Da visibilidad con ‘Galeana’ a la artesanía de Nuevo León

La exposición de Jorge Diego Etienne se encuentra en el Museo de Arte Popular de la CDMX, lugar que vio nacer la idea del proyecto.

Por

En 2014, Jorge Diego Etienne fue invitado por el Museo de Arte Popular a su Bienal, donde artistas junto con arquitectos y diseñadores, colaboraban con cerca de 400 artesanos registrados en su padrón. Algo que le llamó la atención al diseñador industrial fue que del total, apenas dos eran originarios de Nuevo León: los maestros Ismael Barrón y Francisco Charles.

Jorge Diego, antes de abrir su estudio, estuvo un año en Japón en un programa llamado diseño moderno y artesanía, en el cual tuvo la oportunidad de visitar talleres de maestros artesanos que generación tras generación mantenían la escultura.

Para él fue darse cuenta que en México existía una gran necesidad de volver a ver a la artesanía con diferentes ojos.

“Yo creo que la artesanía en México, en la mayoría de sus casos, se ha quedado fuera del uso contemporáneo. Hoy en día no sacas un comal y cocinas, entonces todo eso va afectando porque el no haber un uso contemporáneo, baja la demanda o solamente se convierte en cosas lo que le llaman ‘novelties’, que son muy caras a veces o que son solo decorativas”, señala.

Por ello, ha tratado de estar en proyectos colaborando con artesanos para crear objetos que tengan este uso contemporáneo, con el trabajo de la artesanía y materiales de la zona.

De esta forma busca preservar la artesanía y detonar otros proyectos. Tal fue el caso de la colaboración con el maestro Francisco Charles, escultor del alabastro en el municipio de Galeana, al sur del estado.

A sus 74 años, el artesano mantiene su pasión por tallar la piedra desde que comenzó a temprana edad y ahora es junto con su hijo los que dan vida a las piezas diseñadas en el estudio de Jorge Diego.

Por fortuna, en la primera exhibición que tuvieron, algunas de las piezas se pudieron vender, incluso llegó a conectar al maestro con otros arquitectos y diseñadores. Fue en el 2017 que volvió a solicitar una pieza para una exposición en Nueva York, sin embargo, fue hasta el 2019 cuando Jorge Diego lo buscó de nuevo para un proyecto personal.

Fue ahí que pudieron realizar un banquito y un florero para ser presentados en el 2020, pero vino la pandemia y se quedaron con las dos piezas. La decisión fue incubar más el proyecto y ver hasta dónde podían llegar con él, de ahí la colección se extendió a seis y decidieron hacer una serie de 10 de cada una de las piezas.

“Colaboramos en el sentido que, nosotros al utilizar el diseño como un catalizador, podemos llevar su trabajo a escenarios donde no estaban antes y como te digo, dar un flujo constante de trabajo y al final también que esté mucho mejor remunerados… y aparte son piezas funcionales. No es algo que nomás vas a poner ahí que tiene una forma”.

Algunas de las piezas de “Galeana” han estado en diversos lugares, desde el Centro Cultural Plaza Fátima, una popup en Arboleda, pero también en varias exposiciones, museos y galerías, como en Zona MACO.

Este año estuvo en Guadalajara y desde el mes junio y hasta este 14 de agosto, está en el Museo de Arte Popular de la CDMX.

+DESTACADO