Soy un fantasma – por Diana Torres

Por

Marca personal
Soy un fantasma - por Diana Torres
Debatamos
Por Diana Torres
CEO de Punto
@dianatorres.mx

Vivimos en momentos donde tener talento no es suficiente, hay que comunicarlo. La oferta de profesionales valiosos se diluye cada vez más en entornos digitales donde el ruido distrae y no nos deja ver la esencia de los mejores para identificarlos.

Ahí es donde crece el auge de los esfuerzos por consolidar una Marca Personal, entendida mucho más allá de un logotipo o fotos bonitas, sino como el trabajo por profesionalizar la comunicación y posicionamiento de profesionales para que se perciba lo mejor de ellos ante quienes más le interesan para crecer sus negocios.

UNA MARCA PERSONAL DA VISIBILIDAD, AUTORIDAD Y GENERA LEALTADES

Una Marca Personal comunica lo mejor de un profesional y conecta con quienes se pueden ver beneficiados de su talento.

Las redes sociales se han convertido en un escaparate para esos talentos que buscan decirle al mundo por qué son la mejor opción, sin embargo, muchos de ellos se enfrentan al mundo digital desde la distancia generacional, la apatía, falta de tiempo o incluso habilidad para conectar a través de los aún limitados formatos digitales: textos o videos.

Ahí nacemos los fantasmas de las Marcas Personales. Sí, yo soy un fantasma.

Sí, escribo los post de otros para sus redes sociales. Se llama ´ghostwriting´ y consiste en redactar ideas, reflexiones y aportaciones profesionales para ser publicados por otros.

¿ES ESO AUTÉNTICO? ABRAMOS EL DEBATE

Es un tema tabú porque la crítica fácilmente inunda la conversación sobre Marcas Personales, la generación de su contenido y su autenticidad.

¿Todos los perfiles profesionales con una Marca Personal medianamente estructurada escriben sus propios contenidos? No todos.

¿Eso les resta autenticidad? Yo creo que, en ciertas condiciones, no.

Hay profesionales llenos de talento, ideas y profesionalismo que hoy están contratando quién se haga cargo de su comunicación en redes sociales por diversas razones:

  • Su tiempo más valioso no está en escribir post de Instagram o LinkedIn, sino generando ideas y compartiéndolas con sus clientes.
  • Sus habilidades y zona de genialidad no están en la expresión verbal.
  • Tienen tantas ideas que compartir que llegan a perder estructura y claridad.
  • Tienen tanta experiencia que a veces les cuesta ser empáticos y compartir desde la visión de un usuario y no solo de la auto referencia.

Pero aun con todo eso, desean compartir, generar valor y alimentar una comunidad a partir de sus ideas.

¿Eso está mal? Yo creo que NO. En mi experiencia, la generación de contenido para otras Marcas Personales pasa por un profundo conocimiento de la persona, su experiencia y servicios que construyen de manera formal un manual de comunicación de la marca donde se incluyen:

Su personalidad, su tono de voz, su universo temático de interés, sus afinidades sociales, políticas, económicas y culturales.

Solo sistematizando la voz de una persona puede generarse contenido a su nombre y seguir siendo auténtico porque la hora de la verdad llega cuando el profesional se encuentra con el cliente y éste espera encontrar a la misma persona que ha leído.

Si la comunicación es consistente y coherente, se encontrarán. Hoy que las relaciones comerciales nacen con una primera atracción digital, es más importante que nunca mantener activa la comunicación y a veces la mezcla entre el talento de uno con la habilidad de comunicar de otro hace magia

Le llaman ´ghostwriting´ y es altamente demandado en entornos digitales como LinkedIn, pero a mí me gusta pensar y sentir que le estoy dando palabras y estructura a las ideas geniales de otros.

Se trata de entender nuevas dinámicas para comunicarnos y encontrarnos en escenarios hasta hace muy poco desconocidos.

Sigue a PLAYERS of Life Torreón en redes sociales: FacebookInstagram y Twitter

+DESTACADO