PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
junio 15, 2024

, ,

Guillermo Santoscoy, factor de cambio

Con más de 45 años de trayectoria, José Guillermo Santoscoy Tovar, médico patólogo, vislumbra el valor que tiene brindar sus acciones para los demás.

Por

Guillermo Santoscoy

José Guillermo Santoscoy Tovar es un sobreviviente de Covid-19, padecimiento que lo mantuvo fuera de circulación durante cuatro meses, pero le ayudó a reconocer el valor de la entrega y del servicio.

“Fui de los primeros casos de Covid. Estuve cuatro meses con oxígeno y en silla de ruedas… una situación muy difícil. A pesar de todos los rumores y de todos los problemas que había, nos mantuvimos con todo el personal, porque dijimos: ‘Tenemos que ser congruentes con nuestra idea, y apoyar a nuestros empleados”, recordó Santoscoy Tovar.

“El Covid hizo que cambiara mucho mi manera de pensar. Estuve una semana en terapia intensiva, y aunque no fue necesario que me intubaran, gracias a Dios, lo que pasé me hizo reflexionar en que, primero, no me fui porque tenía todavía algo que hacer aquí en mi país. 

Después de Covid, llegué a ser presidente del Consejo Mexicano de Patología Clínica. Me tocó ser la cabeza de todos los especialistas de la medicina de laboratorio, y dije: ‘Por algo no me morí… tenía mucho qué hacer, a pesar de mis 68 años’”.

Así, con tal claridad de ideas, Santoscoy Tovar, director general de la Unidad de Patología Clínica (UPC), ha construido su trayectoria médica, la cual lo ha llevado a merecer el reconocimiento a la trayectoria 2024 en PLAYERS Talks.

Guillermo Santoscoy

Amor por la medicina, la vocación de Guillermo Santoscoy

Médico patólogo clínico egresado en 1977, Santoscoy Tovar lleva en la sangre el amor por la medicina, pues desde generaciones atrás su apellido ha echado raíces en esta ciencia.

“Mi bisabuelo era médico, mi abuelo era médico, mi papá era médico y dos de sus hermanos también lo eran, además de dos cuñados. Luego, en esta generación, somos cuatro hermanos médicos y mi hijo también optó, no sólo por esta profesión, sino por la especialidad de patólogo clínico, con alta especialidad en biología molecular”.

“Mi papá tuvo la visión de inculcarnos el amor por esta carrera desde que éramos niños. Luego, ya que estábamos en secundaria, solía llevarnos al laboratorio, donde nos enseñó a contar glóbulos blancos y a hacer diferentes pruebas. Así nació nuestro amor por la medicina”.

Así, Santoscoy Tovar llegó a la Unidad de Patología Clínica, un laboratorio creado por su padre y otros doctores en 1968, que se ha vuelto una referencia en la medicina de laboratorio en Guadalajara.

“Esta empresa la fundó mi papá en enero de 1968, junto con otros cuatro médicos patólogos clínicos.

Cada uno tenía su pequeño laboratorio en diferentes partes de la ciudad. Uno se dedicaba a la hematología, otro a bacteriología y otro a la química; mi padre los juntó y les dijo: ‘Vamos a hacer un laboratorio grande’. Tuvieron esa visión y lograron mucho éxito”, dijo Santoscoy Tovar.

Con más de 56 años de haber sido fundada, la Unidad de Patología Clínica pasó de ser la conjunción de cuatro laboratorios, a una gran empresa que ha evolucionado con el tiempo, al grado de atender, no sólo a pacientes de Guadalajara, sino a diferentes laboratorios de la República.

Tenemos 21 sucursales en la ciudad. No nos salimos de Guadalajara porque tenemos alrededor de 800 clientes foráneos que nos confían su trabajo y hemos decidido no salir a competirles”, reflexionó.

Como parte de esa evolución, actualmente cuentan con la tecnología más avanzada para hacer análisis automatizado y robotizado de muestras, sin dejar atrás lo más importante, como es el cuidado del paciente.

“En cuanto a la parte humana, normalmente, de 8:00 a 10:00 de la mañana, siempre estamos todos los médicos en recepción, dos de nosotros enfocados en atender a los pacientes que llegan para resolver los problemas que tengan. Si hay preguntas, si hay dudas… y en las áreas de toma de muestras siempre hay un médico atendiendo personalmente a los pacientes”.

“A nosotros nos gusta dar esa calidez y esa calidad al paciente, para que se sienta a gusto”.

Así, con un enfoque humano, pero también con el apoyo de la tecnología, es que la búsqueda de la salud de los tapatíos se facilita con respecto a hace algunas décadas.

