PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
junio 22, 2024

,

Espacios de trabajo como parte del salario emocional

Las empresas están adaptando sus espacios de trabajo para mejor las condiciones de sus colaboradores como parte del salario emocional.

Por

Imagen ilustrativa de espacios de trabajo como parte del salario emocional.

Las empresas están enfocándose en la reconfiguración de los espacios de trabajo para adaptarlos a las necesidades y preferencias actuales de sus empleados. Este enfoque en la creación de salarios emocionales, que son retribuciones no económicas basadas en las necesidades personales de los colaboradores, está ganando importancia.

Ya no son solo las prestaciones de ley y el salario económico los únicos atractivos para la fuerza laboral. Ahora, los colaboradores valoran y permanecen más tiempo en empleos que les brindan salarios emocionales, como flexibilidad, días libres, equilibrio entre la vida personal y laboral, salud y bienestar, buen clima laboral y espacios de trabajo innovadores, entre otros.

En este contexto, los espacios de trabajo se han transformado en áreas abiertas que fomentan la colaboración y la comunicación. La flexibilidad en el diseño de estos espacios permite a los empleados elegir el entorno que mejor se adapte a sus tareas y preferencias individuales, lo que mejora la satisfacción y la eficiencia laboral.

“Los espacios de trabajo están experimentando una transformación significativa en el país. Salas de lactancia, faith rooms, baños sin género y salas de juego están ganando terreno en la reconfiguración de los espacios laborales, ya que cada vez más empresas invierten en el bienestar de sus colaboradores”, comenta Arturo Bañuelos, Director Ejecutivo de Proyectos y Desarrollos de JLL México.

Por ejemplo, las salas de lactancia se están incorporando con mayor frecuencia para brindar a las madres trabajadoras un espacio privado y adecuado para la extracción de leche durante su horario laboral. Empresas como Pfizer se han convertido en referentes al promover la equidad de género y el apoyo a la maternidad en el entorno laboral.

Otro espacio adoptado recientemente son los baños sin género, que garantizan que todos los colaboradores se sientan cómodos y respetados, independientemente de su identidad de género. Además, cada vez más empresas están incorporando faith rooms, donde se ofrece un espacio exclusivamente dedicado a la práctica religiosa o espiritual.

Otra tendencia en los espacios laborales es la presencia de biofilia, que busca la conexión de los seres humanos con la naturaleza. La inclusión de elementos naturales como plantas, luz natural y materiales orgánicos mejora el bienestar, la concentración y la productividad de los colaboradores al brindar una sensación de calma y conexión con el entorno.

La recreación también está en auge, con la incorporación de salas de juegos y áreas de descanso donde los empleados pueden relajarse, socializar y recargar energías. Estos espacios contribuyen a reducir el estrés, promover la creatividad y fomentar la interacción entre los miembros del equipo.

Los salarios emocionales ofrecen beneficios tanto para los empleados como para las empresas. Los empleados experimentan una mejora en su calidad de vida y crecimiento profesional, mientras que las empresas ven un aumento en la productividad y la creatividad.

“Estos espacios laborales no son solo lugares de trabajo, sino entornos que ofrecen beneficios y comodidades adicionales a los colaboradores. Aspectos como el bienestar, la flexibilidad, la diversidad, la recreación y la conexión con la naturaleza contribuyen a crear entornos laborales más satisfactorios y estimulantes. Las empresas que reconocen el valor de estos salarios emocionales generan un impacto positivo en la vida de sus empleados y obtienen beneficios en términos de productividad y retención de talento”, concluye Arturo Bañuelos.

+DESTACADO