los ejemplares como si estuvieran vivos”, compartió.

El escultor, que se define como un hombre curioso, inquieto, observador y trabajador, estudió la carrera de ingeniería industrial y es egresado del Tecnológico de Saltillo.

“Me di cuenta de que me gustaba la ingeniería porque, desde entonces, existe una revista llamada Mecánica Popular, y para mí era un tesoro, porque venían planos de cómo fabricar, por ejemplo, una plancha o una máquina, y yo trataba de reproducirlas a mi entender”, argumentó.

Fuentes Gil mencionó que la ingeniería y el arte se unen en la escultura al momento de que se las ingenia para sacar adelante una pieza.


Alejandro Fuentes Gil, admiración y trayectoria

El escultor Alejandro Fuentes Gil rememoró sus primeros pasos en el mundo del arte, durante los años 1983 y 1984. De esa época destacan trabajos como un relieve para el templo de San Juan Bosco, piezas para clientes particulares y diversos proyectos institucionales.

En 1994, Fuentes Gil fue galardonado con una beca otorgada por la embajada de Italia en México para estudiar en Florencia, bajo la tutela del maestro Mario Pachioli. Durante su estancia en esta ciudad cursó un diplomado en artes plásticas en el Istituto per l’Arte e il Restauro, del Palazzo Spinelli. En este periodo fue honrado con el Fiorino D’Argento, del Premio Firenze, y la Medalla Lorenzo el Magnífico, en la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Florencia, experiencias que fueron un hito en su trayectoria artística.

Fue su estilo el que lo diferenció en el extranjero. Su inspiración proviene de su profunda admiración por la fauna silvestre y la pasión por la belleza y la anatomía de los animales.

“Me siento especialmente cautivado por criaturas como el tiburón blanco, cuya anatomía, agilidad y diseño para moverse en el océano me fascinan y me inspiran a intentar recrearlas”, expresó.

El escultor, que tiene una destacada trayectoria de más de 35 años, reveló haberse enfrentado a desafíos personales que han puesto a prueba su habilidad artística.

“En una ocasión creé un antílope africano de sólo tres por cuatro centímetros, pero también he realizado imponentes esculturas monumentales de hasta 13 metros”, compartió.


Promotores del arte

Alejandro Fuentes Gil es padre de sus tres artistas favoritos, Avelina, Carolina y Alejandro Fuentes Quezada, quienes practican diferentes técnicas. Alejandro se convirtió en su colaborador desde hace más de diez años en proyectos de escultura que enriquecen la estética de la ciudad.

En entrevista, ambos narraron la travesía en la que participaron en enero de 2013, luego de que un accidente que, involucró una grúa, destruyera la Fuente de las Ninfas, en la Plaza de Armas de Saltillo.

“Es una pieza de gran valor histórico –comentó Fuentes Gil–. Se dice que fue un obsequio de las colonias extranjeras que residían en Saltillo. Adquirieron la fuente en Nueva York y la trajeron hace más de un siglo. Forma parte de una colección de monumentos con patentes francesas, fabricados en la Gran Manzana a principios del siglo pasado”.

Ante el desafío de reconstruir las ninfas con sus materiales originales de zinc y aluminio, los Fuentes se enfrentaron a una ardua tarea. “Prácticamente rescatamos todas las piezas y las fuimos ensamblando –explicó Fuentes Gil–. Algunos detalles, como los dedos de las manos de las figuras principales, tuve que modelarlos y fundirlos de nuevo”.

Además de este proyecto de restauración, en 2022 fueron comisionados para llevar a cabo el proyecto escultórico Profesor Inspirador, como parte de las celebraciones del 80 aniversario de la fundación del Instituto Tecnológico de Monterrey.

Al año siguiente, en 2023, en otra colaboración con su hijo, crearon dos conjuntos escultóricos para embellecer el centro histórico de la Ciudad de Saltillo, como parte del proyecto de peatonalización de la zona. Mención especial merece la imponente escultura Bullrider, entre las calles de Allende y Victoria.

Los Fuentes expresaron su satisfacción y entusiasmo al compartir que se encuentran sumamente activos y complacidos con su más reciente logro.

Han instalado frente a la majestuosa Catedral de Santiago una nueva obra que captura la atención de todos los transeúntes: tres esculturas representativas de una familia de osos negros, científicamente conocidos como ursus americanus eremicus. Estas impresionantes piezas, con un peso total que supera la tonelada, fueron elaboradas meticulosamente en bronce de silicio, y reposan sobre una base de concreto, invitando a los espectadores a detenerse y admirar su belleza.

Esta gran pieza no sólo enriquece el paisaje urbano de nuestra ciudad, también ofrece una oportunidad única para que los ciudadanos y visitantes puedan apreciar el arte en un entorno público y accesible.

Sin duda, la presencia de las esculturas de los Fuentes añade un elemento de belleza y contemplación en espacios emblemáticos de la ciudad e invita a reflexionar sobre la coexistencia entre la naturaleza y la vida urbana.

PLAYERS MUST de ALEJANDRO FUENTES GIL

  • Mi restaurante favorito es: El Mesón Principal
  • Mi recomendación de platillo de ese lugar es: el cabrito original
  • Mi destino favorito es: Florencia, Italia, por las memorias y museos

GET TO KNOW ALEJANDRO FUENTES QUEZADA

  • Mi técnica favorita es la fundición de bronce
  • El arte es un vehículo para expresar belleza, emociones o sentimientos
  • La belleza para mí es un bálsamo para el alma que nos ayuda a quitarnos emociones negativas
  • La creatividad es pensar diferente a lo establecido y aportar ideas
  • El mejor momento del día es cuando estoy en mi taller con mi estuche de herramientas
  • Mi bebida favorita es un buen tequila

Sigue a PLAYERS of Life Saltillo en redes sociales: Facebook e Instagram

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO