Burnout: ¿la nueva gran pandemia laboral?

Colaboración de Rogelio Segovia González, Presidente de la Comisión de Capital Humano de Coparmex Nuevo León

Por

A medida que se acercan las presiones laborales de cierre de año, las cadenas de suministro siguen sin restablecerse, una cuarta ola se empieza a asomar en algunos países, las presiones por cerrar los objetivos de ventas se incrementan, los correos electrónicos se acumulan en la bandeja de recibidos y las notificaciones de mensajería instantánea parecen hacinarse en la pantalla de inicio del celular.

Muchas personas, agotadas, parecen clamar aquella frase de Groucho Marx: Paren el mundo que me bajo”.

De acuerdo con la Clínica Mayo el cansancio laboral es un tipo especial de estrés relacionado con el trabajo, un estado de debilidad física o emocional que también implica una ausencia de sensación de logro y pérdida de la identidad personal. Al parecer, hoy la gente está (muy) agotada.

Jim Clifton, presidente y director general de Gartner, lanza una pregunta como prefacio del reporte State of the Global Workplace 2021: “¿Qué pasa si la próxima crisis mundial es una pandemia de salud mental?” Él se responde de inmediato: “La crisis del agotamiento laboral ya está aquí» y emociones como preocupación, estrés, ira y tristeza han alcanzado niveles récord incluso analizando datos sin el efecto causado por el COVID-19.

De acuerdo con el informe, siete de cada diez empleados están luchando o sufriendo, en lugar de prosperar, en su vida en general; el 80 % está desconectado de su trabajo. ¿La predicción de Clifton? Es altamente probable que esto empeore.

¿Cómo saber si estamos sufriendo de burnout? El “agotamiento” no es un diagnóstico médico (Clínica Mayo), pero hacer un breve inventario de nuestras emociones, acciones y pensamientos nos puede ayudar a conocer si estamos experimentando síntomas de cansancio extremo:

  • ¿Cuántas veces a la semana te preguntas “por qué estoy haciendo esto”?, ¿el domingo en la tarde te sientes apesadumbrado por retomar tu rutina laboral al día siguiente? Cada vez escucho a más personas quejándose de jefes y compañeros de trabajo actuando con cinismo y bajos niveles de tolerancia.
  • ¿Te cuesta trabajo concentrarte o has suspendido tus rutinas personales? Debido al cansancio es común dejar de hacer ejercicio, alimentarse de forma saludable y padecer insomnio.
  • ¿Te has vuelto cliente asiduo de la sección de vinos del supermercado? Un estudio de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias de los EE.UU. (CNN, octubre 2021) arrojó que las ventas de alcohol han aumentado drásticamente desde marzo de 2020. Las personas están ingiriendo bebidas embriagantes para sentirse mejor, conciliar el sueño o tan solo dejar de sentir.

El burnout o agotamiento laboral es uno de los principales factores que están causando el fenómeno de la Gran Renuncia a la par que empuja a la baja la satisfacción de los colaboradores, afecta los empleos, a la economía de las empresas y a la innovación; pero sobre todo nos está afectando a cada uno de nosotros.

Siempre habrá flujos y reflujos de trabajo, energía y emociones como el estrés, la ira y la tristeza que nos arrastren al agotamiento.

La realidad que estamos viviendo hoy en día, (crisis económica, de salud y expectativas laborales poco claras) acrecienta esta sensación de querer parar el mundo y bajarnos de esta vorágine.

¿Y sabes qué? ¡Eso es precisamente lo que debemos hacer! Pequeñas pausas y rutinas nos pueden ayudar a romper estos patrones. Dedicar tiempo al ejercicio, a nuestra alimentación, a cuidar de nuestro espíritu (meditar y aprender a respirar siempre es un buen inicio), y sobre todo convivir con las personas que queremos y nos importan es más importante que nunca.

+DESTACADO