PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
febrero 26, 2024

,

Fiuto restaurante; el primer negocio de comida para perros y humanos nace en Italia

Fiuto restaurante, ubicado en Roma, es el único en su tipo, pues ofrece un menú único para perros y humanos.

Por

Fiuto restaurante.

En la ciudad de Roma, existe un establecimiento que brinda la oportunidad única de compartir una deliciosa cena entre perros y humanos. Este lugar lleva por nombre “Fiuto Restaurante”, y se destaca como el pionero en Italia al permitir que los propietarios y sus queridas mascotas compartan la mesa, disfrutando juntos de un menú especialmente diseñado para ambos.

Recientemente inaugurado en la zona norte de la capital, en el encantador barrio de Ponte Milvio, “Fiuto” se presenta como un auténtico destino culinario para los amantes de los animales.

Ofrece un exclusivo “menú gourmet” concebido para satisfacer tanto a los dueños como a sus leales amigos de cuatro patas.

¿Cómo nace Fiuto restaurante?

Marco Durano, el director de este establecimiento, se enorgullece al declarar que su restaurante es “pionero al contar con una segunda cocina exclusiva para nuestros amigos de cuatro patas”.

El menú destinado a los animales ha sido meticulosamente elaborado por un nutricionista veterinario, teniendo en cuenta especialmente la raza y el tamaño de cada cliente canino que visita el local durante los fines de semana.

Luca Grammatico, con una experiencia profesional de 25 años como adiestrador de perros, ha trasladado su habilidad de las calles a la cocina.

Ahora desempeña el papel de chef dedicado a los perros que llegan al restaurante, además de darles una cálida bienvenida.

Te puede interesar: Brioche, el dulce favorito de María Antonieta: ¿Cómo prepararlo?

Sobre este concepto

En “Fiuto”, se ofrecen bebidas especialmente diseñadas para los perros, como jugos naturales de manzana verde o sandía, así como agua embotellada, porque, según afirman, a los perros se les brinda la misma calidad que a los humanos.

Antes de preparar la comida, Luca Grammatico se dedica a conocer la dieta habitual de los perros, así como posibles alergias e intolerancias, ya que, según señala, los perros también pueden presentar estas condiciones, al igual que los humanos.

Para prevenir posibles conflictos entre los clientes caninos, el restaurante ha implementado un sistema de mamparas que evita que se vean entre sí.

Además, se toma la precaución de no juntar machos con hembras para evitar cualquier otra complicación.

Los dueños, quienes realizaron una inversión significativa para la apertura del establecimiento, se sorprendieron gratamente por la acogida tan positiva por parte del público, a pesar de los desafíos burocráticos iniciales.

+DESTACADO