David García, el tapatío que revolucionó las fintech

David García, el tapatío que revolucionó las fintech

El ingeniero que convirtió su pasión por la tecnología en una oportunidad para ayudar a sus clientes a alcanzar el bienestar financiero.

Felipe H. Leal
2 julio, 2018

David García (Guadalajara, 1990) estudió ingeniería industrial en la Universidad Panamericana (UP); sin embargo, las finanzas y la tecnología llamaron su atención desde siempre, y hoy es el fundador y director general de Digitt, una startup con el que cada mes ayuda a muchos tarjetahabientes a salir de deudas en sus tarjetas de crédito.

De hecho, fue con una mala experiencia con un banco que David se dio cuenta del potencial que había en la reestructura de pasivos y en lo mucho que podía hacer por la poca cultura financiera del país. Actualmente, recibe un promedio de 100 solicitudes mensuales y se encuentra ya en el desarrollo de nuevos productos financieros que permitirán que sus clientes recuperen el control de sus finanzas personales.

Desde la página web de Digitt (www.digitt.com) los tarjetahabientes pueden utilizar el simulador que les permite calcular cuánto ahorrarían transfiriendo la deuda de su tarjeta a la plataforma y además solicitar su crédito en línea en menos de 3 minutos.

¿Cómo nace tu interés por las plataformas digitales y la industria tecnológica?

Soy ingeniero industrial con corazón financiero. Desde siempre me han apasionado las finanzas y, antes de graduarme, sabía que eso es lo que quería hacer. Mientras trabajé en IBM, tuve exposición a tendencias tecnológicas como big data, inteligencia artificial y machine learning y, sobre todo, de su potencial aplicación a las finanzas, algo que despertó mi interés en el fintech (tecnología financiera).

Platícanos cuál fue el proceso para desarrollar Digitt:

Durante mi 1er proyecto de emprendimiento me endeudé con mi tarjeta de crédito y viví de 1ª mano lo frustrante y desgastante que es salir de esa situación.

Incluso tuve un par de malas experiencias como cliente del banco más grande de nuestro país y fue por eso que decidí hacer algo al respecto y combinar mi pasión por las finanzas y la tecnología para fundar Digitt.

Empecé con varias ideas, las revisé y modifiqué y, tras superar obstáculos y entender las necesidades que había en el mercado, desarrollé el crédito Digitt para ayudar a las personas a liquidar su deuda de tarjeta de crédito.

¿Qué es lo más complicado de tener una startup? ¿A qué problemas te has enfrentado?

Lo más complicado, pero también lo más divertido, de trabajar en una startup, es la constante incertidumbre.

Cuando intentas hacer cosas nuevas e innovadoras el contexto es totalmente incierto, cada día hay retos y obstáculos diferentes, más aún tratándose de temas financieros. Como emprendedor, lo único que te mantiene firme es la pasión por lo que haces, porque debes estar convencido de tu misión y de la visión del mundo que quieres lograr.

Debes volverte muy creativo para solucionar y superar cada obstáculo. Es muy retador, por supuesto, aunque lo importante es disfrutarlo, y vale mucho la pena.

¿Cómo ves el fintech en Jalisco? ¿Por qué crees que Guadalajara se ha vuelto una ciudad tan atractiva para su impulso?

Vivir en un país con una banca tan deficiente te pone sobre la mesa grandes oportunidades de mejora, y los emprendedores mexicanos hemos encontrado en el fintech el canal perfecto para llevarlas a cabo.

Guadalajara está lleno de talento relacionado a desarrollo de software y tecnología en general, y por eso se ha posicionado como el hub de la innovación y del emprendimiento tecnológico en nuestro país.

Creo que la combinación de ambos factores deja a Jalisco en una posición privilegiada para volverse el referente del fintech en nuestro país, Latinoamérica y, por qué no, del mundo.

¿A qué crees que se deba la poca cultura financiera de los mexicanos?

