PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
julio 17, 2024

, ,

Zaira Campuzano – Quererlo-grarlo

Personas especiales, viajes, metas alcanzadas, experiencias: todo es un recuerdo que se puede conservar a través de una joya. Conoce la historia de la creadora de Quererlo.

Por

Hace alrededor de 10 años, Zaira Campuzano creó una tienda online, precursora de lo que sería Quererlo. Había vivido en Austin, y al regresar a Monterrey, notó que el comercio digital en México estaba “en pañales”.

Por ello, se planteó abrir una nueva tienda online con productos de diseñadores mexicanos: joyería, zapatos, ropa, fundas para celular, entre muchas otras cosas.

Desde siempre, la joyería ha sido su mayor pasión y por ello, en su nuevo sitio, decidió invertirle más tiempo y esfuerzo. Esto se vio reflejado en la demanda que tenía en la plataforma. Fue así que, tras un año, le dio el giro a Quererlo para ofrecer únicamente joyería.

Poco a poco, amigas y conocidas se enteraron de que tenía la mercancía en su casa y acudían a ver sus productos físicamente. “Empecé a vender en mi casa, pero eran demasiadas personas las que venían”, recuerda Zaira Campuzano.

Así, al notar lo emocionadas que sus clientas se sentían al probarse las piezas de manera presencial, incursionó en bazares y puntos de venta en los que la invitaban a participar. La buena respuesta de la gente la impulsó a tomar la decisión definitiva de abrir su primera tienda física.

QUERERLO QUE SOY

Para nombrar su marca, Zaira Campuzano seleccionó una palabra en español que representara muchas cosas. “En épocas anteriores, las mujeres no tenían muchas libertades y decir la palabra ‘quererlo’ es no solamente desearlo, sino querer algo y lograrlo. No representa la joyería o algo material, sino quererse a sí misma y qué podemos hacer para expresar eso y darnos amor”, comparte.

Asimismo, la creadora visualiza la joyería como una manera muy bonita de expresar quién eres. De ahí nació el “quererlo”, y “quererlo que soy”, una de las premisas de la marca. “Yo quiero lo que soy, me quiero a mí misma con la joyería, expreso quién soy y me empodero hacia el mundo. Esta palabra tiene mucho significado para mí”… Tanto que se ha expandido entre sus clientas.

Recuerda, con la piel chinita, las historias que ellas le comparten a través de las piezas que diseña y selecciona. Por ejemplo, las que tuvieron una pérdida reciente de alguien importante recuerdan, a través de un collar, cerca del corazón, a esa persona especial. Esta es una gran parte de la razón por la que Zaira Campuzano dedica todo su tiempo, alma y pasión a su empresa.

Personas especiales, viajes, metas alcanzadas, experiencias: todo es un recuerdo que se puede conservar a través de una joya. Conoce la historia de la creadora de Quererlo

UNA APUESTA AL CRECIMIENTO

Su apuesta como empresaria es compartir su pasión por la joyería a través de la creación de productos que emocionen a sus clientas, que sean accesibles y de buen diseño. Al mismo tiempo, apoyar la economía de la industria en la que participa, enfocándose en sus proveedores y fabricantes mexicanos, lo que se traduce en empleos, la búsqueda de mejores condiciones de trabajo y la superación personal y profesional de su equipo.

ATESORAR MEMORIAS

La inspiración para la selección de las piezas de Quererlo llega a ella a través de varios caminos: la elección de sus propias piezas del día (collares, anillos, pulseras, aretes, piercings), salidas con sus amigas, viajes, experiencias; cada elección y momento en su vida le añade un peso más a su bagaje creativo. Todas o la mayoría de las piezas tienen un significado especial para ella, y le gusta conservarlas porque, al verlas, le recuerdan una etapa específica de su vida.

“Es justo lo que busco lograr: que la joyería cuente una historia. Diseño alguna pieza y la tengo en mi joyero. Cuando la vuelvo a ver algunos años después, me recuerda, por ejemplo, ese viaje que hice que me sirvió de inspiración”. Hoy, la pasión de Zaira Campuzano se refleja en Quererlo: un sitio pionero en los negocios en línea, con envíos a todo el mundo, cuatro tiendas físicas en Monterrey y presencia en tiendas departamentales, gracias a las cuales las personas pueden atesorar lo más preciado a través de una joya.

+DESTACADO