Basurama, un negocio verde

Basurama, un negocio verde

El visionario que supo hacer negocio con los desechos de basura.

Felipe H. Leal
1 noviembre, 2018

La posibilidad de estudiar en Europa hizo que Sergio Valencia descubriera formas profesionales de hacer la recolección de los residuos y de incentivar a las empresas a que vendieran sus materiales reciclables; así fue como empezó Basurama, una empresa encargada también de generar cultura del manejo integral de los residuos.

“A mí me tocó la oportunidad de hacer un intercambio en Alemania y me llamó mucho la atención la forma en la que ellos manejaban los residuos. Me encontraba un camión de basura y no lo veía como una camionetita que estuviera tirando basura por los lados o como una chatarrera. Entonces me puse a pensar en ideas sobre qué pasaría si buscáramos hacer lo mismo en México, separar los residuos adecuadamente y generar campañas de concientización más efectivas”, cuenta Sergio.

En México se recicla solo el 7% de la basura, mientras que en otros países, como Alemania o Suecia, se recicla en ocasiones hasta el 80% de los residuos.

Además, México es uno de los principales países en consumo de agua embotellada o de refrescos y esto genera cantidades enormes de desperdicio que se van directo al ecosistema.

“El gobierno se ha quedado muy atrás en la parte de generar campañas entre la población y por eso fue que nosotros comenzamos a dar cursos y capacitaciones para que instituciones y lugares específicos, como colegios y fraccionamientos, se tomaran en serio el tema de separar la basura. Fue complicado arrancar en el tema financiero y, además, no estaba tan de moda ser emprendedor y pues tampoco encontré muchos apoyos o maneras de crecer o expandir mis ideas. El proyecto era bueno desde el punto de vista ambiental, pero muy riesgoso desde el punto de vista financiero”, detalla el empresario de 34 años.

Afortunadamente Sergio pudo asociarse con empresarios de Guadalajara que creyeron en la idea y en el objetivo de poder reciclar a través de campañas corporativas y así acercarse a otros segmentos como hoteles, clubes deportivos y, posteriormente, a la parte industrial, que es donde despegó Basurama.

“En la parte industrial, nosotros reciclamos cada mes unas 2 mil toneladas de materiales. Somos una empresa de 200 personas. Tenemos oficinas en Guadalajara y Querétaro. Muchos de estos materiales que recabamos los procesamos para poder hacer nuevos productos en general. Algunos de estos materiales también tienen un mercado de exportación importante que hemos enviado a países como India y China para que allá se conviertan en autopartes, mangueras que se utilizan en riego, así como en herramienta y en materiales para la construcción, que es en lo que se aprovechan este tipo de residuos”, comparte Sergio, quien hace 6 años Sergio fue galardonado con el Premio Adolf Horn como Empresario Joven del Año.

Sergio considera que hace falta un mayor sentido de responsabilidad en la sociedad porque pocos son los que están dispuestos a tomar acciones por sí mismos. La mayoría espera a que el gobierno tome medidas para no tener que complicarse, pero, cuando les toca poner de su parte, tampoco lo hacen.

Hay que pensar en trabajar en conjunto, liderados por asociaciones civiles expertas en el tema y con el gobierno cumpliendo con su parte en este tema tan urgente.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

¿De dónde nace la idea de empezar Nuestra Raíz? Personalmente siempre he …

PLAYERS of life
30 mayo, 2019

Hoy en día la gente busca que las marcas sean honestas con …

Juan Pablo Benavides
29 mayo, 2019

Entrar a WeWork cuando apenas era una empresa de 7 personas en …

Juan Pablo Benavides
23 mayo, 2019

RELACIONADOS