Eva Sander: Guerrera digital

Eva Sander siempre se distinguió por alzar la voz y no quedarse de brazos cruzados, a raíz de un desastre natural tomó el activismo en serio y encabezó un movimiento en redes.

Por

Nacida en Ciudad de México, pero criada en Monterrey y egresada por la UDEM en la carrera de Estudios Internacionales, Eva Sander tiene ya un amplio recorrido en su labor, muy de la mano de la tecnología. Hoy, está100 por ciento comprometida con los movimientos de bien común y se distingue por ser una emprendedora social. Está a cargo de Accountability Lab en México, un reto que la mantiene enfocada en seguir abriendo proyectos de alto impacto.

A SUPERAR OBSTÁCULOS

Desde hace dos años que la asociación llegó a México, Eva Sander ha tenido que lidiar con barreras. Por ejemplo, recuerda que al principio todos le dijeron que la iban a ayudar, pero “no le dijeron cuándo”. No entendía por qué. Luego, se dio cuenta que la teoría de cambio que manejan en Accountability Lab contradice todo de cómo se hacen las cosas en México, afirma. Sin embargo, comparte con orgullo que han sido reconocidos alrededor del mundo por “en salirnos de la caja”.

“Llevamos años trabajando y nos frustramos porque todo se queda en teoría y nada en práctica. Siempre somos los mismos académicos, los mismos activistas, al que llamo El Club de los Convencidos. Lo que estamos buscando es cómo tocar las mentes, pero también los corazones del ciudadano común y corriente, de los ‘no expertos’. Hay que entender el idioma y los códigos de los jóvenes”, dice.

También, explica lo difícil que ha resultado trabajar con mujeres en países asiáticos: “Somos una organización en la que participamos muchas mujeres; si en México es difícil, en países de Asia y África como Nepal, Pakistán, Mali, Liberia, Nigeria, Zimbabwe es más complicado”. Aunado a esto, se agrega la dificultad para obtener recursos para operar. “Apenas recibimos fondos; estuvimos dos años operando en México sin recursos. No los hemos recibido de ninguna organización de manera directa, recibimos apoyo de Accountability Lab global y también hemos tenido que formar alianzas muy bonitas”.

MUCHO CAMINO… Y LO QUE FALTA

Antes de concluir la charla con Eva Sander, la activista hace un recuento de lo que ha sido su trayecto: de empezar con un programa juvenil en televisión, ha trabajado con grandes empresas de renombre mundial, muchas relacionadas con tecnología y sociedad.

“Me metí a las grandes ligas, a colaborar con Twitter, con Google, con el Banco Mundial, con el departamento de Estado de los Estados Unidos con un proyecto que arrancó Hillary Clinton, del que todavía soy parte, y gracias a ellos he recorrido el mundo hablando de lo que sé: tecnología cívica. He trabajado con organizaciones de mucho prestigio en América Latina. Atendimos la crisis tras el Huracán Alex, luego el terremoto de Haití, el de Chile, con herramientas básicas que se han ido especializando”. Todo ese trabajo que hace Eva en AL, espera crezca en Latinoamérica. Llegar a España, las Islas Canarias.

Como final reflexión, Eva dice: “Me quedo con la capacidad de que todos nos podemos ver en el espejo y reconciliarte con el hecho de que estás haciendo lo mejor que puedes con lo que tienes, todos los días. Es el momento de que mi generación comience a liderar desde la banca. Aprender a abrir espacio para los que vienen.

“Hace 25 años, hice el primer manual de estilo web para Grupo Reforma. Cuando empecé, estaba en un programa juvenil. Luego pasé por varias secciones en el periódico. Me ha tocado ser pionera en muchas cosas y ver transiciones. Hoy, se puede hacer un programa de televisión con un celular. Esa intersección entre la tecnología y el ser humano es lo mío”.

Hoy, está comprometida con empoderar a los creadores y lanzar Accountability Lab en México, después de cofundar a Zenda.la, una ‘startup’ de ‘insurtech’ que busca brindar cobertura asequible a Millenials, GenZ y GenY.

+DESTACADO