RENÉ FREUDENBERG

Por

Desde hace 10 años René Freudenberg tomó la empresa familiar para darle un giro actualizado al mercado de los lubricantes en México. Con ideas que trajo desde Alemania, un involucramiento en el área de la investigación junto a universidades y la visión de hacer lubricantes biodegradables, el joven empresario a la cabeza de Interlub alimenta un producto de nicho para lo cual se ha ido por el camino menos fácil.
   Freudenberg se ha planteado una estructura colaborativa para que en la empresa el conocimiento fluya de un sector a otro. “Las estructuras organizacionales tradicionales no son muy buenas para esto. Mucho de esto es que las ideas surjan de varias partes de la organización”, asegura respecto al tema de los lubricantes biodegradables y comenta que el proyecto es que de aquí a 10 años toda la línea de productos sea de base sustentable. “Hoy en día tenemos lubricantes de base sustentable pero no son tan aceptados en el mercado aún, a muchos les gusta hablar de productos biodegradables pero no están dispuestos a pagar por la tecnología”.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO