Impulsan el poder de la firma electrónica

Los emprendedores regios Alejandro Martínez y César Montemayor agilizan procesos para que las empresas generen más valor

Por

Tanto para las empresas como los usuarios en general resultan engorrosos los trámites, como la firma de documentos, pueden demorar días o más entre el papeleo y los permisos correspondientes. Nadie quiere lidiar con tanta burocracia cuando el tiempo es dinero; sin embargo, cuando la tecnología se hace presente en el ámbito legal, particularmente hablando de la firma electrónica, todo puede cambiar. Así sucedió con SORA, emprendimiento que revoluciona y agiliza la firma de documentos.

Por allá del 2014, a pesar de que existía una ley para el uso de la firma electrónica, resultó que no era sencillo implementarla. Se requerían un par de reformas para que fuera funcional, por lo tanto “en una junta con Aristóteles Núñez, cuando era jefe del SAT, le presenté la idea de que nos dejara usar la firma electrónica avanzada para operaciones entre particulares. Posteriormente, él me conectó con Fernando Martínez

Coss, entonces administrador central que la creó e implementó”, comenta Alejandro Martínez Zambrano, CEO de SORA. Con el suficiente empuje y ayuda de los expertos en la materia, en 2017 impulsaron una reforma del Código Fiscal para que terceros pudieran conectarse a la base de datos del SAT en tiempo real para verificar la vigencia de las firmas electrónicas. De esta manera se asegura que los clientes realicen trámites con firmas vigentes.

Al adoptar una herramienta tecnológica como SORA, las empresas ahorran tiempo al automatizar procesos que, en vez de durar días, solo toman minutos llevarlos a cabo. Así cada área de la organización puede enfocarse más en lo que mejor sabe hacer, ya sea que el departamento comercial venda más o que Recursos Humanos implemente estrategias más efectivas, por ejemplo, a la hora de sumar a nuevos colaboradores, así como contratar a proveedores a distancia, entre otras posibilidades.

“Lo que se busca al final del día es que los clientes se dediquen a la generación de valor para el negocio”, señala César Montemayor, CBO en SORA. La idea es hacer más eficientes los procesos, aprovechando mejor el tiempo. Por ejemplo, una empresa que firma entre 5,000 y 10,000 contratos anuales, en vez de pagar entre 1,000 y 1,500 pesos por contrato, la cifra se reduce a 75 o incluso un poco menos.

Lee más entrevistas con personalidades destacadas de Torreón

Objetivos claros

En 2018 es cuando lanzan oficialmente el producto, y poco a poco fueron llegando los clientes durante el primer trimestre, cerrando el año con 10. El 2019 consiguieron cuatro veces más clientes; sin embargo, la llegada de la pandemia presentó altibajos, aunque pudieron levantar la primera ronda semilla, lo que les permitió sobrellevar la crisis sanitaria en momentos donde muchos negocios cerraron.

No obstante, SORA ha ido creciendo, actualmente cada 15 días se actualiza la plataforma con el fin de atender las exigencias del mercado y garantizar tanto seguridad como confiabilidad a los clientes de que su información está siendo protegida. De hecho, se invierten 50 mil dólares al año en ciberseguridad para cumplir con este objetivo.

Más adelante, Alejandro y César esperan poder levantar una ronda de financiamiento de Serie A para fortalecer su producto en el mercado nacional, además consolidarse en otros países de América Latina.

Este artículo forma parte de la Revista PLAYERS of Life Monterrey. Consulta más contenidos de la edición impresa en la revista digital.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO