Con vocación de promover la lectura

Andrés Vargas se ha convertido en un impulsor de la lectura mediante su proyecto Atrapado en sus Páginas, del cual salió una iniciativa para donar y adoptar libros.

Por

Andrés Vargas es un arquitecto que trabajó 10 años en Urban Landscape en proyectos urbanos y paisajistas, como líder de proyectos como el Club Deportivo Sonoma, el complejo Petra en Tulum y desempeño como Director de Arquitectura en la construcción del Centro Comunitario San Bernabé. Hoy en día trabaja en ATPIMSA desarrollando proyectos de la rama industrial y dedica la mayor parte de su tiempo a ejercer su profesión, sin embargo, desde hace más de 4 años dedica parte de su tiempo libre a promover la lectura a través de su proyecto Atrapado en sus Páginas, de donde nacerían: el evento Adopta un Libro y el programa de construcción de bibliotecas escolares y un club de lectura.

La vocación viene de su pasión por los libros, gusto adquirido desde joven y que logró materializar en este proyecto en marzo del 2018. Recuerda que tenía la idea de abrir una cuenta de Instagram donde pudiera compartir algo de valor. Fue entonces que comenzó a hacer reseñas de libros, sin “spoilear” la trama de este y dando su opinión del nivel de dificultad del mismo, para que la persona interesada pudiera tener una idea más clara del libro.

El proyecto fue creciendo y se sumaría al equipo por un par de años su hermana Jessica Vargas, juntos comenzaron un podcast. En el que se publicarían 54 episodios con 16,500 oyentes a través de 54 países. A finales del 2020 comenzaría con Arlette Moreno un club de lectura el cuál fue creciendo contando hoy en día son 2 grupos y tiene 50 miembros. Y ha tenido la presencia de la autora regia sensación del momento Sofía Segovia y una de las escritoras latinoamericanas más influyentes del momento Claudia Piñeiro. Hoy en día el club de lectura se mantiene activo y ha sido un pilar para mantener el proyecto.

A continuación, vendría una etapa importante para el proyecto, Adopta un libro, que comenzó de una forma muy curiosa, recuerda Andrés. Encontró afuera de su casa un ejemplar de “Luna Nueva” de Stephenie Meyer. Era de su hermana, lo dejó afuera en caso de que alguien quisiera tomarlo. Al verlo ahí, decidió guardarlo con la idea de que otra persona podría darle una “segunda vida” al libro y él podría crear ese puente para que eso sucediera.

“Lo puse en mi librero y así estuve como un mes, sentía que el libro me veía, o sea, suena esquizofrénico, no sé, pero sentía que me estaba viendo, tenía que hacer algo con él”, comenta entre risas.

Ahí comenzó a gestarse una idea. El como al igual que su hermana, existen muchos lectores que quieren compartir sus libros o simplemente no saben qué hacer con ellos, y hay quienes quieren los libros. Ya sea por explorar diferentes géneros y autores o incluso porque no tienen los recursos para comprarlos.

Aprovechando su cuenta de Instagram, inició lo que él califica como un “Tinder de libros”, donde subía las fotos de los ejemplares y los seguidores seleccionaba el que quería, se lo apartaban y durante el evento iban y adoptaban el libro. La “adopción” no es un intercambio, no se tiene que regresar el libro y es completamente gratuito. El evento en sus comienzos se hacía de forma quincenal en el Stabucks Revolución en Monterrey.

Se subían de 80 a 90 libros por semana a las historias semanalmente. Sin embargo, en el 2022 sería tanta la demanda de libros que el sistema se vio sobrepasado, ya que por semana se recibían 360 mensajes para apartar libros, sin contar los mensajes subsecuentes, qué por un lado era bueno por qué era una señal de que el proyecto crecía pero a la vez comenzó a ser mucho trabajo el organizar cada uno de los encargos de los seguidores. A finales de Junio de este año a 1 año y 5 meses de su comienzo ya se habían subido 4,000 libros a Instagram.

Para agilizar el proceso, implementó una nueva dinámica a través de transmisiones “en vivo” en su cuenta de Instagram, donde de la misma manera, se presentarían los libros y la gente podía apartar en tiempo real, los libros que querían adoptar. Los “en vivos” se llevan a cabo actualmente todos los lunes y miércoles de 8:00 a 9:30pm en su cuenta de Instagram: @atrapadoensuspaginas.

