¿Por qué los mexicanos le tienen miedo al Buró de Crédito?

8 de cada 10 mexicanos consideran que estar en Buró de Crédito es una mala referencia, pero hay muchos mitos y creencias falsas

Por

Estar en el Buró de Crédito es una preocupación recurrente para la mayoría de los mexicanos económicamente activos. Estar en este listado generalmente tiene una connotación negativa. Es una creencia común asociarlo con una especie de ‘lista negra’ en la están las personas que no pueden acceder a ningún tipo de financiamiento.   

De acuerdo con cifras de Rocket, plataforma que brinda asesoría financiera gratuita con el objetivo de impulsar la inclusión y movilidad financiera, las búsquedas de los mexicanos relacionadas con el Buró de Crédito son ocho veces mayores con respecto a las relacionadas a las de opciones de crédito.   

“A la gente no le importa tanto el Buró en sí mismo, sino que quieren saber por qué no les autorizaron algún crédito. La primera búsqueda está relacionada con este tema. Siete de cada 10 personas que ingresan a nuestra aplicación buscan saber si están ahí. Estos datos reflejan el miedo y la preocupación que le genera a los mexicanos formar parte de la lista”, señala Daniel Rojas, CEO de Rocket.

Existen diversos mitos y creencias sobre el Buró de Crédito que generan este tipo de reacciones entre las personas físicas, físicas con actividad empresarial y personas morales. Datos de Rocket refieren que ocho de cada 10 mexicanos consideran que estar en Buró es una mala señal. Entre las creencias más comunes se encuentran:

  • El Buró de Crédito boletina a los usuarios
  • El Buró de Crédito es una ‘lista negra’
  • Estar en el Buró de Crédito es negativo
  • Cualquier persona o empresa puede acceder a nuestra información crediticia
  • No es posible limpiar el historial en el Buró de Crédito 

¿Qué es realmente el Buró de Crédito? 

El Buró de Crédito es una entidad privada que realiza reportes del historial crediticio de personas y empresas. Estos informes, de carácter informativo, incluyen datos sobre su comportamiento a la hora de pagar tarjetas de crédito, servicios básicos y créditos. La información es generada y compartida por las instituciones financieras que ofrecen los productos y servicios.

Con base en estos reportes, otras instituciones financieras pueden aprobar o rechazar solicitudes de crédito. No obstante, estas empresas necesitan autorización del solicitante para analizar su situación.

En México, 9 de cada 10 personas que aplican a un crédito son rechazadas. Estas solicitudes, por lo general, no son aprobadas debido a que los usuarios aplican al producto financiero equivocado; no necesariamente por su historial crediticio. Datos de Rocket revelan que el 43% de quienes solicitan créditos y  son rechazados, podrían haber sido aprobados si hubieran solicitado el producto que les recomienda la plataforma.

Los usuarios pueden consultar su reporte de crédito y su score crediticio de manera gratuita una vez cada 12 meses a través del portal del Buró de Crédito. Existen otras plataformas que permiten acceder a esta información sin costo en el momento que se necesite.  

Conocer su historial crediticio permite que los clientes puedan diseñar e implementar planes de pago para mejorar su calificación y poder obtener mejores productos y servicios.

¿Es malo estar en el Buró de Crédito?

“Formar parte del Buró de Crédito no significa que se tenga un mal comportamiento financiero; los usuarios aparecen en esta instancia desde la primera vez que solicitan un crédito. Sin embargo, un porcentaje muy bajo de la población sabe que estar en Buró no es necesariamente malo y cuando se preocupan por conocer su historial de crédito lo hacen para saber cómo mejorar su calificación”, señala Moises Márquez, Líder de Datos y Modelos de Rocket.

El impacto del Buró de Crédito depende de la gestión financiera de cada persona. Tener un mal manejo a la hora de pagar créditos daña el score crediticio, puntuación que resume el comportamiento crediticio de un cliente, y puede inhibir su acceso a financiamiento. 

Por el contrario, pagar a tiempo, con los montos y plazos establecidos, mejora el historial y puede permitir que las personas accedan a créditos mayores y con mejores condiciones en general.

“México tiene una cultura joven en materia de sociedades de información crediticia. El Buró de Crédito es la institución más antigua y se fundó en 1996. Los burós surgieron después de varios tropiezos económicos en el país, lo que generó la idea de que ‘es malo’. Este pensamiento subsiste en nuestros días pese a los esfuerzos de muchas instituciones financieras”, finaliza el CEO de Rocket. 

Sigue más noticias de negocios y contenidos de estilo de vida de PLAYERS of Life en Google News

+DESTACADO