PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
julio 14, 2024

,

Tequila: Identidad que se bebe

Con más cuatro siglos de historia, y 50 años como denominación de origen, esta bebida se usa para brindar y llevar el alma mexicana a todo el mundo

Por

Tequila: Identidad que se bebe

El tequila, una de las bebidas más emblemáticas de México, tiene una historia que se remonta a la época prehispánica, cuando los pueblos indígenas fermentaban el jugo de agave para producir una bebida llamada pulque.

Sin embargo, fue con la llegada de los españoles en el siglo 16 y la introducción del proceso de destilación que nació el precursor del tequila. Este destilado se conoció inicialmente como vino mezcal, y su producción se centró en la región de Tequila, en Jalisco.

La planta de agave azul (Agave tequilana Weber var. azul) es la única variedad permitida para la producción de tequila, una especificación que asegura la calidad y autenticidad de la bebida.

La primera destilería formal de tequila se estableció en el siglo 17, bajo licencia del rey Carlos IV, y desde entonces, la producción de tequila ha evolucionado considerablemente, consolidándose como un símbolo de la identidad mexicana.

Denominación de Origen: ¿Cómo surgió en el tequila?

En 1974, el tequila obtuvo su denominación de origen, un hito que aseguró que solo la bebida producida en ciertas regiones de México, y bajo estrictas normas de calidad, pudiera llamarse “tequila”. Martín Muñoz, comisionado técnico del Consejo Regulador del Tequila, explica la importancia de esta denominación:

"El hecho de ser una denominación de origen te da la pauta de que todo lo que sea tequila sea únicamente lo que el Gobierno mexicano diga a través de su norma oficial mexicana, de que solamente aquello que se produzca en el territorio protegido y en ninguna otra parte de México ni del mundo se puede producir lo que bien se llama tequila entonces eso tiene un valor por supuesto muy importante para la categoría".

La denominación de origen cubre cinco estados mexicanos: Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas.

Esta protección ha permitido que el tequila mantenga su autenticidad y calidad, diferenciándose de otros destilados de agave y asegurando que las prácticas tradicionales de producción sean preservadas.

Importancia Cultural

El tequila es más que una bebida alcohólica; es un símbolo de la cultura y las tradiciones mexicanas. Ha sido parte integral de celebraciones, eventos familiares y festividades nacionales.

David Suro, restaurantero y experto en tequila, destaca esta importancia cultural:

“El tequila es una bebida que ha ido por mutaciones fascinantes y sigue siendo una bebida emblemática a medida que al momento de mencionar la palabra tequila en cualquier parte del mundo obviamente que vinculamos a México y especialmente Jalisco”.

El tequila ha inspirado canciones, películas y literatura, consolidando su lugar en el corazón de los mexicanos. A través de su evolución, ha pasado de ser una bebida informal a ser reconocida y apreciada por grandes maestros de la mixología y consumidores de todo el mundo.

Exportación y Consumo

El tequila ha experimentado un crecimiento notable en su exportación y consumo global en las últimas décadas. Según datos del Consejo Regulador del Tequila, en 2022 se exportaron más de 270 millones de litros de tequila a más de 120 países. Los principales mercados incluyen Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá.

Muñoz destaca la relevancia de estos números: “Los números son contundentes, los números que hoy vemos en el tequila, se deben por supuesto al compromiso de las empresas tequileras, pero sobre todo que confían en un organismo como lo es el Consejo Regulador del Tequila para que tengas esa responsabilidad de vigilar el cumplimiento de que haya suelo parejo para todas las empresas”.

El mercado estadounidense es el principal consumidor de tequila, seguido por México. Suro comenta sobre esta dinámica:

"El mercado principal del tequila es Estados Unidos, por mucho, México está en un lejano segundo lugar en consumo de tequila, entonces obviamente que directa e indirectamente esta gran presencia del mercado americano marca pautas en la manera que hemos manejado mercadotécnicamente al tequila".

Este crecimiento ha sido impulsado por una mayor apreciación de la calidad y la diversidad del tequila en mercados internacionales, así como por estrategias de marketing efectivas que han promovido la bebida como un símbolo de lujo y autenticidad.

Sin embargo, Suro también expresa una preocupación: “A mí me preocupa mucho el futuro del tequila y me preocupa mucho el que cada vez nos distanciamos más de lo que hizo al tequila digno de ser un representante de la cultura mexicana y estas expresiones de los cristalinos, todas esas modas tienen la tendencia de distanciarse de esa parte mágica, mística, tradicional, que creo que es la esencia del tequila”.

Voces del tequila

Mauricio Camarena, CEO de Tequila Carrera e hijo de Elena Herrera Orendain, ofrece su perspectiva sobre la evolución y el futuro del tequila:

"El tequila se puso de súper moda en Estados Unidos, ya como categoría, pegándole al vodka. Entonces cuando algo se pone de moda en Estados Unidos empieza a permear al mundo, entonces se estima que en la India en 10 años consuma lo mismo que de Estados Unidos y China va por donde mismo, es cuestión de tiempo".

Camarena también señala los efectos de la popularidad del tequila entre las celebridades:

“Si ves lo positivo, es que (los famosos) están haciendo la categoría más interesante del tequila, lo negativo es que luego llegan y no tienen llenadera, o sea, son multimillonarios. Llegan, le quitan la oportunidad al mexicano que apenas vamos a ir empezando”.

Desafíos y Futuro

A pesar de su éxito, la industria tequilera enfrenta varios desafíos. Uno de los más importantes es la sostenibilidad del cultivo de agave. La alta demanda ha llevado a prácticas agrícolas intensivas que pueden afectar la biodiversidad y la salud del suelo.

Además, la competencia con otras bebidas destiladas y el cambio en las preferencias de los consumidores son factores que la industria debe considerar. No obstante, la resiliencia y adaptabilidad de los productores tequileros sugieren un futuro prometedor.

El Consejo Regulador del Tequila, junto con las empresas y los agricultores, están trabajando en iniciativas para promover prácticas sostenibles y garantizar la calidad y autenticidad del tequila en el futuro.

La innovación también juega un papel crucial en el crecimiento del tequila. Muñoz comenta sobre las nuevas tendencias en el mercado: “Hoy en día también hay un crecimiento importante en cuanto a las bebidas listas para beber, que son los bebidas alcohólicas preparadas que tienen como ingrediente principal el tequila, eso ha permitido que venga, creciendo, venga innovando y venga teniendo esa respuesta en el mercado”.

A 50 años de haber obtenido su denominación de origen, el tequila no solo ha solidificado su lugar en la cultura y economía mexicana, sino que también ha ganado un prestigio internacional incomparable. Desde sus humildes comienzos hasta convertirse en un símbolo global de México, el tequila continúa siendo una bebida que celebra la riqueza y diversidad de la cultura mexicana.

El futuro del tequila se perfila brillante, con un enfoque en la sostenibilidad y la innovación, mientras se preservan las prácticas tradicionales que han hecho de esta bebida un icono mundial.

Estos son los estados que abarca la Denominación de origen Tequila
  • 181 municipios divididos de la siguiente manera:
  • 125 Municipios de Jalisco
  • 30 de Michoacán
  • 11 de Tamaulipas
  • 8 de Nayarit
  • 7 de Guanajuato

50 años se cumplieron en 2024 de haber obtenido esta denominación de origen

30 años de la fundación del Consejo Regulador del Tequila

Tipos de Tequila

El tequila, que se divide en dos categorías, tequila y tequila 100 por ciento de agave, se clasifica en diferentes tipos según su proceso de elaboración y tiempo de maduración:

  • Tequila Blanco (Plata): Es el tequila más puro, sin envejecimiento. Se embotella inmediatamente después de la destilación o se almacena por un corto período, generalmente menos de dos meses. Su sabor es fuerte y auténtico, con notas agave frescas.
  • Tequila Joven (Oro): Es una mezcla de tequila blanco con reposado o añejo, a veces con colorantes y saborizantes añadidos. Tiene un sabor más suave y complejo que el blanco.
  • Tequila Reposado: Este tipo se envejece en barricas de madera por un mínimo de dos meses y hasta un año. El reposado tiene un sabor más suave y complejo, con toques de madera, vainilla y caramelo.
  • Tequila Añejo: Envejecido en barricas por un período de uno a tres años. Su sabor es aún más suave y complejo que el reposado, con notas profundas de madera, vainilla, y a menudo un toque de especias.
  • Tequila Extra Añejo: Introducido en 2006, este tipo se envejece por más de tres años. Es el más oscuro y complejo de todos los tequilas, con una riqueza de sabores que incluye notas de roble, caramelo, cacao y tabaco.

+DESTACADO