PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
junio 13, 2024

,

Ofrecen soluciones para el ahorro de agua

Adrián y Juan Pablo Taylor impulsan alternativas sustentables mediante productos que reducen el consumo, como lo es una regadera ecológica.

Por

Nuevo León atraviesa por una etapa complicada por la falta de agua, la poca lluvia que ha caído en los últimos meses y un consumo del vital líquido que ha sido constante.

Aunque en las recientes semanas se ha visto una reducción por parte de la ciudadanía en el uso de este recurso natural, faltan más acciones que realmente impacten para retomar esa “normalidad” que había en las épocas de abundancia.

Hoy en día existen diversas formas de contribuir tanto de forma personal como en familia, en casa o en el trabajo, al ahorro de los recursos naturales, en este caso, del agua, pero sin impactar mucho en los hábitos de las personas.

En este sentido entra la eficiencia del agua, que podríamos describir como la minimización de la cantidad de agua utilizada para lograr una función, tarea o resultado.

La eficiencia del agua significa hacer más con menos agua; por ejemplo, lavar los platos o descargar el inodoro con la menor cantidad de agua necesaria para realizar el trabajo.

La eficiencia del agua normalmente se basa en productos y accesorios bien diseñados, como lavavajillas con uso reducido de agua o inodoros y regaderas de bajo flujo.

Ante ello, está el caso de una regadera ecológica que reduce el consumo del vital líquido y permite un ahorro de hasta 150 litros al día, ya que las convencionales pueden llegar a gastar 10 o más litros por minuto.

Buscando soluciones sustentables, los hermanos Juan Pablo y Adrián Taylor se encontraron con este accesorio que ya lleva un tiempo en el mercado, pero que trajeron desde León, Guanajuato, a Monterrey como una opción para el ahorro de agua.

Ambos son fundadores de Monterrey Sustainable Solutions, de donde se desprenden dos divisiones, Solem para temas industriales, y Prosus, para productos de uso doméstico.

¿Cómo comenzaron?

“La propuesta es básicamente productos sustentables para la industria y productos domésticos. Comenzamos hace un año en el 2021, Juan Pablo ya tenía experiencia vendiendo unos equipos que son estos industriales, que básicamente lo que hacen es que van a prevenir el sarro y a consecuencia de eso es que se cascabelean varios beneficios en cuanto a mantenimientos y ahorros”.

Para ese entonces, Juan Pablo ya conocía sobre la crisis del agua que se avecinaba, por lo que ambos se decidieron a emprender y ofrecer soluciones que fueran enfocadas en temas sustentables.

El primer producto que ofrecieron fue un acondicionador magnético, que funciona a través de la polaridad de los imanes y crea una fuerza dentro de un tubo para que pase el agua por ahí rompa las sales y evite incrustaciones.

Después llegaría la parte doméstica luego de que vieron dificultades en abrirse camino en las empresas.

“La industria se tarda seis meses en comprarte y uno residencial igual en dos semanas puede estar ya amarrado. Entonces dividimos esa parte de la parte doméstica e industrial. El primer cliente que tuvimos fue una gasera y luego fueron muchos residenciales y luego fue otro industrial, de ahí poco a poco se empezó a hacer la cartera, pero en sí el producto es exactamente el mismo, nada más que en diferentes escalas”.

¿Cómo llegó el tema de la regadera?

“Nos topamos con un señor, don Rubén Muñoz, que es nuestro socio de León, él ya tenía la regadera. Estuvimos viendo otras, como unas que hacen vapor, pero caras, costaban 8 mil pesos, era de lujo totalmente. Quizá aquí hay un mercado en San Pedro, en hoteles, pero pues no deseábamos eso y llegamos con este socio y cuando lo conocimos hicimos clic inmediatamente.

“Empezamos a venderla y esto sucedió recientemente, apenas arrancamos y ya estamos a punto de comenzar con HEB, por ejemplo, para poder vender en todas las sucursales que tienen”.

Detallan que Rubén Muñoz ya tenía mucho tiempo con la regadera, cuya patente es suya junto con la fabricación y lleva más de 400 mil regaderas vendidas.

“Es una oportunidad bien padre encontrarte con una persona que cree mucho en el proyecto, que hay una crisis del agua y él tiene una solución. Se notaba desde el primer contacto que tienes con el señor un amor hacia la población entera de México que necesita, mejores productos muy económicos para que puedan tener una mejor calidad de vida”.

¿Cómo funciona?

“Se llama el efecto venturing y el efecto venture, lo que hace es que con cámaras de compresión, de hecho lo podemos decir así, porque la patente lo protege, es que son 52 cámaras de presión. La regadera es de este tamaño pequeño y tiene 52 cámaras de presión que hacen el efecto venture. Parte el agua, vamos a decir, en 20 gotas más chiquitas, pero con presión. Entonces ahí viene el ahorro, te da la sensación de más agua, pero no es verdad.”

¿Planes a futuro?

“Estamos viendo un producto súper interesante que con la energía que da el sol puedes generar agua. Imaginemos una lámina que capte el sol como si fuera un panel solar entonces todo el tiempo está en presencia del sol y eso lo calienta al momento de calentarlo, pasa el aire que tiene humedad y con el choque térmico del panel y eso
lo que hace es agua poco a poco y esa agua la vas captando por un sistema de filtración y tienes agua totalmente purificada y limitada porque el agua ahí está, el agua está en el ambiente.”

Conócelos

Prosus

+DESTACADO