PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
mayo 26, 2024

, ,

Ramita de Olivo, regalos con alma

Conoce el emprendimiento lagunero Ramita de Olivo, creado por Lorena. La joven plasma su talento en regalos personalizados creados "con alma"

Por

Ramita de Olivo es el emprendimiento de Lorena Grimaldo, una joven de 21 años que tiene como objetivo regalar momentos especiales a través de sus productos hechos a mano.

El arte de Lorena se ha visto reflejado desde el año 2020, sumándose a los emprendedores que dieron vida a sus proyectos durante la pandemia por COVID-19.

Lorena Grimaldo estudia actualmente la carrera de fisioterapia en UVM Campus Torreón y con el tiempo ha aprendido a organizarse de la manera más productiva, para rendir tanto en su negocio, como en sus estudios.

Platícanos sobre Ramita de Olivo

“La idea surgió a partir de la necesidad que tuve un día de hacer un regalo. A mi siempre me ha gustado más hacer los regalos que comprarlos”.

Hacer regalos hechos a mano ha sido una de las pasiones que la joven mostró desde temprana edad, quien entendió que el valor sentimental puede combinarse con sus habilidades artísticas.

“Me encanta ver la reacción de las personas cuando reciben un regalo que yo les pinto, sobre algo que les gusta”.

Para este emprendimiento ha recibido apoyo de su familia, amigos y novio, de hecho, entre sus más allegados surgieron sus primeros clientes.

Así mismo, el nombre Ramita de Olivo tiene un significado espiritual y muy personal para Lorena, este representa su fe.

“La rama de olivo es un símbolo de paz, esperanza y paciencia. Y yo sentía que son cosas que me faltaban en la vida y mi fe las podía dar”.

¿Cuáles son tus productos personalizados más vendidos?

“Definitivamente los productos personalizados que más se venden son las fundas”.

“La idea de poder personalizar una funda pintada a mano, es algo que a la gente le ha gustado mucho y es lo más pedido, aparte de los cuadros y los lienzos”

“La verdad es mi cosa favorita del negocio, es mi pasión”.

San Valentín y Navidad, las mejores temporadas

“Algo que me impresiona de verdad es que desde que empecé no ha habido ninguna semana que no tenga pedidos”.

Ramita de Olivo tiene trabajo todo el año, sin duda hay temporadas más fuertes en las que la vida estudiantil de Lorena y su emprendimiento tienen que encontrar el equilibrio.

“Todos estos casi dos años no ha parado el trabajo, es algo increíble. Yo me siento muy agradecida con las personas que me siguen apoyando”.

“Cuando estoy de vacaciones he entregado hasta diez productos a la semana. En un buen mes que no sea temporada alta llego a hacer treinta productos diferentes entre fundas, bolsas, cuadros”.

“Soy una persona haciendo las cosas también por eso no produzco más y las temporadas mas fuertes son San Valentín y Navidad”.

¿Cuál ha sido el trabajo personalizado más costoso que has hecho?

El trabajo hecho a mano requiere esfuerzo y creatividad, en el caso de Ramita de Olivo realizan una amplia variedad de productos al gusto del cliente.

“El trabajo mas costoso que he hecho fue el año pasado, fue un cuadro bastante grande que me pidieron”

“Recientemente también me llegó todo un reto, que fue una chamarra de mezclilla en la que hice el cuadro de Los Amantes de Remedios Varo, un cuadro muy bonito”.

“El reto es que fue en textil y la pintura textil es muy pesada. El cuadro tenia muchos detalles y me puse de acuerdo con el cliente para que supiera que iba a costar. Es lo más caro que he hecho”.

¿Qué consideras que lo jóvenes deben tomar en cuenta a la hora de emprender?

“Siento que algo muy importante es perderle el miedo a empezar las cosas”.

“A veces tenemos miedo de empezar por el qué dirán porque no tenemos mucho ingreso para empezar un negocio, ese miedo o esa preocupación de que las cosas vayan a salir mal”.

“Yo creo que de la incertidumbre salen las mejores ideas, si quieres hacer algo cuenta 3,2,1 y hazlo en ese momento”.

“También es importante no tener miedo a pedir ayuda a una persona que sepa mas que tú, siempre habrá alguien que sepa mas que nosotros”.

“Y precisamente de todos esos conocimientos, de todas las demás personas nos podemos nutrir nosotros y de ahí podemos nosotros empezar esta cadena de ir apoyándonos entre todos”.

“Definitivamente habrá veces en las que te quieras rendir, no le verás sentido y es muy válido, por eso a mi me sirve mucho recodar por qué comencé y la razón por la que quiero continuar haciendo las cosas”.

Te puede interesar: Yoga contra el estrés laboral, el emprendimiento de Mariely Handal

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO