PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
junio 22, 2024

, , , ,

El alquimista de la agroindustria: Alejandro Medina

El director ejecutivo de Aceitera Mevi, que exporta a 11 países, transforma la materia prima en aceite extra virgen y en cosméticos 

Por

Alejandro Medina

Alquimia es una palabra clave de la agroindustria, una alquimia acompañada de procesos de investigación y arduo trabajo. Mucho más si se apuesta por derivados de productos tan exitosos como el aguacate. Transformar una materia prima en algo diferente e impensado se ha convertido en uno de los retos de Alejandro Medina, director ejecutivo en Aceitera Mevi México. La empresa, con presencia en 11 países, ha desarrollado mercancías derivadas del fruto y se ha colocado a la cabeza de la innovación en el sector.

Sereno y con la sonrisa de alguien que asume sus éxitos de manera discreta, Alex cuenta que la empresa no fue ni por asomo su idea, pero sí le tocó encabezar el proyecto. 

“Mi papá nos involucró de que éramos muy pequeña en esa industria, y cuando se planteó la aceitera yo estaba como en la parte de relaciones públicas y mi hermano tenía la dirección de la división de empaques de la empresa aguacatera. Entonces mis papás me pidieron asumir este reto y comencé a prepararme”.

El empresario entonces tomó las riendas de la aceitera y exploró los productos a comercializar. Actualmente Mevi tiene en su catálogo aceite extra virgen y puro y ya piensa en nuevos mercados. 

El director ejecutivo de Aceitera Mevi, que exporta a 11 países, transforma la materia prima en aceite extra virgen y en cosméticos

“Cuando decidimos darle un valor agregado al aguacate que no era exportable teníamos dos opciones: la producción de guacamole o la producción de aceite. Nos decidimos por el aceite porque el guacamole podría ser un mercado saturado y había un auge en el otro segmento. Si bien en 2013 era algo nuevo en el país, la categoría de aceite de aguacate ya tenía 15 años, por lo que nos asesorarnos de especialistas en Nueva Zelanda para poder montar una fábrica de aceite extra virgen. Nos motivó muchísimo el proyecto porque la filosofía de la familia es hacer cosas y hacerlas bien”, cuenta en entrevista Alejandro. 

Fue así que exploró procesos en el extranjero para empaparse de algo que hasta entonces le era ajeno. Viajó a España e Italia para conocer sobre extracción de aceite de oliva y adentrarse de lleno en la fabricación de su producto. 

Este artículo forma parte de la Revista PLAYERS of Life Saltillo. Consulta más contenidos de la edición impresa en la revista digital.

Crecimiento constante

Sabedor de que tiene un mercado segmentado, la apuesta no ha sido por la masificación de los productos, sino crecer de manera orgánica. “Primero que todo queremos que nuestro producto sea saludable y bueno”.

Con eso en mente, bastó poco tiempo para posicionarse en el mercado y comenzar a crecer. “Iniciamos con una máquina muy pequeña y con nueve colaboradores, contándome. En tres años crecimos más de 300%, ya construimos una nueva una nueva nave y exportamos nuestros productos”.

Alejandro no pierde el enfoque y tiene claro que los aceites no son baratos, pero asegura que prefieren mantenerse en un segmento de mercado alto antes que sacrificar la calidad. “El gran reto de la industria de productos industrializados o de derivados es que aumentaron todas las materias primas un 80% por pandemia, más el efecto del conflicto entre Rusia y Ucrania. Tratamos de ser competitivos en precios, pero no por ello bajar la calidad; nosotros seguiremos ofreciendo aceite con la más alta certificación internacional”.

En ese sentido, explica que manejar una empresa que deriva sus productos de un fruto que se cotiza alto, suele ser un reto para su rentabilidad y el manejo de sus operaciones. 

“Hay que entenderlo como unidades de negocios al aguacate y sus derivados. La temporada del aceite es mejor en ciertos meses y luego hay otros meses donde es mejor la exportación de aguacate. Nosotros eso hacemos, trabajamos por temporadas de extracción, así puedes mantener la comercialización durante todo el año sin tener mermas”.

Además, la empresa se ha ido expandiendo al paso del tiempo. Vende aceite a granel, con las certificaciones internacionales que los respaldan, desarrollan marcas privadas y tienen formatos especializados de food service. 

Belleza y cosmética

El joven empresario no se queda quieto. Con ganas de llegar a más personas y desde otras trincheras, ahora transforman el aguacate en una línea de productos del cuidado personal que reúne los beneficios naturales del fruto para piel y cabello.

Bajo la marca de Avo Avo, el jabón corporal surgió para aprovechar las ceras que surgen en tras el proceso de ejecución del aceite.  “La población invierte mucho en cuidados de la piel, por eso estamos ampliando nuestro catálogo. Este mes vamos a presentar más una línea cosmética más completa”. 

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO