Jorge Vergara

Por

El líder aguerrido de los negocios
¿Qué hay detrás del hombre que lidera un ejército de 6.5 millones de colaboradores empresarios?
Un hombre multidisciplinario, líder en lo que hace y con pasión para impulsar a la gente y a los jóvenes. Creó Omnilife hace 25 años, con el objetivo de estimular el crecimiento profesional, generando empleos para más de 6.5 millones de empresarios. Ofrece un estilo de vida saludable mediante un portafolio de más de 100 productos nutricionales, entre ellos el famoso Omniplus, una innovación en formato de vitamina líquida que tuvo muy buena aceptación por su refuerzo al sistema inmunológico. Asimismo, Grupo Omnilife obtuvo reconocimiento como una de las Súper Empresas de México, así como el distintivo de Empresa Socialmente Responsable otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía 2016.
   Ha incursionado en varias vertientes de la industria, como la producción y promoción de cine, además del apoyo a niños y adolescentes con la Fundación Jorge Vergara, enfocada en implementar programas de desarrollo social para la salud, educación y deporte. Actualmente continúa con su visión de negociante y participa como uno de los “Tiburones” para Shark Tank México. Conoce más del empresario tapatío en esta exclusiva entrevista.
¿Cuál fue la visión con la que emprendiste Onmilife?
El proyecto nació con la idea de fundar un negocio que ayudara a la gente a cambiar sus vidas, a empoderarlos
y a que financieramente pudieran salir adelante. Durante esta trayectoria me apoyó mi ex esposa Mari Cruz, y le hicimos como pudimos para salir adelante.
¿Cómo ha sido el proceso para llegar a otros países mediante Omnilife y alcanzar el éxito?
Ha sido muy interesante y divertido. Empezamos sin saber nada del negocio, ni cómo administrarlo, sobre todo considerando que en dos países el reto también existía en el proceso de manufactura. Por lo tanto, todos estos años han estado llenos de experiencias de todo tipo. Una de las partes más difíciles fue el fraude que cometió Angélica, el cual casi quiebra la empresa hace dos años, tuvimos que luchar mucho para rescatarla, hacerla positiva y sacarla a flote de nuevo.
¿De qué manera se incluye la innovación en la planta de manufactura de Jalisco, considerada la más grande del mundo en su ramo?
Estamos permanentemente buscando la manera de ingeniar nuevas fórmulas, activos y posibilidades, como los nuevos productos que vamos a lanzar a finales de mes en el evento de Extravaganza, donde estamos reinventándonos otra vez después de 25 años de que creamos las vitaminas líquidas. Considero que en esta época los cambios van a gran velocidad, así como las necesidades y gustos, es ahí donde estamos nosotros para darle a los clientes lo que requieren.
Hablando de la planta, ¿cómo te ha permitido diversificar tus negocios?
Arranqué con ella en la época de la crisis de Zedillo, por lo que comencé con una pequeña máquina traída de España. Así fui armándola con distintas maquinarias, evolucionando y convirtiéndola en una planta con tecnología muy avanzada. Maquilamos a otras empresas y tenemos una capacidad instalada muy amplia para crecer y abastecer sobre todo a los nuevos países donde abrimos, como Rusia y próximamente algunos de África.
¿Cómo logras que la cultura organizacional de tu empresa genere esa satisfacción en los colaboradores que les ha permitido llegar a más de 6.5 millones de empresarios activos?
Procuramos mucho a los empleados, ya que son una parte fundamental, así en cadena cuidamos de nuestros clientes. Trabajamos con el lema “gente que cuida a la gente”, buscamos que todo mundo gane bien (incluyendo al staff), nos interesa que se desarrollen junto con nosotros, transmitiéndoles que tenemos que perseguir buenos resultados para alcanzar los sueños, queremos que los distribuidores cuenten con todo el equipo necesario para llegar a sus metas.
Sobre la Fundación Jorge Vergara, ¿cuáles son los objetivos alcanzados que han impactado positivamente en Jalisco?
Es una fundación que empezamos para los niños enfocada en la educación. Al principio apoyamos a Educaré, y con el tiempo nos hemos expandido a otras áreas como el Hospital Civil, niños con cáncer y con necesidad de operaciones, entre otras. Siempre buscamos ayudar a la niñez, abriendo otras áreas con nuevas posibilidades para apoyarlos.
¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo?
Ver a la gente cambiar y triunfar. Una de mis experiencias favoritas es cuando hacemos el viaje anual a un crucero en algún lugar exótico, sobre todo viendo a gente que nunca ha viajado en su vida y que ha tenido carencias muy grandes disfrutándolo enormemente. Es por eso que creamos este incentivo hace 25 años, soy un creyente de que los viajes educan, ilustran y enseñan a todos a ampliar su visión.
¿Cómo has dirigido a la empresa durante estos 25 años para lograr gran crecimiento en América Latina y Europa?
Primero comenzamos con Colombia, en algunos países fuimos la primera empresa mexicana en llegar, somos muy pocos en Sudamérica y nos ha ido muy bien. Después seguimos en Estados Unidos en la parte hispana, y luego nos fuimos a Europa, España, Italia y ahora Rusia. La razón por la que abrimos en estos lugares es porque son países con los que me identifico, disfruto viajar ahí, me gusta mucho la cultura y la gente.
Cuéntanos de tus planes de expansión.
En África seremos la primera empresa mexicana; en China abriremos este año aproximadamente en junio y lo considero un mercado impresionante. Creo que dada la situación con Trump es muy buen momento para que México busque nuevos horizontes por China, Rusia y diversos países. Otros de nuestros planes de expansión se enfocan en Australia, Israel y Cuba en un futuro, entendiendo que para los mexicanos hay muchos lugares hacia donde voltear.
¿Cómo fue tu experiencia al incursionar en el séptimo arte como productor de las películas Y tú mamá también y El espinazo del diablo?
Fue muy divertido, lo hice porque me gusta mucho el cine. Aprendí bastante sobre producción y promoción, tareas que realicé en la película Y tú mamá también, que fue un gran éxito. En unas nos fue mejor que en otras, pero a final de cuentas el saldo fue positivo y actualmente estamos trabajando en una cinta que presentaremos este año filmada en México.
Sobre tu participación en el programa Shark Tank México, ¿a qué emprendedores les has apostado?, ¿cómo te has sentido con la experiencia?
Llevo 26 proyectos en total contando las dos temporadas en las que he participado. Son muy variados, hay unos muy interesantes que apoyamos y van a ser un gran éxito; por ejemplo, mis respetos para dos muy impactantes realizados por mujeres jóvenes. Vamos caminando con los emprendedores, es un poco lento el proceso, pero vamos a echarlos a andar poco a poco. Lo que me deja de experiencia es que los mexicanos somos muy poco empresarios, ahora que está el programa hemos visto que no van muy preparados y muchas veces evalúan demasiado caras sus ideas y evitan que los inversionistas los apoyen. Creo que es muy importante ayudar a quienes inician en esto, hacerlos entender que emprender es mirar a largo plazo, ya que las ideas requieren tiempo para desarrollarse y mucho trabajo.
Si tuvieras que optar por un último deseo, ¿cuál sería?
Que Omnilife estuviera en millones de hogares en el mundo.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO