PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
junio 22, 2024

, , ,

Enrique Estrada: El hombre detrás del éxito de Aceros Ocotlán

En esta entrevista exclusiva, Enrique Estrada nos cuenta sobre los retos que conlleva dirigir Aceros Ocotlán

Por

Enrique Estrada El hombre detrás del éxito de Aceros Ocotlán

Enrique Estrada nació con los huesos de acero. Hace cuatro décadas, comenzó a forjarse entre placas, varillas, vigas y perfiles. El ahora director de Aceros Ocotlán se ha desarrollado a la par de la empresa y ha visto, desde un lugar privilegiado, el impacto y la transformación que ha tenido su industria en México. 

La empresa se fundó en el municipio que le da nombre apenas unos años antes de que naciera Enrique. El ejecutivo recuerda haber pasado sus tardes entre tareas escolares y aprendizajes en el negocio familiar. En la primera bodega de distribución, el niño descubrió los secretos de la compañía e inició su travesía hasta llegar al cargo que hoy desempeña. 

“Recuerdo que empecé a trabajar en la báscula, en operaciones y logística. Mi papá me dijo que ahí estaba el corazón del negocio. Ese fue mi primer puesto y ahí trabajaba en los veranos”.

El reto de asumir el liderazgo de Aceros Ocotlán

La oficina central del director mira hacia una de sus bodegas de distribución. En una esquina, el perchero está hecho de varillas de metal, un detalle para no olvidar que desde los cimientos hasta la decoración de esta empresa es de acero.  

Llegó al cargo meses antes de que el mundo se detuviera por una crisis de salud. Hasta ese entonces, su padre, fundador de la compañía, se desempeñaba como el responsable de Aceros Ocotlán. En ese entorno es en el que Enrique comenzó a poner su corazón después de pasar por varias áreas. 

Enrique Estrada en su oficina

“Una vez que me gradué, me dediqué a tiempo completo a mi primer puesto, en tesorería. Yo estudié administración financiera, entonces era natural. Recorrí varios puestos, desde ventas hasta ingeniería e inventarios. Eso me ayudó a conocer bien la empresa”, recuerda. “El mercado del acero es muy dinámico y es de las partes que más me gustan. Todos los días hay temas diferentes y hay que estarlos abordando y aprendiendo”.

Menciona que uno de los retos fue tener una transición sin sobresaltos en el cambio de mando. “Afortunadamente tengo la confianza y el apoyo de mi familia. Fue muy retador, pero también motivante”. 

Un entorno retador

Durante la charla, el director revisa sus apuntes mientras el ajetreo de un día normal no cesa. Cuenta que el asumir el encargo para el que se preparó durante años, representó una satisfacción personal. Sin embargo, de inmediato se puso a trabajar ante el entorno tan complicado que se vivía en 2020. 

“Hicimos las cosas bien, supimos aprovechar las oportunidades. Creíamos que íbamos a entrar en una en una recesión; en la parte de la construcción sí lo fue, lo mismo en la infraestructura de gobierno y en algunas obras privadas, pero la autoconstrucción se estuvo moviendo. Como estábamos encerrados, muchos desde casa nos dimos cuenta que era necesario ampliar un cuarto, hacer una terraza o invertir en la casa de campo. Entonces, eso nos ayudó a compensar”.

Además, tras superar esa etapa, la industria del acero y la construcción comenzó con una nueva crisis: la guerra entre Rusia y Ucrania. “En 2022 tuvimos inestabilidad por el conflicto bélico, eso también generó mucha especulación en el mercado, pero tuvimos buenas ventas en el primer semestre. Esperamos que este 2023 sea más estable”.

Menciona que, para enfrentar este año, Aceros Ocotlán está tratando “de hacer cosas distintas para dar más valor a la industria. A pesar de que sí nos ha detenido un poco la inflación, sí hay obras, sí hay inversiones. Nuestra fortaleza es que tenemos 60 puntos de venta, nosotros vamos al cliente final. También vamos dirigidos a la construcción: le vendemos a constructoras que traen trabajos de gobierno. La otra parte fuerte es la exportación a Estados Unidos”.

La compañía genera más de mil empleos de forma directa y casi 300 de forma indirecta. Lo que impacta en miles de familias que dependen de que la industria esté sana y en crecimiento constante. 

