Frank Owen Gehry

Padre del deconstructivismo

Por

Frank Owen Gehry es un destacado arquitecto de origen canadiense que se distingue por la originalidad de sus edificios y, entre sus diseños más importantes, sobresale el Museo Guggenheim de Bilbao, muestra clara de su estilo único.

Nacido en Toronto, Canadá en 1929, Gehry, descendiente de una familia judía polaca y encontró en la arquitectura un mundo con infinidad de oportunidades creativas. Estudió en la Universidad del Sur de California y, tras graduarse, trabajó para la prestigiosa firma de Víctor Gruen y Asociados.

Sirvió además en la armada de los Estados Unidos y estudió urbanismo en la Universidad de Harvard de 1956 a 1957. En 1961 se trasladó a París junto con su familia para laborar en el estudio del arquitecto André Remondet, durante ese tiempo aprovechó para aprender de las obras de Le Corbusier y de otros arquitectos europeos y las iglesias románicas.

Para 1963 abrió su propio estudio en Los Ángeles, California; Gehry Partners LL, con el que se distinguió por el estilo internacional que iniciaron Le Corbusier y La Bauhaus y, para 1974, se le eligió como miembro del College of Fellows de ALA y en 1983 ganó el premio de la American Academy y el Institute of Arts and Letters.

Su sello queda impreso en sus obras gracias a su habilidad de jugar con las formas geométricas, algo que los críticos llamaron “deconstructivismo”.

En el año de 1983 ganó la máxima condecoración que otorga la arquitectura, el premio Pritzker, lo que le abrió las puertas para diseñar obras como el Walt Disney Concert Hall y el Museo de Arte Weisman en la Universidad de Minnesota, construida con ladrillo y acero inoxidable.

La Dancing House de Praga nos da una muestra clara de su originalidad ya que está compuesta por dos cilindros que se ondulan frente al río Vltava.

Gehry ve a la arquitectura como un arte, lo que le da una perspectiva única que queda plasmada en cada una de las obras que realiza el multipremiado arquitecto.

+DESTACADO