FERNANDO LAFAIRE

Por

Por Elena Martínez
Conoce el modelo de negocio de este tapatío de 29 años, Licenciado en Negocios Internacionales por el Tecnológico de Monterrey, quien en sociedad con Sergio Valencia, han creado una experiencia diferente para los hombres que visten de camisa la mayor parte de la semana; ellos nos presentan Fina Estampa, una marca 100% mexicana, cuyo nombre está inspirado en una canción que habla acerca del porte en un caballero.
  Gracias a esto, Fernando ha tenido la oportunidad de fortalecer virtudes como la determinación y audacia en su carrera profesional. Así como experimentar lo importante que es plantearse objetivos y trabajar duro para alcanzarlos, sobrepasando retos en donde hay que sacar el carácter para poder llegar a la meta.
 
¿Cuándo surgió la iniciativa de crear Fina Estampa? 
En el 2014, a través de una necesidad propia, ya que no existía como tal una oferta que te permitiera personalizar tus camisas bajo un esquema sencillo. Entonces en una charla con Sergio Valencia, mi socio, quien vivió en Corea una experiencia, donde por 50 dólares le hicieron  unas camisas en una semana, vimos la oportunidad y empezamos a construir nuestro proyecto desde cero. Nos enfocamos en desarrollar el modelo de negocio y lo arrancamos en el 2016; implicó capacitarnos, elaborar procesos, buscar por muchos lados proveedores de tela, validar que maquinaria necesitábamos, etc., fue una experiencia para entender la operación y determinar de qué manera innovar al modelo tradicional del sastre, logrando traducirlo en una prenda al mismo precio que el de una tienda departamental, con una experiencia de compra más accesible a lo que es un sastre tradicional.
¿De qué manera financiaron los inicios de operación? 
Una vez que ya estructuramos el negocio estuvimos valorando opciones y a inicios de 2015 vimos la opción de Crédito Joven, un financiamiento de NAFIN; nos pareció la mejor vía por condiciones que ningún banco nos daría, así, en seis meses preparamos la información que pide el programa, aplicamos y con esto financiamos parte del proyecto. Adicionalmente, bajamos un fondo de una convocatoria del Instituto Nacional del Emprendedor  (INADEM) y gracias al apoyo de Spark UP, mi socio y yo participamos también con inversión, así fue como empezamos a vender.
¿Qué obstáculos han tenido durante el desarrollo del negocio? 
La sistematización de nuestros procesos, alguna vez un amigo empresario me sugirió: “debes hacer procesos tan bien hechos para que gente ordinaria logre resultados extraordinarios”, así es que el éxito de Fina Estampa está en llevar el proceso artesanal a un nivel semi industrial.
   Esto ha requerido desarrollar al personal con la implementación de estos sistemas; en este momento ya llevamos un año de operaciones y tenemos los procesos sistematizados, lo que nos permite limitar el error, cumpliendo cada paso, cuidando todos los elementos que el cliente pide y haciendo que el flujo de trabajo sea excelente. Conseguimos que nuestras entregas sean a la mitad o hasta menos del tiempo que implica esperar por una camisa con un sastre.
¿Cuáles son las características que los destacan como marca? 
La experiencia de compra, que se distingue por ser muy sencilla. Podemos atender al cliente vía web, en el estudio o los visitamos en sus oficinas. Creamos su perfil en el sitio web en donde registramos todas sus medidas  (cuello, pecho, cintura, espalda, manga, etc.) y el cliente personaliza su camisa en tres pasos: selección de tela, personalización de cuellos, puños, y el último paso es el distintivo, como elegir los botones, hilo, iniciales, siempre cumpliendo el gusto del cliente, después, solo hay que esperar por tu pedido, que tarda entre ocho y diez días para la entrega. La página web te da la ventaja de poder hacer este proceso desde la comodidad de tu casa u oficina.
¿Qué estrategias han ejecutado para darse a conocer y lograr posicionamiento en la región? 
Empezamos con publicidad “de boca en boca”, primero entre familia, amigos y empresarios, a partir de eso se dio un fenómeno de recomendación. Lo interesante del modelo de negocio es que es muy bonito y vives una experiencia diferente, así que de 10 clientes que entran al estudio, 8 compran; el éxito está en las recompras, así como en el crecimiento del negocio con el proceso de la página web.
En este camino de emprender, ¿qué es lo que ha marcado tu vida? 
He disfrutado mucho el proceso; mi crecimiento y el de Fina Estampa; he fortalecido el carácter, ya que abrir un negocio implica retos. El negocio ha funcionado mucho mejor de lo que proyectamos, la clave está en vivir los procesos y tener objetivos claros.
   La satisfacción de crear un concepto e impactar en algún sentido a tu entorno te genera una satisfacción especial. Empezamos desde cero y hemos visto cómo el negocio empieza a superar retos, en gran medida gracias al compromiso de nuestros colaboradores,  pasando de un emprendimiento a una empresa.
¿Cuáles son los próximos planes para Fina Estampa? 
De aquí a diciembre posicionarnos aun más en Guadalajara y escalar con nuestra proyección de ventas al cierre de año. También empezamos a abrir mercado en Ciudad de México, a través de varios esquemas, un aspecto interesante de la marca es que te permite vender en varios lugares sin un punto de venta físico; es decir, con un concepto de distribuidores jóvenes que no requieren más que un catálogo de telas, capacitación para toma de medidas y que puedan administrar sus ventas de acuerdo a sus tiempos. Posteriormente abrir un punto de venta en la Ciudad de México y Monterrey, además de otros proyectos.
PLAYERSBrief
Número de personas que trabajan en la empresa: 8
Número de telas a elegir: 60
Camisa más solicitada: Blanca para traje
Número de camisas confeccionadas al mes: 240
Los precios oscilan entre: $890 y $1,090
Frase: “Tu camisa a la medida al precio de una departamental”
Redes sociales
Web: www.fina-estampa.com
Instagram: @finaestampacamisas
FB: finaestampa_mx

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO