Emprendedor y con alto nivel de disrupción en el Sector Salud

Héctor Benavides Sauceda es Presidente de Alivia Clínica de Alta Especialidad, que se centra en la atención a los pacientes que requieren tratamientos ambulatorios.

Por

Hablar de Farmacias Benavides es descubrir un legado que inició en el marco de la Primera Guerra Mundial, por allá de 1917, cuando se abrió la primera botica y que hoy cuenta con más de 1200 sucursales en el país. Héctor Benavides Sauceda, quien forma parte de la historia y legado de las famosas farmacias, ha ido más allá al crear un concepto único para ofrecer tratamientos a los pacientes y reducir costos de las aseguradoras: Alivia Clínica de Alta Especialidad, enfocada en pacientes con enfermedades oncológicas y crónico-degenerativas.

La salud en el ADN del emprendedor

En colaboración con PLAYERS of life, el doctor Jorge Ocampo Candiani, fundador y Director General de Medipiel y Jefe de Dermatología del Hospital Universitario, entrevistó a Héctor Benavides, quien habló sobre cómo creó Alivia.

En los últimos 30 años, la industria ha cambiado bastante, han surgido novedosos medicamentos biológicos para tratar enfermedades como la esclerosis múltiple, artritis reumatoide y cáncer, entre otras. Esto conlleva evolucionar y adaptarse a un mercado con nuevas necesidades que requiere tratamientos vanguardistas.

“Para el 2010 había productos más nuevos y una enorme necesidad en México de surtirlos, así como ofrecerles a los médicos un espacio para aplicarlos”, comenta Benavides. A esto se suma que las necesidades de los pacientes cada vez son más específicas y los costos son elevados tanto en las pólizas de seguro como en los medicamentos.

¿Cuál es la peculiaridad de Alivia?

El modelo de negocio se centra en la atención a los pacientes que requieren tratamientos ambulatorios, lo que se traduce en ahorros de hasta el 50 por ciento para las aseguradoras. Otro beneficio es la clínica colabora directamente con laboratorios especializados y de renombre.

Alivia opera bajo un modelo 360 en el cual el paciente es el centro de la estrategia, trabaja de la mano con aseguradoras para gestionar las cartas de autorización por pago directo. También colabora con laboratorios donde destacan Merk, Sanofi, Roche, entre otros, así como con distribuidores autorizados para la compra y trazabilidad de los medicamentos.

En otras palabras, el paciente llega con su médico quien le receta su tratamiento y lo recomienda a Alivia. La clínica lo ayuda junto con la aseguradora para hacer el proceso de gestión de la carta de autorización. Posteriormente se les solicita el medicamento a los laboratorios o distribuidores autorizados para finalmente ser atendido en Alivia.

La clínica facilita desde la importación del medicamento hasta el pago del seguro. Además, los pacientes no tienen de qué preocuparse porque cuentan tanto con enfermeras como doctores altamente capacitados para llevar a cabo los procedimientos y seguir los protocolos indicados. Incluso es posible asesorar a los pacientes para que ellos mismos se apliquen los tratamientos.

La expansión es parte del plan

Alivia Clínica de Alta Especialidad nace en Monterrey. No obstante, ante la necesidad por parte de las aseguradoras de reducir costos en diferentes ciudades, la presencia de Alivia ha ido conquistando Monterrey (dos sucursales), CDMX (dos sucursales y dos para abrir próximamente), Chihuahua, Cd. Juárez, Metepec, San Luis Potosí y León. El objetivo es abrir durante febrero sucursales en Querétaro, Puebla y Guadalajara con la intención de llegar a 14 clínicas en México.

Ante el crecimiento del turismo médico, hay potencial para que Alivia arribe a ciudades como Cancún, Los Cabos y Tijuana, por mencionar algunas. “Necesitamos que las aseguradoras de Estados Unidos volteen hacia México”, señala Benavides, con la intención de que vean el alto potencial que tiene este mercado y se puedan lograr acuerdos benéficos para todas las partes involucradas.

Bajo una alianza de tal magnitud sería posible lograr que los pacientes tanto extranjeros o nacionales (que laboran en otro país), vengan a Monterrey u otra ciudad de México para llevar a cabo sus tratamientos, debido a que los costos serían menores, incluso sería factible que los traslados se hagan en avión.

Alivia Clínica de Alta Especialidad se consolida como un modelo de negocio innovador que facilite el acceso a una mayor cobertura de seguros privados que beneficie a más mexicanos a un menor costo. Después de todo, más allá de los precios en las pólizas, son seres humanos los que están detrás y quienes padecen las enfermedades.

“Emprendí mi negocio a los 52 años y sigo emprendiendo. El emprendimiento no tiene una limitación ni de tiempo ni edad. Invito a que no se echen para atrás; si fallan una, dos o tres veces, síganle, [en algún momento] le van a pegar a una [oportunidad]”.- Héctor Benavides.

Este artículo forma parte de la Revista PLAYERS of Life Monterrey. Consulta más contenidos de la edición impresa en la revista digital.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO