PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
julio 14, 2024

,

Marketing: El con-sentido del emprendimiento

Todos tenemos el sueño de emprender, lo cual es fantástico, pero el desafío está en darle sentido a esos sueños

Por

Marketing: El con-sentido del emprendimiento

Por Edgardo López Huerta, socio MISHTECH Creative Business Agency

edgardo@mishtech.com

Ig: edgardolh

En días pasados, llegó un prospecto de cliente a la empresa de marketing que represento, ávido y motivado porque le hiciéramos una propuesta de branding para la marca de tequila que buscaba lanzar. Como todos los clientes, buscaba algo muy bonito, llamativo y diferente. Al parecer, ya había recibido propuestas muy atractivas de otras empresas, pero le recomendaron que hablara conmigo también.

Con mi estilo característico, me lancé a preguntar, sabiendo que mis probabilidades de venta se reducirían a cero: ¿Cómo podría destacarse en una categoría madura y dominada por gigantes? Las marcas existentes tienen propuestas súper ambiciosas en su despliegue de marketing y en la forma en la que se relacionan con el consumidor, canales y opinión pública.

Actualmente, hay aproximadamente 1,582 marcas de tequilas nacionales registradas. Es un hecho: el consumidor no necesita otra marca de tequila.
Lanzar una nueva marca podría parecer sencillo, pero ser efectivo es otra cosa.

Entonces, tenemos que preguntarnos: ¿Por qué esta marca será diferente? ¿A qué segmento de mercado se dirige? ¿Qué oportunidad ve que otros no?

Parece que emprender está de moda, pero el problema radica en que muchos emprenden desde una perspectiva personal y sin sentido estratégico.

Sí, el riesgo para este emprendedor podría ser acabar teniendo una botella bonita de tequila en su escritorio, pero no un producto para el mercado. Y ni hablar de la estrategia, los planes de mercado y el acompañamiento en la ejecución.

Por suerte, parece que mis palabras resonaron y ahora está reconsiderando cómo llevarlo a cabo.

Todos tenemos el sueño de emprender, lo cual es fantástico, pero el desafío está en darle sentido a esos sueños. México se caracteriza por su espíritu emprendedor, pero ¿qué sigue después?

Otro ejemplo: si preguntas en cualquier universidad, la mayoría de los estudiantes responderá que planea emprender su propio negocio al finalizar sus estudios. Sin embargo, estadísticamente, solo el 10% lo logra.

Según un estudio reciente de Ipsos, más de la mitad de los mexicanos tiene intenciones de emprender, pero muchas veces no lo hacen por miedo al fracaso o por considerarlo demasiado complicado. Existe la percepción de que enfrentarán mucha burocracia, necesitarán financiamiento o se encontrarán con corrupción y extorsión.

Además, la palabra “emprendimiento” tiene diferentes significados, lo que contribuye a la confusión sobre cómo empezar. Desde desarrollar una idea de negocio hasta crear empleo propio, desarrollar una aplicación que cambie el mundo, usar tecnología o iniciar empresas con un enfoque en el impacto social.

Todas estas formas son válidas, pero el problema radica en el desorden del ecosistema, lo que puede paralizar al valiente emprendedor antes de dar el primer paso.

Incluso aquellos que tienen éxito no tienen garantizado el éxito a largo plazo. Recordemos que 8 de cada 10 empresas fracasan antes de alcanzar los 5 años de vida.

Pero, ¿qué relevancia tiene el marketing en todo esto? Primero, dejemos de lado la idea de que el marketing se reduce a las redes sociales o a un simple logo bonito.

El marketing se trata de conexiones: conectar productos con las necesidades de los clientes.

Tomemos una de las muchas facetas del emprendimiento, quizás la más formal y alentadora: el emprendimiento de Alto Impacto a nivel global, término acuñado por Endeavor, que lidera el movimiento de transformación económica, social y cultural mediante la selección y el crecimiento de los mejores emprendedores y sus Scaleups.

Para seleccionar emprendedores, Endeavor cuestiona la propuesta de valor, el tamaño de la oportunidad de mercado, el segmento desatendido, el problema que resuelve, y otros componentes, lo cual es esencialmente marketing puro.

En última instancia, se trata de enfoque, de dar sentido a una idea o un sueño. Nadie puede garantizar el éxito debido a las múltiples variables involucradas, pero podemos aumentar las probabilidades de éxito al tener claridad sobre las oportunidades y ser efectivos en su aprovechamiento.

Si cada emprendedor tuviera una estrategia de posicionamiento clara, aumentaría sus posibilidades de éxito.

Emprender se trata de encontrar soluciones relevantes para problemas recurrentes. La buena noticia es que en México abundan los problemas, y por lo tanto, las oportunidades también son numerosas. Sé creativo.

Emprende, pero hazlo con sentido.

+DESTACADO