El periodista que cambia de carro cada semana

El periodista que cambia de carro cada semana

Él es Mario Castillo y su trabajo le permite probar carros de lujo cada semana antes de que salgan al mercado

Ana Garcia
18 noviembre, 2021

¿Te imaginas recibir un carro nuevo cada semana hasta la puerta de tu casa y poder utilizarlo por unos días hasta que te llegue el próximo? Así es la vida de Mario Castillo, quien desde 2005 trabaja probando autos nuevos y escribiendo reseñas sobre estos.

Desde pequeño, Mario ha tenido una fijación por los automóviles, sin embargo, fue hace algunos años cuando por accidente consiguió el trabajo ideal para él: probar autos nuevos y escribir sobre su experiencia al volante.

“Más allá del gusto por los coches, cuando tienes un trabajo como este, hay que analizarlos de forma integral y más enfocado en el tema comercial. Realmente ser objetivo para poder recomendarle o no a alguien un carro que piensa comprar.” comenta Mario

¿Cómo llegaste a convertir el amor por los coches en tu trabajo de todos los días?

Cuando terminé la universidad, por accidente comencé a trabajar en una página web que se llama autos.com.mx y fue ahí donde comencé a adentrarme un poco más en el mundo de los automóviles. Pero fue hasta unos años después que comencé a trabajar en el suplemento del periódico “El Informador”.

He pasado por distintos puestos a lo largo de los años, primero fui reportero, después coeditor de la sección y ahora soy el editor.

Ahora, algo que es importante saber, es que para poder tener este trabajo hay que mantenerse activos, estar en contacto con las marcas todo el tiempo, solicitar préstamos para hacer las pruebas, viajar y más. En la actualidad tengo que hacer toda la labor: desde foto, analizar el producto, escribir, montar en la página, revisar, mostrárselo a la gente, todo.

He hecho una carrera alrededor de los autos y lo disfruto mucho.

¿Cuál es tu parte favorita de ser un reportero de automóviles?

Mi parte favorita de este trabajo son los viajes. Viajo mucho porque las marcas nos invitan a diferentes partes del país para hacer sus lanzamientos en lugares específicos. Por ejemplo, si es un 4×4 nos vamos a las dunas, si es un carro familiar, nos vamos a una carretera en Mérida para sentir la comodidad de la unidad o si son vehículos deportivos, nos vamos a pistas como Autódromo Hermanos Rodríguez. Varía muchísimo el vehículo acondicionado a la prueba, al ambiente y se adapta. Siempre es una experiencia diferente.

Me encanta viajar, conocer nuevos lugares, personas, probar nueva comida, etc.

¿Y la parte complicada?

Creo que no perder el piso. Cuando yo empecé prácticamente éramos puros medios tradicionales, periódico, revistas, televisión, muy poco internet y definitivamente no había influencers.

Ahora es difícil para muchos entender que tenemos una vida prestada, como este audi de lujo en el que estamos, viajes que no podemos costearnos que las marcas nos pagan, las mejores comidas en los mejores restaurantes, siempre lo mejor de lo mejor y es porque las marcas nos consienten para que hablemos bien del producto, pero lo difícil es no caer en eso y realmente ser objetivos con nuestras reseñas.

¿Cómo llegas a tener estos carros en tus manos? ¿Cómo funcionan los préstamos?

Primero que nada, las marcas me hacen una invitación para conocer el producto en una experiencia completa. Nos llevan a distintos destinos, nos presentan el auto y nos hablan de sus características. Después, ellos mismos te ofrecen el vehículo para prueba y lo agendas, o incluso tú mismo lo puedes solicitar.

Ya agendados, un trasladista lo trae y hacemos un inventario para checar todos los detalles, que no falte nada, y se hace un contrato en el que se estipula todos los límites que tú puedes tener con el coche.

Una vez que llega el carro, tú tienes el vehículo por siete días al menos para hacer la prueba, en esos días lo vas sintiendo, analizando, descubriendo cosas y al final lo que yo hago es escribir la reseña, tomar fotos y ya de ahí se regresa el automóvil.

Normalmente lo puedo usar donde yo quiera, cuando yo quiera y no me hago cargo de los gastos de la gasolina, de los servicios, nada de eso, de eso se encarga la marca. Estos coches son específicamente para prensa, no son para la venta al público.

¿Estos coches son especiales?

Al final de la vida de estos autos, pasan dos cosas: o se destruyen porque son parte de una pre producción y no puede ser vendido o si es un coche que sí se puede vender, primeramente le dan prioridad a los empleados del corporativo.

¿No te da miedo manejar estos carros en la ciudad y todo lo que implica?

Al principio cuando comencé sí tenía cierto miedo, no es cualquier cosa traer un carro nuevo y es mucha responsabilidad, pero después te vas relajando poco a poco.

Pero no creas, con la inseguridad, sí tengo miedo de andar en estos vehículos, por eso ya no los traigo diariamente, a veces los manejo 2 o 3 días, nunca me lo llevo a mi casa y guardo mucho las apariencias, siempre trato de que mis vecinos no se asusten porque me ven cambiar de coche a cada rato. Imagínate, estoy cambiando de coche 2 o 3 veces por semana.

Así que sí hay que andar con cuidado, y especialmente con este tipo de vehículos de lujo como en el que estamos, hay que guardar un poquito la discreción.

¿Cuál ha sido el carro más cool que has manejado?

Hace un año, precisamente me tocó manejar el Porsche Taycan, un vehículo eléctrico sedán, y lo manejé entre Ciudad de México y Valle de Bravo. Fue una experiencia increíble, ese coche anticipa el futuro de lo que viene. Y una cosa que tienen estos autos eléctricos es que tienen una aceleración inmediata, en cuanto pisas a fondo el acelerador, sientes como una montaña rusa, sientes que las tripas se te van hacia arriba. En menos de 3 segundos ya estás a 100km/h.

Es algo que tienes que se tiene que vivir, para sentir cómo es manejar de 0 a 100 km/h. El coche es una bala, entre comodidad, lujo y potencia, creo que por eso para mí es el más padre que he manejado.

¿Te han dicho que envidian tu trabajo?

Sí, y me lo han dicho. A mí me da mucha pena porque soy muy serio y tranquilo, no me gusta ser extravagante ni andar presumiendo, entonces cuando me dicen que les da envidia mi trabajo, siempre les digo que mi intención no es presumirlo ni que piensen que son míos. Pero sí se acercan a mí, siempre les enseño y explico sobre los coches.

Al principio recuerdo que mis amigos casi me alababan por mi trabajo y decían que era increíble, y creo que es en esos momentos cuando caes en cuenta de que sí es un trabajo muy privilegiado.

¿Qué te gustaría decirle a las personas que te están leyendo?

Darles recomendaciones a los lectores de que sean muy analíticos y críticos con su elección de carro, parte de nuestro trabajo en esto de la industria de probar autos es proyectar precisamente cómo lo sentimos lo más real posible. Entonces, léannos, hay muchísimas personas en youtube, periódicos, revistas, páginas de internet que te pueden dar muchas opiniones sobre el mismo producto.

Y los invito a que lo lean los sábados también en el impreso de El Informador o en mi Instagram, Youtube o TikTok. Suelo tener los autos más recientes que se presentan en la industria y ahí les cuento cómo percibo los coches, más allá de leerles la ficha técnica. Pero sí, investiguen, comprar coche ahorita es una fortuna y hay que hacerlo informados.

Síguelo en redes Sociales

Youtube
Instagram





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Karen Tinajero comenzó su proyecto La Bralette hace 6 años y el éxito que tiene hoy en día es gracias a su filosofía de escuchar siempre a sus clientas

Ana Garcia
9 noviembre, 2021

Antes de sus 30 años, Alejandra y Viridiana habían lanzado el primer Tequila rosa en México y ahora logran posicionarlo en Estados Unidos

Ana Garcia
2 noviembre, 2021

“Voy al Teatro” es una aplicación creada por Alan Gutiérrez, con el objetivo de promover, divulgar y comercializar las artes escénicas.

Ana Garcia
26 octubre, 2021

RELACIONADOS