Ricardo Morales: un monarca del estilo

Fundador de Two Feet Undr, Ricardo Morales ha creado todo un concepto donde más allá de ofrecer artículos para la vida cotidiana, se convierte en un estilo de vida.

Por

Los sneakers ya no se usan solo para hacer deporte, sino que se han convertido en un elemento imprescindible de uso diario en el guardarropa de las personas.

Los sneakers expresan individualidad e identidad más que cualquier otro artículo de moda. Hoy en día, pueden venir en una variedad de formas, colores, acabados y una cantidad ilimitada de usos para el consumidor contemporáneo.

Usadas por todos, desde atletas, artistas, modelos, emprendedores, oficinistas y hasta niños, los sneakers han ocupado un lugar único en la historia de la moda como catalizadores del estilo accesible para las masas.

Ricardo Morales Díaz es fundador de Two Feet Undr, una boutique especializada en sneakers y estilo de vida, que a lo largo de su historia se ha ido adaptando a las tendencias, adoptando una personalidad y sirviendo al consumidor que busca identificarse y diferenciarse a través de diferentes tipos de productos.

Rich ha estado involucrado en proyectos muy disruptivos, tales cómo el lanzamiento del adidas Forum en colaboración con Taquería Orinoco. Además, en diciembre se presentó de manera exclusiva el 3er jersey del Club Tigres, el cuál estuvo disponible en Two Feet Undr, con el objetivo de mostrarle a la gente que no solamente se puede usar en el estadio, si no también en nuestra vida diaria.

Antes de iniciar Two Feet Undr, trabajó como Director Logístico en FEMSA y como Product Manager en Samsung Electronics. Ricardo se graduó en Ingeniería Industrial y de Sistemas, en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Pero el cambio vino con su gusto por los sneakers y después de leer “Shoe Dog”, de Phill Knight, quien a los 24 años y después de aventurarse por el mundo viajando de mochilero, decidió tomar un camino poco convencional para comenzar su propio negocio, uno que fuera dinámico y diferente. Ni más ni menos que Nike.

Ricardo recuerda que en un inicio fue muy complicado levantar capital de inversión, ya que prácticamente no existía cultura por los sneakers en Monterrey, y el terreno era muy desconocido para los posibles candidatos a invertir.

“Estamos hablando del 2015/2016, no existía nada de sneakers en Monterrey, entonces convencer a alguien que invierta dinero en algo que no existe, que no conocen y que no tienen a su alcance, fue complicado, incluso mi familia decía que no lo hiciera. Pocas personas fueron las que me dijeron ‘Aviéntate, estás chavo, no tienes compromisos” ‘.

Un negocio bien planeado

Para Rich, conocer a detalle el mercado fue la clave para empezar con su negocio, debía conocer los hábitos de consumo de su mercado meta.

“Me metí a documentar el nivel socioeconómico de San Pedro, ¿Cuánto gana una persona promedio?, ¿Cuál es nuestro mercado objetivo?, edad, y la densidad poblacional. Mi objetivo es de 13 a 35. Partiendo de esto, ¿Cuántas personas hay en Nuevo León con esa edad para empezar? Si hay 125 mil personas, bueno de esas 125 mil personas cuántos pares al año compran? Busqué un informe de cuánto gastan los mexicanos en sus tenis o en su calzado, entonces hay un promedio de cuánto gastan los mexicanos al año en calzado, puede ser chanclas, tacones, zapatos, sneakers”.

“Entonces, si el mexicano compra en promedio dos pares de calzado al año, yo quiero que esos dos pares sean sneakers entonces si tengo 400 mil personas en el nivel socioeconómico que pueden comprar dos pares de tenis, ¿Cuántos pares al año puedo vender?”

De esta forma fue como Rich logró armar su pitch para convencer a los inversionistas documentando el porque sí debía de poner una tienda de sneakers en Monterrey.

Creando comunidad

El impacto de Two Feet Undr en sus clientes llevó a crear la comunidad The Undrground Club, dónde cerca de 3 mil miembros VIP reciben diversos beneficios por formar parte de este selecto grupo.

“De cierta manera nos hemos ganado su confianza a través de un buen servicio y de ofrecer marcas premium y de calidad, que comparten nuestros valores”.

La evolución del negocio es evidente, señala Ricardo, ya que recuerda que al principio era todo manual, desde hacer las guías de envío, los empaques, una operación que llevaba más tiempo, sin embargo, a la par del crecimiento, se han ido automatizando los procesos, dando más fluidez a los pedidos y mejorando el servicio.

De ahí parte la página de internet, una plataforma que “nunca ha conocido el techo”, porque sigue creciendo y creciendo en visitas, en ventas y en nuevos usuarios.

“Casi todo ha sido orgánico y pues obviamente eso nos da una facilidad de vender a clientes que están en Oaxaca, en Veracruz, en Cancún, en Ciudad de México. Estamos entrando al mercado de Ciudad de México. Creemos que es un mercado muy importante y tenemos una base de clientes muy sólidos que nos siguen desde allá”.

Un factor importante en el crecimiento y en la solidez para el negocio es sin duda sus colaboradores. Ricardo se empeña en que cada uno de sus empleados pueda desarrollarse.

El sueño de Rich es que Two Feet Undr se convierta en una plataforma de realización, en la que las personas puedan desarrollarse y cumplir sus sueños, o que sirva de catapulta para llegar a dónde quieran llegar. A la par de Two Feet Undr, se integró Grind Lab, una cafetería con alimentos balanceados como sándwiches, bebidas como cafés, tés, entre otras, junto con proteínas para complementar el ejercicio y llevar un estilo de vida saludable.
“Es una opción callejera saludable y que está inmersa en nuestro estilo de vida entonces.”, comenta.

¿Qué es lo que más te motiva?

“Lo que más me motiva es ver que la gente que me rodea se supere, que mejore su calidad de vida, que pueda cumplir sus sueños.

“Además, quiero ser uno de los jugadores más importantes a nivel mundial en cuanto a la creación de cultura. Que podamos representar a México a nivel mundial y que en el mundo sepan que en México también hay gente creativa chingona”.

+DESTACADO