“La tecnología nos viene a ayudar mucho en la simplificación del trabajo al realizar las pruebas. Sí, seguimos contando con el mismo personal, lo capacitamos para que aprendieran a usar computadoras, otro tipo de lenguaje, no el de la medicina, para que ellos pudieran manejar los equipos automatizados, robotizados.

“Eso nos ayudó a crecer el volumen de pruebas, a ofrecer algunas que no se pueden ofrecer fácilmente en los laboratorios pequeños de la ciudad, incluso del país. Tenemos mucho trabajo de todos los hospitales”, mencionó.

Ayuda al prójimo

La calidez hacia el paciente que confía en su labor médica va más allá de la atención antes, durante y después de la realización de los estudios y análisis médicos, tiene un fuerte componente de apoyo al prójimo en diferentes acciones que, a la larga, reditúan en mejores momentos.

“Siento que hemos hecho una gran labor, porque, dentro de todo lo que se puede decir que ganamos nosotros, compartimos muchísimo con la gente pobre. 

Tenemos unos arreglos con los hospitales civiles para cobrarles una cuota mínima a los pacientes del Civil nuevo, del Civil viejo y del General de Occidente.

“Trabajamos con el arzobispado… a los sacerdotes no les cobramos. Todo el trabajo que les hacemos a ellos lo donamos al Santuario de los Mártires, a las comunidades religiosas, tanto de sacerdotes, como de monjitas… no les cobramos. Nos da mucha satisfacción el hecho de que regalamos mucho de nuestro trabajo para hacer una labor social con la gente de Guadalajara”, dijo.

Como parte de ese compromiso espiritual que asumen dentro de UPC, los viernes primero de mes, en el auditorio del complejo en el que se encuentran las oficinas y laboratorio, se ofrece una misa para el personal con el fin de que se mantengan en armonía con su propia fe.

Trayectoria dorada

Santoscoy Tovar se muestra humilde al hablar del reconocimiento a la trayectoria que recibirá el 6 de junio en el marco de PLAYERS Talks.

“Significa mucho para mí. Creo que no soy merecedor de algo tan importante como lo fue Pepe Medina Mora el año pasado, un empresario muy prominente que ha llegado a las altas esferas del país en el ámbito empresarial, y para mí es un motivo que me impulsa a seguir trabajando.

“La verdad estoy muy contento y me da mucho gusto que inmerecidamente me hayan dado este premio, me siento muy homenajeado”, reconoció.

Este agradecimiento busca hacerlo llegar a aquellas personas que lo eligieron y que sea un aliciente para seguir ejerciendo la medicina como lo ha hecho desde 1977, con humanidad y profesionalismo, siempre en la búsqueda de la mejora continua.

“Siempre se aprende algo, siempre hay enfermedades nuevas, actualmente hay muchas enfermedades a las que llaman emergentes, enfermedades que muchas veces uno no sabe de qué se tratan, y eso nos ha motivado a seguir estudiando, a seguir preparándonos.

“Todos los médicos estamos acreditados en nuestros respectivos consejos de acreditación médica. Son uno de nuestros principales objetivos. No puede haber un médico con nosotros si no está acreditado. ¿Qué nos falta? Yo siento que la inteligencia artificial nos va a venir a suplir o a simplificar muchos procesos, pero la parte humana con el paciente no la va a poder simplificar, porque no nos vamos a acostumbrar a que nos reciba un robot”, dijo Santoscoy Tovar.

Si a alguien ha admirado Santoscoy Tovar es a Héctor Raúl Pérez Gómez, un médico muy humanista, internista e infectólogo, que ha cambiado la forma de ejercer la medicina en Guadalajara.

Frases: la voz de la experiencia

  • “Aquí sigo trabajando ocho horas diarias y tenemos mucho qué hacer todavía por los pacientes”.
  • “Nosotros llamamos a nuestros pacientes por su nombre, no les asignamos un número, porque la parte humana tiene mucho que ver con el paciente”.
  • “Un agente de cambio es algo que viene a cambiar la trayectoria de una especialidad, una rama de la medicina, una rama de la industria”.

Dr. Guillermo Santoscoy

Cifras

La Unidad de Patología Clínica se ha consolidado como un referente de vanguardia en medicina de laboratorio.

  • 280 empleados conforman su planta laboral
  • 21 sucursales existen en Guadalajara
  • 800 clientes foráneos suman en total
  • 1 museo a través del cual se hace un recorrido por las diferentes etapas de la medicina de laboratorio y la propia Unidad de Patología Clínica

Players musts

  • Destino de viaje

Tapalpa, Manzanillo y San Antonio… en ese orden

  • Restaurante favorito

Pierrot

  • Platillo favorito

Sopa de cebolla y bistec a la pimienta

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO