PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
mayo 24, 2024

, ,

René Castillo rinde un homenaje a la muerte

El destino torció la ruta del posible administrador de empresas y lo convirtió en un animador multipremiado en el cine internacional

Por

Homenaje a la muerte: Una entrevista con René Castillo

René Castillo ha estado, en su trabajo y en su destino, en contacto con la muerte. La ha vencido y resignificado una y otra vez. Su cuerpo, como sus personajes, bien podría estar hecho de plastilina, alambre y dotado de un halo de vida diferente al de todos.

Es animador y creativo sin par. Ganador de premios en México y el mundo gracias a su trabajo en el séptimo arte, comenzó a forjar su carrera porque el destino así lo quiso. Quiso ser administrador de empresas, pero un accidente en carretera cambió su ruta de vida y lo hizo consciente de que era más importante la pasión que el dinero. 

“Nos estábamos mudando a Guadalajara desde la Ciudad de México. Yo me adelanté para comenzar a estudiar Administración de Empresas en el ITESO. Tenía tres meses acá cuando un día tomé un camión a México y me dormí en el viaje. Me tocó ir en los asientos delanteros y el autobús chocó. Fallecieron varios pasajeros y yo desperté en el hospital con la cabeza fracturada. Estuve en coma y me llevó mucho tiempo recuperarme”. 

La anécdota la cuenta René con desparpajo, como si supiera que no sólo le ganó la partida a la muerte, sino que también le dio un objetivo nuevo a su vida. 

“Mientras me recuperaba les dije a mis papás que no sabía qué quería hacer, pero administrar empresas definitivamente no. Así que decidí buscar mi pasión en otros ámbitos”.

DAR VIDA PARA DARSE VIDA

La epifanía para descubrir su pasión también le llegó arriba de un automotor. Le gustaba la música, pero debido al accidente perdió parte de la audición en un oído. Un día cualquiera, mientras manejaba entre el tráfico de la ciudad, le llegó la señal por medio del radio. 

“Yo tenía la sensación de que me iba a morir pronto, no sé por qué, pero era mi convicción. Y me preguntaba qué hacer con mi tiempo sin tener nada claro. Tres años después del choque, mientras manejaba, escuché un anuncio de un curso de animación con plastilina y puedo jurar como si un rayo se atravesara por entre las nubes. Me dije: eso es lo que voy a hacer”.

El hado de su vida quiso no sólo que escuchara el anuncio, sino que estuviera muy cerca de donde se impartía el curso. “Lo anunciaba el Departamento de Televisión y Video de la Universidad de Guadalajara. Parece de película, pero yo iba manejando sobre la avenida Hidalgo cuando pensé que tenía que tomar el curso. Presté atención a los informes y la escuela estaba sobre Hidalgo. A los minutos ya estaba inscribiéndome”.  

Tras deslumbrarse con ese nuevo mundo, buscó profesionalizarse. Visitó escuelas en Ciudad de México y tras escuchar varias negativas sobre la animación, decidió inscribirse en Ciencias de la Comunicación en el mismo ITESO. El regreso del viajero a su casa. 

HOMENAJE A LA MUERTE 

René Castillo mira de frente y con los ojos chispeantes cuando habla de su trabajo. No se da mucha importancia pese que tiene premios de la talla del Annecy, el festival más importante en animación, y colaboró en la titánica película “Pinocchio”, obra de Guillermo del Toro. 

Entre sus obras más reconocidas se encuentran “Sin sostén”, donde un hombre cualquiera decide quitarse la vida, y “Hasta los huesos”, que retrata la historia de otro hombre y su descenso al mundo de los muertos entre calacas felices y la Catrina. 

“Son obras muy personales. ‘Sin sostén’ tiene que ver con lo que pasa mientras te mueres. ‘Hasta los huesos’ es lo que sucede cuando ya moriste. ‘Hasta los huesos’ es mi homenaje a la muerte, es mi manera de agradecerle por haberme dejado más tiempo”.

Ambos filmes, como “Pinocchio”, están realizados con elementos tan simples y maleables como la plastilina. Pero esa flexibilidad también implica un reto para el creador, ya que es un material muy delicado. 

“La plastilina no se puede limpiar y si se ensucia, la tiras y empiezas de nuevo. En ‘Sin sostén’ fue todo prueba y error, sin ensayos. No conocíamos los moldes y el personaje principal lo hice una vez a un solo color y ese era mi molde; cada que lo tenía que hacer, lo tenía que replicar volteándolo a ver. En ‘Hasta los huesos’ ya trabajamos con moldes y fue un cambio. Pero todo fue un viaje de descubrimiento maravilloso”. 

Homenaje a la muerte: Una entrevista con René Castillo

UN REGALO DE MADERA

Llegar a las cimas que ha tocado René Castillo no ha sido fácil, aunque él lo cuenta como una travesura cualquiera. Ahora su nombre es parte de la película de animación más importante de los últimos años y trabaja a la par de directores de la talla del multipremiado Guillermo del Toro. 

Pese a ello, no da muestras de vanidad ni mucho menos. “‘Pinocchio’ es la película de stop motion más grande que se ha hecho. Estar ahí es un regalo. Cuando yo conocí la animación no había nada, era pura pasión y puras ganas de aprender. Ahora me siento satisfecho profesionalmente, me siento muy contento del viaje y de las decisiones que he tomado”.

Antes de que caigan los créditos finales, vuelve a rememorar su accidente para dar un cierre redondo a la entrevista. “Después del accidente, estando en silla de ruedas, cuando empezaba a tomar conciencia de lo que me había pasado, me llevaron con el doctor que me operó. Era primera vez que lo veía y me explicó todo lo que me habían hecho. Lo primero que me dijo fue: ‘René, eres muy afortunado’.  Yo le dije eso era muy discutible, pero tenía razón. Me siento muy afortunado de haber tenido este momento de reflexión de vida y haber buscado algo que para mí tuvo sentido”

Sigue a PLAYERS of Life Guadalajara en redes sociales: Facebook, InstagramTwitter.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO