SIEMPRE ES EL CHIQUERO DEL QUE SE FUE

Por

Ya habíamos platicado en este espacio del tema de la inseguridad en la ciudad de León, y tal parece que lo seguiremos haciendo durante un ratito. En mi muy personal punto de vista, me parece que la Alcaldesa está repitiendo la fórmula de los trienios anteriores: echarle la culpa al que se fue.
Así ha sido, usted podrá recordar: que si fue Sheffield, que si fue Guerrero, que si así dejó Alanís, que el tiradero era de Ayala Torres y así podríamos irnos hasta el que recuerde. Lo importante no es como dejaron, si no como lo estamos viviendo en el presente ¿O somos un caldo de cultivo para saber hasta donde puede llegar la delincuencia en la capital del calzado?
Seguimos con lo mismo: robos a mano armada, asaltos al por mayor, bueno ya hasta hay vecinos que saben quién vende droga y roba los acumuladores en la cuadra; por lo menos así es en la Colonia San Isidro, en un paseo con nombre de ave ya saben cuál es el chiflido para solicitar mercancía, y según los vecinos, últimamente anda desatado porque trae “protección”.
¿ A poco hay tanto protegido? Si no alcanza para eso, nos debe alcanzar mejor para proteger a los ciudadanos que no tenemos nada que deber ni temer…

+DESTACADO