Fernando Cruz: Creando la cerveza artesanal de Jalisco

Fernando Cruz: Creando la cerveza artesanal de Jalisco

Juan Pablo Benavides
18 julio, 2019

Pasión, calidad y perseverancia. Para Fernando Cruz, dueño y fundador de Cervecería Duque, estas palabras son clave cuando decides incursionar en el mundo de la cerveza artesanal en México. Duque busca ser un ícono de la cerveza artesanal en Jalisco y expandir su negocio hasta llegar a un nivel nacional para poder llegar a estar en la mesa de todos los comensales.

¿Platícame cómo empezó Cervecería Duque?

Cervecería Duque como tal empezó como un proyecto escolar. Yo soy egresado del Tec de Monterrey y en mi carrera era un requisito crear una empresa para podernos graduar. A mediados del año 2012, se nos ocurrió comenzar con esta aventura. Empezamos aprendiendo cómo hacer cerveza, probando diferentes estilos y leyendo mucho sobre todas las particularidades de esta industria. Duramos incubando el proyecto un año y medio, aproximadamente.

Un mes después de recibirme de la carrera, ya estaba vendiendo mis primeras cervezas. Empecé vendiéndolas en restaurantes y bares de conocidos; era una cerveza muy joven con mucho camino por delante, pero llegó a gustar y así fuimos creciendo poco a poco. Nuestros primeros años fueron de muchos ajustes y cambios, pero finalmente logramos la imagen y el concepto que buscábamos.

¿De dónde nace el nombre “Duque”?

Nosotros inicialmente queríamos llamarla Cervecería San Pedro. La idea original era que nuestra planta estuviera situada en el corazón de Tlaquepaque, cuyo nombre oficial es San Pedro Tlaquepaque. Queríamos que fuera algo muy local y que fuera la primera cervecería en forma de ese municipio.

El problema era que el nombre no representaba lo que nosotros queríamos transmitir con nuestra imagen, lo cual era elegancia y sencillez. Nos dimos cuenta que el nombre de “San Pedro” no nos daba ese estatus que nosotros buscábamos pues nos remitía a conceptos más tradicionales, más antiguos… más parecido al nombre de un tequila. Hicimos la prueba de ponerle un título nobiliario al nombre para obtener lo que queríamos. Le pusimos momentáneamente “Duque de San Pedro” pero ahora quedaba un poco largo y finalmente coincidimos en que se resumía bien solamente llamándola Duque.

¿Qué dificultades has encontrado en estos cinco años de estar en esta industria?

En la elaboración y comercialización de cerveza artesanal hay cientos de dificultades día a día. Es muy extenso el tema. Como obstáculos externos tenemos la parte de los impuestos que no son proporcionales al tamaño de la cervecería o a la cantidad de litros producidos, la constante escasez de insumos, ya sean maltas, lúpulos o botellas, la alta competencia en el mercado, y lo difícil que es el mercado local en cuanto a la seriedad tanto de proveedores como clientes.

Hablando de factores internos, hay mil posibles razones por las que algo podría salir mal en el proceso de producción. La limpieza es vital en una cervecería y por lo general, cualquier error es fatal. Debemos ser muy cuidadosos y meticulosos para lograr una estandarización y una calidad constante. La tecnología y el equipo para elaborar y dispensar cerveza es muy costoso y hemos aprendido por la mala que lo barato termina siendo más caro. Es un giro que requiere muchísima inversión y paciencia, realmente uno tiene que estar en esto por amor al arte ya que el retorno de inversión es muy tardado. No hay negocio fácil, pero éste es particularmente complejo.

¿Qué estilos de cerveza produces?

Hacemos de todo realmente. En el último semestre, hemos elaborado alrededor de 15 estilos diferentes tanto para nuestra marca como para otras. En Duque tenemos cuatro estilos de línea que son Blonde ale, American pale ale, Porter y Black Ipa, pero nos gusta mucho experimentar con diferentes adjuntos y siempre tener propuestas distintas en el mercado. Hemos hecho cerveza con mazapán, pitaya, maracuyá, whisky, café, cacao, Jamaica, entre otros. A la gente le gusta mucho probar nuevos sabores y nos ha ido muy bien con los estilos especiales. Ahorita producimos entre tres y cuatro mil litros mensuales, y tenemos proyectado duplicar esos números para el siguiente año.

¿Qué estrategia usas para diferenciarte en esta competida industria cervecera?

Dada la alta competencia local que tenemos, hemos desarrollado nuevas estrategias para entrar en los restaurantes y bares.

Nosotros les ofrecemos la posibilidad de producir su propia cerveza, única y hecha a la medida. Basándonos en el concepto y el mercado del lugar, diseñamos una cerveza exclusiva para ser la cerveza de la casa, ya sea en botella o en barril. Podemos hacer lotes desde 100 hasta 500 litros para aquellos lugares que quieran diferenciarse y tener una cerveza completamente personalizada en imagen y sabor a un precio muy accesible.

¿Qué planes tienes para el futuro?

Estamos por sacar una nueva marca de cerveza con un concepto muy interesante y diferente a Duque. Pronto sabrán más sobre Duquesa.

En Duque queremos consolidarnos en Jalisco y después en los estados aledaños. Queremos mejorar nuestra presencia principalmente en la zona del Bajío y posteriormente irnos hacia el norte. Actualmente estamos en busca de distribuidores con experiencia que nos apoyen en abarcar estos mercados. En algún momento, nos encantaría exportar a otros países, pero yo creo que sería en por lo menos dos años más.

Para más información:

Instagram: @cervezaduque
Facebook: Cervezaduque
Número de contacto: 333 952 8271





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

La danza folclórica es una de las expresiones culturales más profundas y …

Juan Pablo Benavides
25 junio, 2019

La contaminación ambiental y el cambio climático es una realidad a la …

Juan Pablo Benavides
19 junio, 2019

Cada vez el consumo de productos saludables incrementa en nuestro país y …

Juan Pablo Benavides
13 junio, 2019

RELACIONADOS