Interjet retomará operaciones desde Monterrey

La aerolínea anunció que en una primera fase, retomará vuelos desde Monterrey hacia Ciudad de México y Toluca.

Por

La aerolínea Interjet anunció que retomará sus operaciones desde Monterrey tras un proceso de reestructura y obtención de capital financiero.

Carlos del Valle Guerrero, director general adjunto y accionista de la empresa, anunció ayer desde Palacio de Gobierno de Nuevo León que reiniciará operaciones en México y Estados Unidos.

En el caso de Monterrey, Interjet iniciará en una primera fase con dos vuelos desde y hacia la Ciudad de México (AIFA) y Toluca.

Mientras que en una segunda etapa, también volarán desde Monterrey a Cancún y destinos internacionales como San Francisco, San Antonio y Las Vegas.

Se informó que para la fase preoperativa, Interjet invertirá 30 millones de dólares y considera iniciar con 5 aviones.

“Con estos nuevos vuelos tendremos más intercambios con Estados Unidos y con México, y concluiremos una de las conexiones aéreas más importantes para el estado: San Francisco, la cual permitirá que sigan llegando más empresas de tecnología de vanguardia al estado”, mencionó Iván Rivas, secretario de Economía de Nuevo León.

“Tenemos todas las condiciones y la confianza para que Nuevo León sea un centro logístico de primer mundo y a la altura de los mejores, tanto por aire como por tierra. No vamos a parar hasta dar el gran salto y estar a la altura de los mejores aeropuertos del mundo”, agregó.

Impulsan al aeropuerto de Monterrey

A su vez, Maricarmen Martínez, secretaria de Turismo, destacó el potencial que tiene el Estado por ser un hub de movilidad aérea mundial.

“La conectividad aérea es clave para la atracción del turismo nacional e internacional, por lo que el Gobierno del Estado, mediante la Secretaría de Turismo, tiene como uno de sus principales proyectos convertir el aeropuerto de Monterrey en el hub del norte de México”, dijo la secretaria Martínez.

La aerolínea dejó de operar en diciembre del 2020 tras anunciar problemas financieros que ascendían a una deuda de mil 250 millones de dólares con trabajadores, acreedores y el Servicio de Administración Tributaria.

 

+DESTACADO