Probablemente tiene un componente cultural que ha pasado de generación en generación. En pocas familias se inculca educación financiera desde casa. Lo sorprendente es, además, que muy pocas instituciones educativas se han esforzado por enseñar este tema tan importante.

Me he acercado con algunas universidades para buscar impulsar una materia de finanzas personales y, más allá de implementar talleres cortos y muchas veces opcionales, han mostrado poco interés en formalizarla como materia.

Aprender educación financiera es una cuestión de vital importancia que va más allá del dinero. Llevar finanzas personales sanas tiene un impacto en el bienestar, la salud, la autoestima de las personas e incluso en el desarrollo económico de un país.

Me alegra ver que en los últimos años han surgido cada vez más iniciativas que nos ponen en buen camino, y nosotros en Digitt estaremos trabajando duro para poner nuestro granito de arena.

¿De qué manera opera Digitt? ¿Qué debe hacer un posible cliente para ser parte de la plataforma?

El crédito Digitt es un crédito con una tasa justa, una mucho más baja que la de las tarjetas de crédito y que se paga en plazos y pagos mensuales fijos. Además, no cobramos comisiones de ningún tipo y nuestros usuarios pueden, sin ninguna penalización, realizar pagos anticipados a su crédito o liquidarlo de forma anticipada. Nuestro proceso de contratación es rápido y claro, sin letras chiquitas, sin burocracia ni condiciones escondidas.

Imagina que le debes a tu tarjeta de crédito y, como resultado de las altísimas tasas de interés, pagas mes con mes y tu deuda prácticamente no disminuye. En esta caso, te recomendamos visitar nuestra página, utilizar nuestro simulador para que te des cuenta de los ahorros que tendrías transfiriendo tu deuda con nosotros y que entonces solicites tu crédito en línea en menos de 3 minutos.

Si tu crédito es aprobado, pagamos tu deuda directamente a tu tarjeta de crédito y a partir de ese momento pagarás tu crédito Digitt en el plazo y con el pago mensual que hayas elegido. De esta manera ahorrarás mucho dinero en intereses y le pondrás fin a tu deuda.

En promedio le hemos ahorrado a nuestros clientes 65% en pago de intereses. Además, al no ser una quita o una renegociación de deuda, también les ayudamos a mejorar su historial crediticio.

¿Qué proyectos vienen a futuro? ¿Cómo funciona la colaboración con Agave Lab Ventures?

Este año consolidaremos el crédito Digitt, nuestro producto de transferencia de deuda de tarjeta de crédito. Al mismo tiempo, estaremos trabajando en nuestros siguientes productos financieros, que anunciaremos próximamente.

Agave Lab Ventures es un fondo de capital de riesgo (venture capital) y es nuestro inversionista. Andy Kieffer, general partner del fondo, creyó en nosotros, nos invirtió en 3 ocasiones y trabaja muy cerca con Digitt. Es valioso contar con los consejos y la experiencia de Andy y de Agave Lab.

 

Players Brief

– 100 solicitudes se procesan al mes en la plataforma de Digitt.

– $60,000 es el monto máximo que actualmente se otorga de crédito.

– 6 personas se encuentran de planta en las oficinas.

– Eficiencia, inteligencia, transparencia y justicia son los 4 pilares que rigen los productos y servicios de esta startup.

– La mayoría de las tarjetas de crédito del país cobran un Costo Anual Total (CAT) de 50% o más.

– 3 años trabajó David en IBM, empresa en la que potencializó su gusto por las tendencias tecnológicas.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

El diseño siempre fue parte fundamental de la vida de Samuel Casillas, …

GUILLERMO RUBIO
24 octubre, 2018

Alejandro Barbosa (Guadalajara, 1977) es el presidente fundador y director de Nariz …

Felipe H. Leal
22 octubre, 2018

Cuadros, esculturas y un ambiente reflexivo que enaltece el amor a la …

GUILLERMO RUBIO
17 octubre, 2018

RELACIONADOS