RODRIGO SANTOS E IGNACIO LLANTADA

Por

Rodrigo e Ignacio o “Nacho” son dos amigos que han llevado más allá la amistad que tienen desde pequeños. Ellos emprendieron juntos un negocio que hoy en día se ha cristalizado y posicionado en el mercado.
   Todo inició en el 2011 cuando Rodrigo, mientras estudiaba en Melbourne, Australia probó el producto “Hairline Solutions”, el cual después de ver en repetidas ocasiones anunciado en la televisión, decidió probarlo. Su necesidad era sencilla, estaba perdiendo su cabello y quería algo rápido y eficiente para regenerarlo. “Reaccionó de una  manera tan positiva que tenía que llevarlo a México”.
    Su decisión no fue sencilla, sin embargo tomó el riesgo y se metió de lleno en él. El siguiente paso fue contactar al CEO de la empresa australiana para que se pudiera traer el producto a México. Los obstáculos siguieron apareciendo, Australia es un país en donde todo tiene un procedimiento. Para poderle “soltar” el tratamiento era necesario que realizara en tres meses una tesis de todo lo relacionado con la calvicie; presentando su examen antes tres miembros y expertos del tema.
   Una vez en México, Rodrigo contactó a Nacho y le planteó la idea del negocio. Una vez estructurado, ambos se enfocaron en dar a conocer “Hairline Solutions”, despertando curiosidad en la gente por los resultados que ellos obtuvieron.
    Comentan que hoy en día han tenido muy buenos números, por lo que recientemente abrieron un punto de venta en el que cualquier persona interesada puede acudir para comprar el tratamiento.
Buscan tener una distribución a nivel nacional a finales del 2013 y brincar a países de América Latina a principios del 2014. “Tenemos mucha fe en el proyecto”.
    Sin duda su visión de siempre estar actualizados y personalizar cada uno de los tratamientos de sus clientes han sido claves para lograr el alcance que han tenido. “Mantenemos el servicio personalizado de coaching para que el problema de calvicie sea de dos”.

 

+DESTACADO