El crecimiento del proyecto ha sido exponencial. En los primeros 6 meses del proyecto se habían adoptado 300 libros, para finales de año, el proyecto había entregado  2 mil 584 ejemplares y a la fecha de esta entrevista se han entregado 7,244 libros: 4,480 libros de los libros por adopción y 2,764 libros como donaciones a instituciones y proyectos sin fines de lucro.

Los eventos de Adopta un libro se han convertido en un espacio de convivencia en comunidad. Lugares como Starbucks o la cafetería Coffee ex Macchina se convirtieron en aliados para llevar a cabo el proyecto. Hoy en día el evento se llevará a cabo temporalmente en “La Casa Universitaria del Libro” en el centro de Monterrey los domingos de 12:00 a 3:00pm y el 22 de Octubre se mudará el proyecto al “Fondo de Cultura Económica”, cuyo evento será los sábados de 3:00 a 6:00 de la tarde.

Andrés detalla que en un principio en los eventos el 80 por ciento de los ejemplares que llevaba eran apartados, mientras un 20 por ciento era “libres”, esto para evitar las aglomeraciones, pero a partir de la nueva dinámica hoy en día se invirtieron los porcentajes se llevan al evento 20% de libros apartados y el resto son libres. Hasta la fecha se han realizado 70 eventos de Adopta un Libro.

A finales del 2021 se comenzó con una nueva campaña para construir bibliotecas escolares para escuelas públicas. Durante los eventos de adopta un libro se recibían libros y los de jóvenes y adultos iban a Adopta un Libro y los infantiles se reunían para entregarlos a escuelas que los necesitarán. Hasta la fecha se han creado 5 bibliotecas escolares a 3 primarias, 1 secundaria y 1 preparatoria Militar. Con esta donación el bachillerato militar Mariano Escobedo se convirtió en el primero en Nuevo León con biblioteca. En Nuevo León hay otros 10 bachilleratos militares que aún no tienen biblioteca.

¿Cuál es la mayor satisfacción que te ha dado el proyecto?

“Siempre me ha gustado el apoyar, quizá sea por “people pleaser”, no sé, fui 6 años de misionero y vi en la gente un hambre y necesidad de cambio…siempre me ha gustado como “ver afuera”, o sea, no quedarme “en mí” y en mis cosas, sino tratar de aportar algo. Siempre he creído que la lectura es muy poderosa, y he visto lo mucho que ha hecho en mi vida, como me había ayudado en mis momentos tal vez… duros. Los momentos en los que necesitaba un escape de la realidad, pero también han sido una herramienta para mejorar como persona y profesional”.

¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje que el proyecto te ha dejado?

“Que existe mucha generosidad en las personas, solo necesitamos darles una canalización para que puedan expresarla, y qué tenemos mucho que hacer, ya van más de 10 años que la SEP no entrega libros a las escuelas para hacer bibliotecas escolares, si los niños no tienen libros  ¿Cómo esperamos que lean? Tenemos que crear un ambiente que promueva la lectura”.

¿Cuáles son tus planes?

“Quiero que los eventos sean más integrales, que además de la adopción y donación de los libros, podamos tener conversaciones con autores, cursos de escritura creativa o cuenta cuentos, hoy en día se tiene proyectado que con la nueva sede en el “Fondo de Cultura Económica” tendremos el espacio para poder hacer esto. Por otro lado, hacer alianzas con empresas y con instituciones gubernamentales para ir aumentando la capacidad de acción y el ritmo con el que se crean las bibliotecas escolares. En este aspecto estamos a unas semanas de hacer la entrega de la biblioteca más ambiciosa que ha hecho Atrapado en sus Páginas. Se donará para la escuela José Emilio Pacheco Berny en García, ahora no solo los libros, con ayuda de las empresas REMARE y ATPIMSA, se donarán también los libreros y la pintura para la nueva biblioteca.”

Finalmente, Andrés agradeció a sus padres y a la escuela FORMUS por crear siempre un ambiente positivo para leer. También a todos los que forman y han formado parte del proyecto Atrapado en sus Páginas: Jessica y Daniela Vargas, Andrea Núñez, Judith Torres, Claudia Miranda, Laura Juárez, Merle Galindo, Priscila Flores, Liz Garza de tras la pluma, y los Patreons del proyecto que lo apoyan con su labor de promoción de lectura.

Para más información puedes encontrarlo en Instagram como: @atrapadoensuspaginas y en Facebook como: Atrapado en sus Páginas, también pueden encontrarlo en Spotify y YouTube. Si quieres ser un Patreon del programa visita www.patreon.com/adoptaunlibro

 

 

+DESTACADO