Claudio Limón: colores en blanco y negro

El artista abre su galería con una paleta de colores diferente a lo que ha hecho hasta ahora

Por

Claudio Limón

Un golpe de color. Un atisbo mexicano. Una trayectoria tan sólida como sus murales. Todo eso y mucho más es Claudio Limón, artista jalisciense que ha llevado su obra por todo el mundo. 

Ahora, el pintor regresa a la ciudad para afincarse en una casa que ha convertido en galería y en taller. Cargado de una muestra que reniega de los colores que le han dado identidad, Limón se abre a nuevas posibilidades plásticas desde la colonia Moderna. 

“Con esta colección abro por primera vez el estudio, y es un mensaje de reconexión con la naturaleza, con el amor por los animales, por las plantas y por todo lo que nos rodea”, cuenta en entrevista el oriundo de Arandas. 

Las piezas las trabajó durante su estancia en Careyes y apelan al mundo onírico de elementos mexicanos, pero ahora en negros y grises. “Estoy experimentando, estoy tratando de darle la vuelta a lo que he hecho: para mí la forma de darle sentido a las emociones y sentimientos es por medio del color. Ahora trabajo sólo con una paleta de blanco y negro y unos toques de dorado y plata”.

El artista explica que con esta nueva apuesta se ha centrado más en el “uso de las sombras, de los claroscuros y de las luces. Estoy experimentado hasta con volúmenes”.

Cuenta que las piezas que pondrá en su galería las ha trabajado de manera previa en bocetos, algo que también cambió respecto a su forma de trabajar previamente. “Mis colecciones son diferentes, inclusive hay algunas que son directo sobre el lienzo, como me vaya surgiendo de la mente. En esta ocasión estuve trabajando sobre el papel el año pasado y ahora ya los estoy llevando al lienzo. Hasta no tener el trazo es donde empiezo a visualizarlo, a imaginarme el manejo de luces y sombras en cada una de las piezas”.

Galería y taller en la Moderna

Claudio Limón ha colaborado con marcas de renombre mundial. Su trabajo acompañó al tequila Don Julio, por ejemplo. Ahora vuelve a una de las colonias más tradicionales y que mayor destrucción ha tenido en sus fincas patrimoniales: la Moderna. 

El proyecto busca restaurar la casona para que el artista pueda exhibir parte de su obra y trabajar con toda la libertad creativa. “Cuando encontramos la casa fue una oportunidad de contribuir con el patrimonio arquitectónico. El proceso ha sido muy interesante porque es algo que yo no había hecho antes, y sumamos un equipo de arquitectos y restauradores el que ha estado trabajando inclusive en el diseño de iluminación, el cómo conservas la finca, porque en este caso hemos recreado las técnicas de construcción de la época”.

Los interesados en asistir y ver la obra de Claudio, tendrán que registrarse previa cita, porque la intención no es que esté abierta al público. 

Claudio Limón en su estudio

Paciencia para tener un limón

La obra plástica del artista se cotiza alto y su disponibilidad no es inmediata. Claudio no trabaja por medio de galerías y apela al respeto a su creatividad y talento para que su trabajo llegue al interesado correcto. 

Ante la pregunta de cómo hacerse de una pintura suya, responde que por lo menos se debe tener paciencia. “Me buscan casi siempre por redes sociales o por el correo, pero puedo decir que sí es un poco complicado (comprar una pieza) porque no tengo demasiada obra disponible. Siempre me falta porque estoy con muchos proyectos”.

Cuenta que una vez que se compromete con alguna persona interesada en tener una pieza única, suele dedicarle mucho tiempo. “Soy muy clavado porque no se trata de hacer por hacer, o apurar las cosas, sino ponerle el tiempo que sea necesario. Inclusive, las obras que son como personales, con clientes siempre, es un proceso un poco largo porque hago una entrevista, pido bastante información. Afortunadamente la gente me tiene mucha paciencia y espera”.

Por eso también es que decidió afincarse en la ciudad de manera más constante. “Como siempre me hace falta obra, también era necesario tener un espacio mucho más grande para poder crear mucho más. Ahora voy a estar dedicado a realizar como exposiciones aquí, en este espacio, pues para tener un poco más de oferta, pero para mis clientes”.

Claudio Limón en su estudio de la Colonia Moderna

“Quienes quieran dedicarse al arte tienen que estar cerca de su inspiración, de lo que les gusta hacer y de su corazón son artistas. La inspiración llega cuando estás creando”

Claudio Limón

Este artículo forma parte de la Revista PLAYERS of Life Guadalajara. Consulta más contenidos de la edición impresa en la revista digital.

Sigue a PLAYERS of Life Guadalajara en redes sociales: Facebook, InstagramTwitter.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO