AGENTES DE SEGUROS

Por

En el mundo no existe una sola aseguradora que tenga como fin estratégico incumplir con el pago de un siniestro. Se invierten miles de millones de dólares en infraestructura y tecnología que permiten actuar de forma eficiente ante la serie interminable de siniestros que segundo a segundo se presentan.
   Lo anterior, además de generar imagen y confiabilidad, se convierte en el brazo fuerte de un agente de seguros en materia de confianza hacia sus clientes. Si este principio es así, ¿por qué muchas personas no confían en un agente de seguros?
   Ser agente de seguros implica aspectos de gran relevancia que poca gente imagina, de hecho, son innumerables los agentes que desconocen estos puntos e ingresan a la actividad por el hecho de que fueron reclutados por personas que sencillamente buscan crear fuerza de ventas sin calificar profundamente a sus candidatos.
   Un agente de seguros que cumple los cinco puntos antes mencionados, cuenta con un elevado nivel de contribución a la sociedad, pues se convierte en artífice de crecimiento en las empresas, lo cual significa continuidad económica dentro de la estructura familiar-educacional, misma que aporta de manera incalculable a la solidez de un país.
   Valdría la pena entender que la contribución a la sociedad en todos los rubros es de invaluable peso y que a la vez las aseguradoras suman al crecimiento del país de forma indiscutible y por ello son un sector fundamental de la economía. Solo falta comprender y reconocer que ser agente de seguros es mucho más que un fructífero negocio.
 A mi parecer, la confianza hacia un representante del sector asegurador se liga a cinco puntos principales:
1. Dominio de los productos que ofrece
2. Servicio posventa
3. Imagen personal
4. Imagen empresarial que genere de sí mismo
5. Nivel de compromiso y cumplimiento

+DESTACADO