PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
abril 13, 2024

, ,

Adriana Talamás, una mujer de distinción

Dice, ha casado a medio Saltillo en sus más de 30 años de experiencia, ella es Adriana Talamás, una mujer de distinción.

Por

Es testigo de la fundación de dos de los restaurantes con más trayectoria de la ciudad, ha supervisado los eventos más importantes y dice, ha casado a medio Saltillo en sus más de 30 años de experiencia, ella es Adriana Talamás.

Menciona ser la cuarta de seis hermanos y recuerda que un momento clave de su vida fue el fallecimiento de su madre cuándo apenas tenía 18 años. “Soy la segunda de las mujeres y en ese tiempo empecé a hacerme cargo de mi casa, pero mi papá quería que yo hiciera mi vida así que me motivó a irme a estudiar la carrera fuera de la ciudad”, comenta. Así fue que optó por la Escuela Superior de Administración en Instituciones de Servicios (ESDAI), institución especializada en la hospitalidad, en la Ciudad de México 

“Se basaba en puro servicio y se enfocaba en hoteles, restaurantes, comedores industriales y hospitales. Fue una experiencia muy enriquecedora porque hice mis prácticas en el Camino Real de CDMX y en el Sheraton María Isabel Hotel, en dónde llegamos a servir banquetes para hasta dos mil personas”, recuerda.

Adriana Talamás; de la cocina a la mesa

A su regreso, con tan solo 22 años y toda la experiencia que había adquirido, Adriana conoció a su esposo, Alberto Canepa, quien siempre la apoya en su desarrollo profesional, y además, comenzó, de la mano de Margarita García Villarreal, la fundación del restaurante El Tapanco. “Mi carrera ha sido enfocada 100% al servicio”, expresa.

Adriana narra que fue por su cercanía con la familia Gentiloni Arizpe, que recibió una invitación por parte de Beatriz Arizpe para darle una repensada al restaurante italiano, La Terraza Romana.

“Cuando lamentablemente, falleció Emmanuel Gentiloni, el fundador del restaurante, Beatriz me contactó para retomar el plan que ya tenían de reubicarlo al norte de la ciudad”, platica.

Aún recuerda el día en el que Fabio Gentiloni llegó con lo que era una primera maqueta de lo que hoy es Il Mercato. “Me dijo: “partner, tienes que ver esto”, porque así me dice, y la verdad me sorprendí por el megaproyecto que era pero le dije make it happen, yo te ayudo en lo que pueda”, menciona.

Dentro los retos de operar los restaurantes que componen el complejo, Adriana tomó liderazgo en el desarrollo de los menús, en compañía del chef oaxaqueño Juan Carlos Rosales, con quien trabaja desde los principios de su carrera.

“La logística fue complicada al inicio pero logramos abrir con éxito y sacamos adelante la operación y el menú de cada uno de ellos”, comparte feliz.

Su proyecto

Cuando se le pregunta a Adriana de dónde viene la energía que la caracteriza, ella responde que viene del gusto y el amor por su trabajo. “Yo soy la más feliz en un evento; me gusta la adrenalina de resolver cualquier problema y hacer que todo salga excelente, eso me encanta”, plática, pues en la actualidad, es la coordinadora de eventos de Il Mercato.

Por su lado, AT Eventos es su marca personal de planificación de eventos y, a la par de sus otros proyectos, la firma lleva más de 25 años de historias. “La vez pasada conté más de 300 folders, más los que tenemos digitalizados, yo creo que he casado a más de mil niñas”, asegura.

Incluso, sus hijos, David, Adriana y Fernando, estuvieron involucrados desde los 14 años en el negocio, y en la actualidad, cada uno cuenta con su carrera profesional pero para Adriana han sido sus mayores aliados.

“A mí me dicen la viejita porque así les digo a todas las clientes que he tenido porque sería imposible acordarme de todos los nombres”, dice con gracia.

Sobre el reto más importante, menciona que ha sido el adaptarse a las nuevas tecnologías, pues dice ha pasado por todo, desde el fax hasta el correo electrónico. “Es increíble que ahora todo se maneja por medio de las pantallas. Yo defiendo que no hay nada como verse en persona, el estar es invaluable, sino te pierdes de muchos detalles”, comenta.

Hoy, a sus 65 años, la saltillense concluye que disfruta el estar detrás de bambalinas, que el tiempo que comparte con sus equipos es importante para ella y que admira el esfuerzo de todos los que están detrás de un evento espectacular. 

Players musts

Un destino: La playa porque disfruto mucho del sol
Un restaurante y tu recomendación: Cualquier platillo de La Terraza Romana

“Yo creo que el área de la hospitalidad está ligado con el contacto humano, para mí es importante conectar con las personas, escucharlas, porque esa es la esencia del servicio”

Sigue a PLAYERS of Life Saltillo en redes sociales: Facebook e Instagram

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO