¿QUÉ ES LO QUE TE IMPIDE HOY SER FELIZ?

Por

Por lo general, lo que nos impide ser feliz no es la situación que vivimos, sino las decisiones que tomamos al respecto, las frases que nos decimos todos los días y en las que verdaderamente confiamos.
     Pensemos: ¿En qué es en lo que confiamos al levantarnos? ¿nuestros miedos  realmente nos protegen de lo que pueda pasar? o ¿confiamos en nosotros, creemos en nosotros y hacemos la diferencia día a día?
   Muchas veces empezamos la semana con extrema rapidez, atendiendo todos los problemas que tenemos que resolver, las deudas que hay que pagar, lo molesto que estamos con aquella persona, lo difícil que es la situación que estamos viviendo, etc.; pues parece que al enfocarnos en todo eso, nos anestesiamos de lo que verdaderamente nos sucede, pero no nos damos cuenta que estamos perdiendo la oportunidad de encontrar el regalo que hay ahí para nosotros.
   Pocas veces nos detenemos a decidir de qué manera queremos pasar el día y mucho menos cómo queremos vivir nuestra semana. Nuestra confianza por lo general está en el resolver, más que en el decidir qué tan dispuestos estamos a atrevernos a vivir el día de hoy.
   La actitud hacia lo que nos sucede y lo que pensamos de ello son el 90% y hace la diferencia en la vida, mientras que el 10% es la situación como tal. Si visualizamos nuestra forma de actuar ¿estamos logrando lo que deseamos para nuestra vida?
   Le tenemos mucho miedo a la incertidumbre y esa sensación es parte de la vida diaria; en la medida que dejemos que esta emoción aparezca cuando debe, teniendo fe, podremos conocer lo que viene para nosotros y no lo que  creemos; es como cuando subimos un escalón, tenemos que quitar un pie de la parte plana, para poder subir al otro.
   Por lo general, confiamos en nuestra desconfianza y desconfiamos de nuestra confianza; reflexionemos ¿qué pasaría si esta situación que tanto nos aflige es por un propósito mayor?, ¿nos atreveríamos a vivirla con mayor compromiso e intención?, ¿qué tan dispuestos estamos a hacer la diferencia en nuestras vidas? Lo que nos sucede tiene un propósito de amor, de llevarnos a un crecimiento. ¡Dejemos de quejarnos, pongámonos en acción!
   Lo que nos sucede hoy simplemente es una invitación a confiar en nosotros, aprendiendo a transformar las frases que nos decimos a diario, creando mayor conciencia y con el ejemplo ayudando a los demás.
   Crea nuevos mantras para que te despiertes y digas: “¡Yo confió en mí, yo creo en mí y construyo en mí el SER FELIZ!”

+DESTACADO