Para Enrique, más que una responsabilidad es un estímulo el asumirse director de sus trabajadores. “El tener tantos colaboradores es una motivación y un compromiso. Ellos son una de nuestras prioridades, su nómina es la prioridad número uno para nosotros”.

Un cuerpo de acero 

La charla con Enrique Estrada pasa de su oficina al campo donde se siente más cómodo: una bodega enorme llena de toneladas de material. Se sacude el traje perfectamente cortado y avanza entre placas de acero y perfiles. 

Se sabe director y se mueve como tal. Estamos en el centro neurálgico de Aceros Ocotlán. Aquí, el acero abarca toda la mirada y todo se mueve con la precisión de un reloj suizo. Entran y salen camiones de plataforma, mueven toneladas de acero y se coordinan para que cada movimiento ocurra con precisión única. 

Y si Enrique es la mente maestra de este cuerpo de metal, los pies que lo hacen avanzar de manera firme con las varillas y las vigas IPS. Ambos materiales se utilizan en construcciones en la región. También le dan solidez los perfiles IPR, es una viga i que se utiliza en la construcción de puentes y estructuras ligeras y pesadas.

Instalaciones de Aceros Ocotlán

“Los brazos de Aceros Ocotlán son los departamentos de compra y venta. Esa parte es primordial y hay que saber comprar en los momentos precisos y lo mismo al momento de vender. Debemos estar atentos a los precios y reconocer el timing adecuado para cada operación”.

En esa alegoría, las decisiones finales recaen en Enrique, siempre acompañado de un cuerpo colegiado. “Tenemos un consejo de administración y ahí discutimos las ideas y los planes que tengo. Algo importante es que mis hermanos también están en la empresa: César, que es el más chico, y Ruth, la mayor. Ella está en tesorería y César es gerente general de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Y el consejo lo completan mis papás y tres consejeros independientes, desde ahí vamos marcando el rumbo de la empresa”.

El director menciona que en esas reuniones existe mucha sinergia y los integrantes se enfocan en el mismo objetivo. “Todos nos hemos preparado, todos hemos tomado programas y los consejeros nos han balanceado totalmente porque son imparciales y objetivos”.

Ese cuerpo de acero ha vendido en un año hasta 400 mil toneladas. Es uno de los líderes en su sector y durante más de cuatro décadas se ha consolidado como un jugador clave en el crecimiento del país. 

“Afortunadamente tengo la confianza y el apoyo de mi familia; ha sido muy retador, pero también motivante”

Enrique Estrada

Actualmente tiene 60 puntos de venta y centros de servicio en diferentes áreas, desde como habilitado de varilla, nivelado y corte de lámina, fabricación de polines, acanalado de lámina y corte slitter.

Tiene presencia física en Jalisco, Nayarit, Michoacán, Guanajuato, Nuevo León y Baja California, lo que permite cubrir gran parte de la República. Entre los sectores en los que su acero se mantiene, destacan obras como el Centro Médico Puerta de Hierro, el Aeropuerto Internacional Miguel Hidalgo, las estaciones del Macrobús, todas en la ciudad. También han trabajado en el Estadio Saraperos, en Saltillo, y la planta Michelín, en León, por mencionar algunos. 

“En la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero vendimos casi 14 mil toneladas de acero”, menciona Enrique.  Y con una sonrisa también menciona al Puente Matute Remus como una de las obras en las que participó la empresa y que le da mucho orgullo presumir.  

Aceros Ocotlán en datos

  • 43 años de fundada en el municipio de Ocotlán.
  • 6 estados en los que tiene puntos de venta: Jalisco, Nayarit, Michoacán, Guanajuato, Nuevo León y Baja California. 
  • 60 puntos de venta y centros de servicio para segmentos específicos como habilitado de varilla, nivelado y corte de lámina, fabricación de polines, acanalado de lámina y corte slitte.
  • Mil 040 personas trabajan en toda la empresa.
  • 300 empleos indirectos generan.
  • 400 mil toneladas de metal cada año es lo que venden en promedio
  • 14 mil toneladas aportaron solo para el proyecto de la Línea 3 del Tren Ligero.

Bodega de Aceros Ocotlán

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO