Marco Hernández

Por

Fotografías por Marines Carrillo
El deporte lo llevó a buscar una bicicleta que se adecuara a sus gustos y personalidad, y que sirviera para moverse en la calle. Siempre se topaba con la misma bici negra o gris, que está en todos lados. Pero Marco quería algo fuera de lo ordinario, así que inició un plan de negocio como hobbie y terminó buscando proveedores; sin darse cuenta ya tenía en sus manos un proyecto muy ambicioso y rentable: Mexcykel, basado en un catalogo de muchas piezas para armar las bicicletas.
    Estudió en la ciudad de Monterrey y actualmente radica en el DF. Nos platica que siempre que puede se transporta en esa bici que empezó todo este sueño: todos los días al trabajo, en cada trayecto que puede.
    El catalizador fue cuando tuvo la oportunidad de trabajar en la Embajada de México en Dinamarca, en Copenhague, donde la cultura del ciclismo está muy arraigada (tal vez hay más bicicletas que personas). Para él era un transporte ideal, “más fácil, pues conoces mejor la ciudad”.
    Lo más importante era poder vivir en México lo que experimentó allá. El siguiente paso fue conseguir una bici para hacerlo, ¿cómo? armando la que cumpliera con sus gustos y personalidad, siempre y cuando se ajustara a un presupuesto razonable. El proyecto contribuye directamente a esa causa: acercar a las personas al ciclismo y hacerlo más divertido.
    Pensada para todo tipo de ciclista, pero en especial para los que tienen ganas de andar en bici todo el tiempo, enamorándolos con su diseño y precio. Enfocada en la ciudad, el objetivo de la marca es contribuir a la movilidad no motorizada, elemento indispensable para un desarrollo íntegro de las personas y urbes.
El nombre de la empresa, Mexcykel, nació de una influencia danesa, jugando con la palabra “bicicleta” en danés, cykel, sin dejar a un lado su nacimiento en México.
    Logró la creación de proyecto formando las bases en su tiempo libre y trayendo el nombre de una grata experiencia. Lo estudió minuciosamente y cuando consideró que estaba listo, invitó a dos socios, quienes lo acompañaron en su gestación, pero no continuaron como parte de esta gran evolución.
    El lanzamiento se llevó a cabo en Monterrey, con un gran evento, con embajadores de marketing que generaron el movimiento de la marca, sin embargo, la ciudad de México es donde se concentran sus principales clientes, por pedidos online y después mediante distribuidores en el DF, Torreón, Pachuca, León, Querétaro y Monterrey.
    Estos años de aventurarse como ciclista, lo han llevado a tomar precauciones, sentir lo que realmente necesita un ciclista, la experiencia, comodidad, seguridad, diseño y visibilidad. Asegura que lo más importante es conocer y creer en tu producto, para así entender al público, saber qué necesidades cubrir, calificarlo y tener claro qué mejoras necesita.
    
¿Cuál es la filosofía de Mexcykel?
Una forma activa de vivir tu ciudad, menos contaminación y ruido por autos. Una ciudad con mayor movilidad y gente más sana. Mejorar la calidad de vida y economía de los usuarios.
¿Qué factor ha mantenido a Mexcykel en donde ahora se encuentra?
La atención permanente a cada duda o reclamo, y siempre resolver lo que se presente. También conservando los precios, lo más accesible posible, sin sacrificar calidad y servicio. Por último, cuidar y mantener ese diseño impecable que nos caracteriza, dando seriedad y posicionamiento a la marca.
¿Hacia dónde se encamina el negocio?
La perspectiva es llegar a más lugares con la esencia mexicana, involucrar a la mayor gente posible de todos los ramos, inclusión de la movilidad no motorizada en la ciudad. Y que las personas no borren el camino que ha construido la marca. Un modelo de negocio donde la producción esté en nosotros, tener el inventario mínimo sin descuidar los tiempos de entrega, para que así la producción esté en casa. Ser un espacio donde un ciclista urbano pueda conseguir todo lo que necesite para estar protegido en sus trayectos.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO