PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
junio 13, 2024

, ,

Mónica García: Legado de solidaridad

Transformar el insomnio en inspiración e impulsar el cambio social: más allá de la labor humanitaria de Mónica García, líder de Madrinas de San Pedro.

Por

En la primera fila de cada festival escolar estaba ella. Había decidido que se dedicaría a estar presente para sus hijos durante mucho tiempo y una de las principales áreas en las que se involucró fue en el Club Avispones de futbol americano, lo que la llevó a desempeñarse como coordinadora general durante 12 años.

Cuando sus hijos crecieron, la invitaron a formar parte de Madrinas de San Pedro, el primer proyecto personalizado para atender a personas en situaciones de vulnerabilidad. Su carácter de ser partícipe al 100% en cada actividad que realiza, la llevó, como una causa natural, a ser presidenta.

Este cargo le ha permitido estar al frente de la dignificación de la vivienda de familias económicamente vulnerables del municipio. Además, durante la pandemia, entregaron personalmente 11,000 despensas para contrarrestar el golpe a la economía de los habitantes.

Durante sus visitas, recuerda, observaron la necesidad de dispositivos electrónicos para que los niños tomaran clases en línea. En colaboración con Hernán “Grillo” Sada, organizaron una rifa. Él les donó su Camaro y vendieron 8,000 boletos con un costo de 300 pesos cada uno.

El dinero que recabaron se destinó íntegramente a comprar 840 tabletas electrónicas para apoyar la educación de niños en situaciones particulares: alumnos destacados en lo académico, pero que no podían conectarse a clases por falta de recursos, y a aquellos estudiantes cuyos derechos habían sido vulnerados por violencia intrafamiliar.

Además, apoyan el programa Vamos Seguras, que busca brindarles herramientas de neurofinanzas, autoestima y emprendimiento a mujeres en situaciones de violencia intrafamiliar.

Madrinas convoca a un Shark Tank local, al cual las mujeres le presentan sus proyectos y lo que necesitan para comenzar o aumentar su producción. Asimismo, Madrinas dona el aditamento que requieran las mujeres, como licuadoras profesionales para que vendan jugos desde sus casas, o máquinas de coser para realizar trabajos de costura. Ya han apoyado a dos generaciones y van por la tercera.

NOCHES SIN LUNA

Además de ser la fi gura al frente de Madrinas de San Pedro, Mónica García de Moyeda es una mujer fuerte que se ha reinventado muchas veces a lo largo de su vida y que cree en lo que hace y en sus principios, con metas y sueños en los que trabaja cada día para alcanzarlos.

Una mujer que ha conocido el dolor y cuyo motor es la familia. Alguien que busca crear un mejor lugar para los demás y que cree fielmente en que las cosas pasan por algo.

Uno de los sucesos que marcaron su vida fue el fallecimiento de su hermana. Sucedió cuando comenzaba a formar su actual familia nuclear: se había casado con el novio que tenía desde la secundaria y toda la felicidad que había contemplado no sucedió de la manera en que lo pensaba debido a ello. Del dolor nace lo bello en el arte, y uno de sus más grandes orgullos es su libro, cada parte del proceso de creación, desde lo técnico hasta lo catártico.

Se trata de una recopilación de escritos que creó en las madrugadas. “El libro es un viaje en una noche de insomnio, a través de sentimientos, sueños, pesadillas… Siempre he dicho que de las pesadillas también te despiertas: nada es para siempre”. Ella creció en un mundo lleno de arte.

Su abuelo era editor y desde pequeña surgió el interés por escribir. Historias para noches sin luna es una obra que se puede leer de principio a fin o abrirse y leerse en una página aleatoria. Está dividida por horas, y los números no están al azar, sino que esconden fechas importantes para ella. Ella.

“Solo ella misma se entendía. A pesar de las miles de cosas que le habían hecho daño a lo largo de su vida, ella no dejaba de transmitir tranquilidad con su presencia”, se lee en su libro.

Actualmente, Mónica García está al frente de una organización que ha cambiado la vida de muchas personas; transmite no solo tranquilidad con su presencia, sino impulso por mejorar su entorno gracias al compromiso y dedicación que imprime en cada proyecto.

+DESTACADO