Una odisea de Ajijic a Nueva York

Ahora debuta como escritor con la novela “Ajijic”, una obra que abreva de la literatura misma.

Por

El abogado Patricio Fernández Cortina ha trabajado con las palabras desde hace muchos años. Litigante de profesión, su pasión por las letras se desarrolló a la par que comenzó su aventura como socio en el tradicional café La Estación de Lulio, refugio literario en Guadalajara. Ahora debuta como escritor con la novela “Ajijic”, una obra que abreva de la literatura misma.

Fernández Cortina explica que el libro se centra en el pueblo mágico de la ribera de Chapala debido a que ahí se da un cruce de culturas. “Ahí viven un sinnúmero de extranjeros, mayoritariamente canadienses y norteamericanos, y quería describir ese mundo en que ellos viven juntos sin haber mestizaje, pero sí una mezcla en el pueblo. De ahí surgió la historia de un norteamericano de Nueva York que va a Ajijic hace más de 40 años a hacer un negocio, conoce a una mujer en el pueblo, tienen una relación, tienen un hijo y él los abandona.

Ese niño va creciendo y su padre se encarga que no le falte nada con la condición de que jamás lo busque. Bob, a través de la música y la literatura, va urdiendo un plan, su propia odisea, que consiste en ir a Nueva York en busca de su padre. La novela está escrita a partir de muchos libros y muchas canciones”.

El personaje central es Bob, un “alguien que sale de la norma con su piel morena y los ojos de perro azul”, pero la novela se nutre de muchas referencias musicales como Patti Smith, Bob Dylan, The Pogues, U2, José Alfredo Jiménez, el Jefe Bruce Springsteen, además de las propias lecturas de Patricio.

“Desde hace muchísimos años he estado inmerso en el mundo de la literatura, concretamente en poesía y narrativa, y es a partir de los viajes que fui ideando la posibilidad de escribir algo que partiera en Ajijic. La necesidad de escribir la novela fue con un bagaje literario amplío, y quien lea la novela se dará cuenta que la escribí basándome en historias obtenidas de muchos libros”.

Escrita durante la pandemia, “Ajijic” ya comenzó su propia travesía para llegar a sus lectores. Sin embargo, y debido a la pandemia, el escritor menciona que es un viaje en el que ha estado inmerso sólo él, ya que no cuenta con alguien detrás que se encargue de la distribución. La obra se puede conseguir de manera digital en Amazon.

“La batalla la estamos dando el libro y yo solos. Fue escrito durante la pandemia y no hubo alguna editorial que quisiera entrarle; soy un escritor nuevo, es mi primera novela. He ido de librería en librería tocando puertas. Estuve en Nueva York porque la novela ya está traducida; fuimos, mi mujer y yo, a la librería Strand, que está en Broadway y la calle 12, que aparece en ‘Ajijic’. Ahí vamos, en nuestra propia odisea en la vida real como autor, igual que los personajes lo hicieron en la novela”.

Y ahonda en que la recepción lectora ha sido muy satisfactoria hasta el momento. “Quien la ha leído me ha dado comentarios alentadores y eso me llena de emoción, que les guste la novela. Hago una sugerencia al inicio donde invito a lector que vaya adentrándose a los libros, poemas y canciones que van apareciendo conforme va avanzado la trama. Es un libro dentro de mil libros. Creo que ha sido bien recibida”.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO