Adolfo Navarro transforma la piel en objetos de lujo

El director de Lo Esencial, Adolfo Navarro, crea objetos perdurables

Por

Con una carrera en Diseño Industrial, Adolfo Navarro apostó siempre por la durabilidad y el buen gusto de los objetos de uso diario. Una apuesta que ganó tras consolidar Lo Esencial, marca tapatía de productos de piel genuina que ofrece pulcritud, durabilidad, funcionalidad y diseño.  

Tras siete años de presencia en el mercado, Lo Esencial sabe que sus productos mejoran con el uso, además de que sean prácticos y se presuman. 

“Al salir de la carrera empecé en un estudio de diseño donde hacíamos mobiliario, pero tenía la espinita al saber que esos productos no eran usados todos los días, la gente los compraba y los ponía en su casa y ya. Yo quería probar con objetos de uso diario, que estuvieran puesto a prueba. Y no encontré proyectos que se enfocaran en eso, así que decidí empezar con Lo Esencial”, señala en entrevista Adolfo. 

Los productos con los que comenzó fueron los que se utilizan más de manera personal: las billeteras. 

“Primero me enfoqué en las carteras. Me preguntaba por qué eran todas iguales, por qué todas, compres la marca que compres, tienen la misma construcción complicada. Me puse a analizar las que yo había tenido y ver el proceso de producción. Ahí surge nuestra primera pieza que es una cartera de una sola pieza y sin costuras”.

A partir de ese producto, que sigue siendo uno de los objetos estrella de la marca, Adolfo Navarro evolucionó para dejar de lado a la industria del fast fashion y apelar a lo duradero.

“El principal reto fue hacer más con menos. La idea siempre fue hacer una marca que no percibiera como algo de moda, si no tal cual como productos que tú puedes usar el día a día. Más allá del proyecto emprendedor de lograr facturar equis cantidad, quería un fundamento real para que el proyecto creciera por sus propios méritos”. 

Con alma artesanal

Con una gama de productos que abarcan desde billeteras hasta correas para smartwatches, el alma de Lo Esencial se mantiene en la artesanía. 

“Todo está diseñado y fabricado aquí en Guadalajara. Unas partes las hacemos nosotros y otras las delegamos, pero siempre cuidando el proceso. Además, siempre apostamos por la simplificación de nuestros procesos para que la producción pueda mantenerse constante. También nos apoyamos en artesanos que tienen muchísimos años trabajando con el material”. 

Adolfo Navarro llega a los museos

El proyecto que germinó en la mente de Adolfo Navarro ya ha sido expuesto en museos del país. En la capital tapatía estuvo en la Secretaría de Cultura, mientras que en la Ciudad de México lo hizo en el Museo del Objeto. 

“Estuvimos en una exposición en el edificio Arroniz; mostramos prototipos y pruebas de lo que hacemos. Y no sólo eso, el Museo del Objeto se llevó varias de nuestras piezas a Washington, a Miami; Lo Esencial ya es reconocida en el mundo. Creo que es por la apuesta que hacemos al entender el objeto como algo que no es moda”.

Adolfo menciona que lo que sigue para la marca es crecer en su operación y tener más puntos de venta. “En Estados Unidos es muy fuerte el interés en nuestros productos y es parte de lo que sigue: expandirnos sin dejar el desarrollo consciente de este tipo de piezas. No queremos que a pesar de que algunos productos de la marca están siendo muy relevantes, nos confiemos de ellos y diseñemos los siguientes con todo aquello con lo que estamos en contra”.

“Estamos tan acostumbrados a la obsolescencia programada que no nos damos cuenta de nuestro consumo. Nosotros queremos que los productos mejoren con el uso y puedas llevar esa satisfacción de durabilidad a muchos objetos de tu vida cotidiana”.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO