PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
abril 24, 2024

, ,

Katia Herrera, bordadora de imágenes

Katia Herrera Backhoff, artista del lente, se reinventó durante la pandemia para incursionar en el arte de bordar fotografías.

Por

Aguja, hilos de colores y una fotografía. Con el talento de Katia Herrera Backhoff, estos sencillos elementos se convierten en una obra de arte.

El concepto se llama Bordé y surgió durante la pandemia, cuando comenzó a escasear el trabajo para esta fotógrafa y videógrafa de 44 años. En lugar de cruzarse de brazos, salió a flote la creatividad. 

“Busqué algo creativo que involucrara mi amor por las fotografías y mi amor por las artes. Combinando técnicas, nació Bordé: bordar fotografías”.

La idea no se quedó mucho tiempo en el tintero. A la semana ya tenía el logotipo, la marca y todo el concepto. Hoy, su emprendimiento tiene casi medio millón de seguidores en Instagram, y, recientemente, UGG la invitó a bordar una fotografía de Natalia Bryant (hija del fallecido basquetbolista Kobe Bryant) para una publicidad.

“Constantemente he ido agregando ramas a la marca, viendo el potencial y lo que el mercado demandaba. Así he ido creciendo. Comencé con piezas originales, luego con pedidos y comisiones; agregué cursos en línea, viendo el interés que la gente tenía en aprender la técnica”, explica Katia, quien estudió la carrera de Diseño Industrial en la Universidad Iberoamericana Laguna.

LEGADO MATERNO

Originaria de Torreón y avecindada en Monterrey, Katia cuenta que para crear Bordé se inspiró en su madre, quien en algún momento de su vida se desempeñó como modista de alta costura.

“Me enseñó a tejer, a coser y a crear mis patrones; además, a usar la máquina de coser”, añade.

También se declara autodidacta, porque alimentó sus conocimientos básicos con tutoriales de bordado en YouTube, que después adaptó al papel. Aprovecha cada momento para sumar conocimiento y es algo que disfruta.

“Cada mes aprendo algo completamente nuevo para innovar. Involucra mucho tiempo, pero es muy satisfactorio para mí ver cómo sola he logrado tanto crecimiento en tan poco tiempo”.

La mexicanidad marcó sus primeras piezas, que poco a poco comenzaron a generar interés en redes sociales. Ahora casi todo su trabajo es personalizado, con fotos de bodas o imágenes para recordar a personas fallecidas. 

“Me inspiro mucho en los colores vivos mexicanos, pero me adapto también a los colores originales cuando son pedidos”, explica.

Katia Herrera: ARTISTA FELIZ

Katia Herrera, introvertida, sensible, disciplinada y ordenada, Katia es madre de un hijo, con quien procura realizar actividades al aire libre. Cuenta que a diario se levanta a las 5 de la mañana, medita y escucha podcasts mientras trabaja.

“Mi paz es muy importante para mí, así que la cuido mucho. Amo el café, ser mamá y compartir momentos con mi hijo. Disfruto de la soledad y soy muy independiente. Y, sobre todo, soy muy feliz”

¿Qué sigue para Bordé? Katia pretende expandir la marca, agregando más elementos que combinan el bordado con otras técnicas y creciendo de la mano de aquellos que la siguen, así como ofrecer cursos presenciales, así como joyería bordada.

“He creado una comunidad muy bonita de personas que están empezando a usar esta técnica, viendo mi trabajo y tomando mis cursos. Pretendo seguir creando una comunidad donde muchas mujeres nos apoyemos y crezcamos”, agrega.

Katia Herrera

Lee también Antonio Botello, perfeccionando las redes sociales del sector médico

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO