FINANZAS SANAS

Por

Lograr un equilibro entre nuestros ingresos y gastos requiere poner orden en las finanzas personales y familiares, más que soñar con ganar la lotería sin comprar boleto. Para que hagas un mejor uso de tus recursos económicos, a continuación te mostramos una decena de recomendaciones:
   1. Elabora un presupuesto. Anota tus ingresos y gastos mensuales para saber cuánto dinero destinas a cada concepto. Si tienes más gastos que ingresos, identifica en qué puedes economizar. Si tienes más ingresos que gastos, traza un plan de ahorro e inversión.
   2. Prioriza tus gastos. Planear tus compras te permitirá diferenciar las cosas que verdaderamente necesitas de las que pueden esperar. Recuerda que los recursos son limitados, y cada peso mal gastado es una oportunidad perdida.
   3. Consume inteligentemente. No hagas compras por impulso o que puedan dañar tu salud, cuestiona las promociones y la publicidad, lee las etiquetas, conserva tus comprobantes de compra: haz un gasto consciente y responsable.
   4. Compara precio y calidad. Nunca te vayas por la primera opción. Comparar te permitirá aprovechar la competencia entre proveedores y adquirir mejores productos y servicios a menor precio.
   5. Conoce tu capacidad de endeudamiento. Resta a tus ingresos mensuales la cantidad que gastas en el mes y la que destinas al ahorro para saber qué tanto puedes endeudarte y de cuánto dispones para pagar tus deudas.
   6. Usa el crédito a tu favor. Un crédito puede darte acceso a bienes que difícilmente podrías comprar de contado, como una casa o un coche. Antes de firmar, considera que puede haber imprevistos que afecten tus ingresos. Usa el crédito responsablemente.
   7. No te retrases en tus pagos. Paga a tiempo tus deudas y compromisos financieros para evitar el pago de recargos, intereses moratorios y gastos de cobranza, entre otros.
   8. Ten un plan de vida financiero. Establece metas realistas, considerando tu nivel de ingresos y gastos. Divídelas en corto, mediano y largo plazo, y comienza hoy a tomar las mejores decisiones para tu futuro familiar.
   9. Decídete a ahorrar. Es el inicio para alcanzar tus metas. Trata de ahorrar al menos 10% de tu ingreso mensual neto (después de impuestos) y busca la opción más conveniente para proteger tu dinero.
   10. Prepara tu retiro. Piensa en las necesidades que tendrás en el futuro y tómalas en cuenta para tus decisiones de consumo. Ahorra para tu retiro y protege tu patrimonio: procura estar siempre en la Afore con mayor rendimiento neto.

+DESTACADO